Print

LA SEMILLA 27 DE ENERO DE 2019

APUNTE PASTORAL

La Biblia nos menciona la historia de Zaqueo en Lucas 19:1-10. Este era un hombre cobrador de impuestos, un hombre ambicioso y rico que un día corrió para ver a Jesús. La Biblia dice que el Señor lo miró, le habló, entró en su casa y se quedó un tiempo con él sin que ocurriera algo sobrenatural. Pero en el versículo 9, el Señor se detuvo de repente y le dijo a Zaqueo: “Hoy ha venido la salvación a esta casa”.

¿Cuál fue la razón por la que dijo Jesús estas palabras? ¿Cómo supo Jesús que Zaqueo había sido salvo? La respuesta está en el versículo 8. Zaqueo se arrepintió tan sinceramente que le dijo a Jesús que había decidido donar la mitad de sus bienes entre los pobres, y devolver con intereses todo lo que había robado.

¿Puede ver ahora cómo el dinero prueba lo que hay en nuestros corazones? Según Mateo 19:13-24, ¿Cómo supo Jesús que el joven rico no era apto para el reino de Dios? Por su actitud ante las riquezas. ¿Cómo supo Jesús que Zaqueo en verdad había experimentado la salvación? También por su actitud ante las riquezas.

El joven rico decidió conservar todo su dinero, y hoy es un pobre miserable que se lamenta de su mala decisión. Zaqueo, por su parte, decidió sembrar con abundancia; y hoy es inmensamente rico y feliz.

Estoy seguro de que Zaqueo tiene casi dos mil años de felicitarse, mientras que el joven rico, que ya no debe ser tan joven y de seguro no es rico, tiene el mismo tiempo de lamentarse por su mala decisión.

Yo sé que la salvación es por gracia, no tengo la más mínima duda acerca de esta verdad. La Biblia dice en Efesios 2:8 que la salvación es por gracia, y que esa gracia opera por la fe. Ahora estamos hablando de la fe que nosotros activamos hacia el Señor Jesucristo.

La fe no es una palabra hueca. La fe sin obras está muerta, y no olvide que su fe y su vida financiera están indisolublemente mezcladas.

La Biblia dice en Santiago 2:15-16 que el dinero prueba también la sinceridad de nuestro amor. “Si un hermano o una hermana están desnudos y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros le dice: id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?”

Muchos dicen: oh sí, yo amo muchísimo a mi madre o yo amo a todos los hermanos y estoy enamorado de la congregación. Puede que en verdad sea así, o puede que no sea verdadero amor lo que usted dice sentir. Tal vez son sólo palabras rutinarias y vacías. ¿Cómo saber si ese amor es real? Pues bien, el dinero lo prueba.

¿Vive su progenitora en escasez? ¿Conoce usted a un hermano en la fe que esté pasando un tiempo de necesidad? ¿Hay alguna cosa que se necesite en la congregación?

Basta de estar hablando palabras sin fundamento y siembre para suplir esas necesidades.

La Biblia insiste muchas veces en el tema del dinero porque éste sirve para probar nuestra fe, nuestra obediencia, nuestro amor, y el grado de revelación que hemos alcanzado.

La Biblia dice: “El que siembra escasamente, también segará escasamente; el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno de cómo propuso en su corazón; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; como está escrito: Repartió, dio a los pobres; su justicia permanece para siempre. Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios”. 2 Corintios 9:6-11.

ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

En el mundo la mujer está expuesta a ataques físicos, y por consiguiente necesita la protección de su esposo. Este es un hecho básico y fundamental de la existencia y se evidencia en toda edad y cultura.

Sin embargo, la vulnerabilidad de la mujer no está limitada al nivel físico. Incluye también vulnerabilidad en el nivel emocional, psicológico y espiritual. También en tales casos necesita ella la protección y autoridad de un esposo.

Un vecino airado golpea con fuerza la puerta principal. Cuando la esposa sale a ver lo que sucede, el vecino suelta un torrente de quejas porque el cerco entre los patios de las dos casas ha sido seriamente dañado, y esto es con seguridad obra de sus hijos, y por consiguiente las reparaciones tienen que correr por su cuenta.

Le voy a informar a mi marido, es la respuesta de la esposa. Esta no es una manera de evadir la cuestión, sino que es la respuesta natural y adecuada de una esposa que vive bajo la protección y autoridad de su marido. Se acepta que ella esté libre de la carga emocional que se deriva del tener que representar la familia ante la comunidad.

Menos reconocida, pero todavía más importante, es la necesidad que tiene una esposa de ser protegida de los ataques emocionales de sus propios hijos. Una madre no debiera tener que rogar, ni mucho menos batallar, para conseguir el respeto de sus hijos.

Esto le roba el equilibrio que la capacita para mantener un espíritu de calma y dignidad ante sus tareas en el hogar. Es la responsabilidad del esposo proteger a su esposa de cualquier abuso que los hijos pudieran urdir contra ella. Si el padre alcanza a percibir la más leve falta de respeto hacia la madre, o la más pequeña falta de obediencia a la palabra de ella, debe poner atajo a la situación de una vez y con firmeza. Los hijos deben tener siempre presente que detrás de la madre está la autoridad del padre.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Siete principios para obtener lo mejor de la vida

Si usted es básicamente bueno (como los humanistas y los psicólogos dicen) o malo (como los sacerdotes, los rabinos y los predicadores dicen) no es lo que realmente importa. Sin Dios usted no es normal; no esta viviendo a toda la capacidad que tiene.

Así que de la bienvenida a la voz amigable que no le ataca ni le condena, sino que honestamente le da esperanzas al recordarle que hay un Dios poderoso y amoroso que le cuida.

Reciba el mensaje amigable del Evangelio, el cual le dice que Dios lo creó para ser exactamente igual a Él; que el propósito de su vida es ser Dios en acción; que Él lo valoró tanto que pagó un precio infinito para redimirlo de la inferioridad, del deterioro, y del pecado. La Biblia dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” Juan 3:16. Una vez comprenda eso y lo acepte, Dios puede compartir Su vida con la gente en y a través de usted.

Puede que se sienta abrumado por esta información; puede que haya pensado que no vale nada en la vida, pero la voz amigable de Dios le alienta a mirar más allá de su humanidad para ver el plan del amor de Dios. Usted verá que todo este tiempo que estuvo viviendo en la vergüenza, Dios lo siguió amando; Él lo creó de modo que pudiera vivir en usted.

Quizás nunca escuchó a alguien que le dijera que usted es igual a Dios. Su conciencia lo condena; los sermoneadores lo amenazan y lo intimidan; sus propios hábitos y estilo de vida lo debilitan. Puede que viva en la soledad, el temor y la culpa. Pero recuerde, Dios lo ama y esta pensando en usted.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: EL SEÑOR BENDICE LA OBRA DE NUESTRAS MANOS.

Texto Principal: Deuteronomio 29:9; Josué 1:7, 8; Génesis 39:23; 41:35-49.

Introducción: “La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella” Proverbios 10:22. Dios es la fuente de toda bendición, al conceder favores, es Dios solamente que puede bendecir. Dios profirió su bendición sobre nosotros sus hijos. Etimológicamente la palabra proferir, del latín ‘proferre’ se traduce como declarar o manifestar. Este término se encuentra compuesto por dos partes: El prefijo “pro-” que significa “hacia delante”, y el verbo “ferre” que es sinónimo de “producir”. Proferir se emplea como sinónimo de expresar, pronunciar, emitir, gritar.

I. LA BENDICIÓN.

La bendición de Dios es la fuerza que nos empuja hacia adelante para la obtención de todo el bienestar que necesitamos para vivir como Dios manda. La Biblia dice que “Dios utilizó su poder para darnos todo lo que necesitamos, y para que vivamos como él quiere. Dios nos dio todo eso cuando nos hizo conocer a Jesucristo. Por medio de Él, nos eligió para que seamos parte de su reino maravilloso”. 2 Pedro 1:3 (Traducción del Lenguaje Actual).

1. La palabra hebrea para bendición es ‘Barak’ que significa abundancia, bienaventurado y dichoso. En al Antiguo Testamento la palabra ‘Barak’ se usa en relación al género humano.

2. La primera declaración de Dios sobre el hombre que había creado fue la bendición. “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; …” Génesis 1:28.

3. La bendición del Señor es su habilidad que nos hace capaces para ser fructíferos y multiplicarnos.

4. La bendición es lo contrario a la maldición.

5. La bendición es como la lluvia o el rocío Ezequiel 34:26; Salmo 133:3.

6. Dios es la fuente de la bendición, de todo don perfecto, todas las cosas buenas vienen de arriba. “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación”. Santiago 1:17.

II. LA BENDICIÓN DE JEHOVÁ ES LA QUE ENRIQUECE.

“La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella” Proverbios 10:22. La verdadera prosperidad es una bendición de Dios que no va acompañada ni de ansiedad ni de problemas.

1. La bendición de Dios nos enriquece. La palabra enriquecer esta relacionada con la prosperidad.

2. La palabra “prosperar - Heb. tsaléakj” quiere decir: Empujar hacia delante, éxito, lograr, pasar, avanzar, engrandecer.

3. Dios quiere prosperarnos 3 Juan 2. Prosperidad es estar en paz, sabiendo que se tiene todo lo necesario para triunfar en la vida. Prosperaremos en todo porque somos bendecidos. Efesios 1:3.

III. JEHOVÁ VOLVERÁ A GOZARSE SOBRE TI PARA BIEN.

“Y te hará Jehová abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres”. Deuteronomio 30:9. Cuando los patriarcas fueron prosperados, Dios se gozó.

1. Abraham: “era riquísimo en ganado, plata y oro”. Génesis 13:1-2.

2. Isaac: “… y cosechó aquel año el ciento por uno; y lo bendijo Jehová. Se enriqueció y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Poseía hato de ovejas, hato de vacas y mucha servidumbre; y los filisteos le tuvieron envidia”. Génesis 26:12-14.

3. Jacob: “Y se enriqueció Jacob muchísimo, y tuvo muchas ovejas, siervas y siervos, camellos y asnos”. Génesis 30:43.

4. José hijo de Jacob: “Pero Jehová estaba con José, quien llegó a ser un hombre prospero, y vivía en la casa del egipcio, su amo… No necesitaba atender el jefe de la cárcel cosa alguna de las que estaban al cuidado de José, porque Jehová estaba con José, y lo que él hacía, Jehová lo prosperaba”. Génesis 39:2,23.

5. Cuando los hijos de Dios prosperan, el Señor se goza porque Él ama la paz –prosperidad- de sus siervos. Salmo 35:27.

IV. LA BENDICIÓN ESTA SOBRE LOS QUE OBEDECEN SU PALABRA Deuteronomio 11:27.

La obediencia es la fe en acción. Actuar sobre la Palabra de Dios es obediencia. Literalmente la palabra obediencia en el Antiguo Testamento quiere decir: ‘oír inteligentemente, con docilidad, prestar atención fielmente’. En el Nuevo Testamento la obediencia es ‘escuchar con atención, acatar sumisamente, oír bajo (como subordinado).

1. Reciba el mensaje con atención y póngalo por obra. Guarde el mandamiento, la Palabra de Dios.

2. Esto es lo que Dios dice: “Ahora, pues, oh Israel, oye los estatutos y decretos que yo os enseño, para que los ejecutéis, y viváis, y entréis y poseáis la tierra que Jehová el Dios de vuestros padres os da”. Deuteronomio 4:1. El éxito viene como resultado de obedecer a la Palabra de Dios.

Conclusión: Dios nos dio el poder para hacer las riquezas, “Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su Pacto que juró a tus padres, como en este día”. Deuteronomio 8:18. Piense en grande. Piense en abundancia. Hable en grande. Oír y creer la Palabra de Dios con atención y ponerla por obra es el fundamento para ser prosperados.

LA MÁXIMA

“Seguir el curso de menos resistencia es lo que hace que los hombres y los ríos se tuerzan” LARRY BIELAT

LA CONFESIÓN DIARIA

Para todo tengo recursos, en Cristo que vive en mí. Cosas tremendas hará Dios conmigo. ESTE ES UN BUEN DÍA, SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 27 de Enero de 2019

Descargue el audio de la Predicación dominical del 27 de Enero de 2019

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Romanos 1

Martes

Romanos 2

Miércoles

Romanos 3

Jueves

Romanos 4

Viernes

Romanos 5

Sábado

Romanos 6

Domingo

Romanos 7

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 9:00 AM Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Oremos por el ministerio radial de PAI. Todos los días por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM. A las 5:00 de la mañana. Los domingos la transmisión de la Escuela Dominical a partir de las 10:00 a.m. por AMBIENTE ESTÉREO 88.4 y por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM.

Sintonice todos los días a partir de las 9:00 de la noche AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE por Ambiente estéreo 88.4 FM y Emisora Nuevo Continente 1460 AM. Gracias por su ofrenda para este ministerio; usted y yo conformamos este equipo para bendecir a miles de oyentes.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.