Dios es bueno, El desea que usted disfrute de lo mejor que El tiene. Pero el debe esperar que usted desee lo que Él desea, para dárselo.

Apóstol Enrique Torra – Principios para una vida triunfante – Junio 02 /2019

Jesucristo le dijo a una mujer que deseaba intensamente que sanara a su hija y no se daba por vencida: “hágase conforme a lo que deseas” Mateo 15:28.

El Salmo 37:4,9,34. “Deléitate así mismo en Jehová, y Él te concederá las peticiones de tu corazón… Porque los malignos serán destruidos, pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra… Espera en Jehová, y guarda su camino, y Él te exaltará para heredar la tierra; cuando sean destruidos los pecadores”. Cuando te deleitas en Dios, Él te dará los deseos de tu corazón. Heredarás la tierra. Dios te exaltará para heredar la tierra.

Las religiones espiritualizan las bendiciones de Dios; ellas le prometen que cuando llegue al cielo, será rico. El deseo de Dios es que usted herede la tierra, ahora y en el presente. El la creó para que usted la disfrute y la utilice aquí, en esta vida.

La Biblia dice: Guardad, pues, todos los mandamientos que yo os prescribo hoy, para que seáis fortalecidos, y entréis y poseáis la tierra a la cual pasáis para tomarla; y para que os sean prolongados los días sobre la tierra, de la cual juró Jehová a vuestros padres, que había de darla a ellos y a su descendencia, tierra que fluye leche y miel… la tierra a la cual pasáis para tomarla es tierra de montes y de vegas, que bebe las aguas de la lluvia del cielo; tierra de la cual Jehová tu Dios cuida; siempre están sobre ella los ojos de Jehová tu Dios, desde el principio del año hasta el fin… Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro territorio, desde el desierto hasta el Líbano, desde el río Eufrates hasta el mar occidental será vuestro territorio”. Deuteronomio 11:8,9,11,12 y 24

Cuando tenga la perspectiva que Dios tiene y vea cómo es que El sueña y planee una vida en abundancia para usted, dejará de estar abatido: Se levantará y actuará para obtener la buena vida.

“Ustedes comerán en abundancia, hasta saciarse, y alabarán el nombre del Señor su Dios, que hará maravillas por ustedes. Nunca más será avergonzado mi pueblo”. Joel 2:26, porque Dios derramará sus sobreabundantes bendiciones sobre su vida y familia. Amen. Malaquías 3:10-11

Comparte en redes sociales