Print

LA SEMILLA 18 DE NOVIEMBRE DE 2018

APUNTE PASTORAL

Todo lo que hemos aprendido de la Biblia tocante a los principios de la prosperidad financiera van a revolucionar nuestras vidas y las de nuestros familiares.

¡Usted puede hacerlo! En el momento que usted empiece a obedecer y a moverse en la fe de Dios y a sembrar con generosidad en la obra de Dios empezarán a fluir los milagros financieros, se manifestarán en su vida y familia.

En Mateo 11:12 el Señor Jesús enseñó que “el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan”. Los violentos a los que el Señor se refirió aquí no son los que gritan a su esposa, o los que pelean con su vecino. Son aquellos hombres y mujeres que tienen el carácter para decir: “Basta ya, satanás, me niego a seguir viviendo en esta miseria”, son aquellos que se abalanzan y estiran sus manos diciéndole al Señor: “Gracias Padre, esa promesa es mía y no permitiré que nadie me la quite”.

Se necesita violencia para arrancar las viejas formas de pensar basadas en la avaricia, el temor y la sabiduría del mundo.

Se necesita violencia para creer que antes que naciéramos ya Dios tenía el propósito de prosperarnos y bendecirnos en abundancia.

Hay que tomar decisiones violentas para despojarnos de una parte de lo que tenemos e invertirlo con fe y gozo en la extensión del Reino de Dios, la predicación del Evangelio.

Es muy cierto que una persona pobre pueda orar, cantar y testificar de Cristo a sus vecinos; y sin dinero no creo que pueda ir mucho más lejos que su vecindario. Pero también es cierto que muy poca gente está interesada en escuchar a alguien que no tiene lo suficiente para pagar el arrendamiento y que anda mal vestido, testificando de cómo el Señor lo ha bendecido.

Es triste y puede ser que a usted no le guste; pero así es como funciona el asunto. La gente está interesada en escuchar el testimonio de personas prósperas y bendecidas, de aquellos que encontraron la llave del arca del tesoro de Dios.

Los no creyentes esperan verlo prosperar a usted. Desean saber qué clase de Dios es ese que lo mantiene a usted próspero y en abundancia en medio de la crisis mundial. La Biblia dice en Eclesiastés 9:16 “La ciencia del pobre es menospreciada y no son escuchadas sus palabras”.

Dios quiere prosperarnos para que nadie menosprecie la sabiduría que Él nos ha dado, para que muchos escuchen nuestras palabras y vengan al conocimiento de la salvación.

Una de las principales razones por las que Dios quiere bendecirnos es para que la gente nos escuche con atención cuando hablemos de Cristo. Es triste ver como algunos cristianos se convierten en esclavos del dinero y las posesiones.

El propósito divino no es darle riquezas para que usted sea un esclavo de ellas, sino para que ellas le sirvan a usted y a la causa del Evangelio. La Biblia dice que “Dios ama la prosperidad de sus hijos” Salmo 35:27, en el Salmo 68:19 dice: “¡Bendito sea el Señor! ¡Cada día nos colma de beneficios el Dios de nuestra salvación!”. “Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien”. Salmo 34:10 También el profeta Jeremías en su libro escribió por mandato de Dios: “Os introduje en tierra de abundancia, para que comieras su fruto y sus bienes; pero entrasteis y contaminasteis mi tierra, e hiciste abominable mi heredad” Jeremías 2:7. ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

La Biblia no se entrega a filosofar de tal modo sobre el sexo.

La relación matrimonial total es considerada simbólica de la relación entre Cristo y la Iglesia Efesios 5:32. Pero cuando se enfoca la relación sexual dentro del marco de la normalidad, se le trata en una forma muy práctica, por lo que ella es: Un acto físico, con un fuerte ímpetu emocional.

Sería difícil poder encontrar una manera más mundana de tratar el asunto del sexo que el capítulo 7 de 1 de Corintios: “El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y así mismo la mujer con el marido… No os neguéis el uno al otro… para que no os tiente satanás a causa de vuestra incontinencia”.

¡Y este es el único capítulo del Nuevo Testamento que ofrece consejo específico sobre las relaciones sexuales en el matrimonio! El sexo es solo uno de los aspectos del matrimonio. Del mismo modo que cualquier otra cosa en el matrimonio, debe hacerse tan bien como sea posible, pero no se le debe permitir que influya en todos los demás aspectos del matrimonio.

A modo de ilustración, cuando la familia se sienta a cenar, el esposo desea que la esposa se muestre como buena cocinera. Ese es el servicio apropiado para aquella situación particular.

Cuando los hijos se portan mal, la esposa espera que su esposo sepa aplicar disciplina con efectividad. Si él no sabe cumplir con ésta parte, no tiene mucho sentido que ella reclame de la siguiente manera: Si, a ti te gusta bastante la comida que yo preparo, pero no te tomas la molestia de disciplinar a los niños. El apetito de él por la comida que prepara su esposa es perfectamente bueno y genuino. No es allí donde está el problema, o la solución, en cuanto a la disciplina de sus hijos.

Sin embargo, se piensa que a la relación sexual se le puede echar responsabilidades tan ridículas. “Por lo único que te preocupas es por el sexo. ¿Por qué no apagas ese televisor de una vez y conversamos?” Conviene repetir que el hecho de que uno encuentre placer en la relación sexual está perfectamente en orden. El problema de no tomarse tiempo para conversar es otro problema, y se debe tratar con el dentro de su propia esfera.

La relación sexual entre la pareja de esposos es agradable delante de Dios. Recuerde que Dios nos hizo seres con la capacidad de reproducirnos, y la única manera de fructificar y tener hijos e hijas es a través de la relación sexual.

“Todos deben considerar el matrimonio como algo muy valioso. El esposo y la esposa deben ser fieles el uno al otro, porque Dios castigará a los que tengan relaciones sexuales prohibidas y sean infieles en el matrimonio”. Hebreos 13:4.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Usted es lo mejor de Dios. Cuando Dios creó al ser humano dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, y conforme a nuestra semejanza; y tenga potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y las bestias, ¡sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra”. Génesis 1:26.

¡Dios nos hizo a Su imagen y conforme a Su semejanza! Esto es maravilloso, no somos cualquier criatura del universo, somos lo mejor de Dios.

Aprenda este principio poderosísimo, créalo y piense constantemente en él hasta llegar a tener una nueva visión de lo que usted es ahora en Cristo. Este es un principio muy fácil de aprender y es, a la vez, tan poderoso que comenzará a obrar el milagro que necesite en su vida mientras esté enfocado en él.

Mirará a lo que antes era una imposibilidad y dirá: “Ahora sé qué hacer, qué decir y cómo actuar en cualquier ocasión para triunfar” El destino está ahora actuando en usted. Usted es la persona que Dios escogió para mostrarle Su voluntad y decirle: “Yo te amo. Lo mejor de mi creación fue hacerte a ti. Yo pagué un precio por ti y tú vales todo lo que yo pagué. He destinado para ti lo mejor que tengo.”

Sea como Tomás Edison. Alguien le preguntó cómo había hecho para dar tantas invenciones al mundo y él contestó: “porque jamás pienso en palabras, sino que mis pensamientos forman imágenes”. Deje que su mente se remonte por las alturas. Dios no hizo nada inferior. El lo hace todo de primera clase. El lo creó en forma exclusiva. Usted es excepcional, único en su clase. Antes que naciera, ya usted existía en la mente de Dios. Él sabía que el mundo le iba a necesitar en estos momentos. El lo planeó con un propósito especial que nadie más podrá cumplir, porque usted está aquí para hacer lo que nadie más en la tierra puede hacer.

Usted es un ser creado a imagen de Dios, para ser igual que Él, para manifestarlo a Él en forma humana; usted fue hecho para la vida, el amor, el poder, la prosperidad, el éxito y la dignidad.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: CRISTO, EL REY VICTORIOSO; POR ÉL, SOMOS MÁS QUE VENCEDORES.

Texto Principal: Romanos 8:37; Mateo 16:18-19.

Introducción: En la antigüedad, cuando un rey conquistaba a una nación, él tomaba al rey conquistado y lo encadenaba junto con su ejército. Luego el capitán del ejército del rey vencedor, tomaba al rey conquistado y a sus ejércitos sin armadura, desnudos, sin espada, sin escudo y encadenados para que desfilaran ante el rey victorioso. Cuando llegaban a su ciudad, exhibía las evidencias de la conquista. Lo mismo hizo el Señor Jesucristo cuando descendió al infierno, luego de haber padecido por nosotros hasta satisfacer las demandas de la justicia de Dios, enfrentó a satanás y lo derrotó, le quitó toda su armadura y lo puso a desfilar ante el mundo espiritual delante de los ángeles y delante de Dios el Padre.

I. LO QUE ADÁN PERDIÓ, LO RECUPERÓ EL SEÑOR JESUCRISTO.

Satanás tenía las llaves de los reinos del mundo, él le dijo a Jesús: “Todo esto te daré si postrado me adoras” Mateo 4:9 ¿Quién le entregó a satanás la autoridad?

1. Adán lo hizo, él se vendió al diablo y le entregó la autoridad sobre el universo.

2. Adán ya no era el dios de este mundo, porque satanás usurpó esa posición de autoridad y gobierno 2 Corintios 4:4.

3. Jesús venció al diablo y a todas las potestades Efesios 1:21-23.

4. JESUCRISTO ES EL SEÑOR de todo. El es Señor sobre el pecado, sobre la enfermedad, sobre la muerte, sobre la pobreza, sobre satanás, los demonios y sobre todas las fuerzas de la naturaleza. Él mantiene la más alta posición en el universo. El es Señor porque venció. Apocalipsis 1:13-16.

5. Jesús recuperó la autoridad y se la entregó a la iglesia Mateo 16:19 ¡Tenemos las llaves!

II. POR LA SANGRE DE CRISTO FUIMOS REDIMIDOS Gálatas 3:13.

Dios siempre ha estado de nuestro lado. Dios está por nosotros. Y ahora esta en nosotros. 1 de Juan 4:4.

1. Después que Jesús ascendió al cielo y roció Su sangre, nos concedió el derecho de que nuestros cuerpos se convirtieran en templos del Espíritu Santo. Juan 14:16.

2. Cristo nos redimió del reino de las tinieblas Colosenses 1:13,14.

III. EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO Hechos 1:8.

Jesús conocía el Poder del Espíritu Santo porque fue ungido por el Padre Hechos 10:38, y Él quiere que nosotros tengamos la experiencia de imponer las manos sobre los enfermos y los sanemos; además decirle al diablo vete, y en el poder del Espíritu Santo, verlo huir. Marcos 16:17.

1. Los primeros cristianos caminaron en el Poder del Espíritu Santo. Hechos 4:29-31,33; 5:12-16.

2. Ellos usaron el Poder y hablaron con autoridad. Ordenaban a los demonios que salieran de la gente con el poder del Espíritu Santo y los demonios salían al instante. Hechos 16:18; 1 Cor. 3:16; 6:19.

IV. USTED PUEDE DEMOSTRAR LA DERROTA DE SATANÁS.

Jesús dijo que a través del Espíritu Santo, nosotros le demostraremos al mundo que satanás es un enemigo derrotado. Juan 16:8,11.

1. No nos toca a nosotros derrotar a satanás, Jesús ya lo derrotó.

2. Nosotros tenemos que demostrar que la obra ya ha sido hecha y que todo creyente puede vivir una vida victoriosa.

3. Cristo nos entregó la autoridad en Su nombre, Él dijo: “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán”. Marcos 16:17-18.

4. Usted es un hijo de Dios y ahora cuenta con el poder y la autoridad para demostrar que el diablo ya fue derrotado.

5. Usted puede hacerlo como cualquier apóstol, profeta, evangelista o pastor en el mundo. Cuando nos enfrentemos a las obras de Satanás debemos demostrar el poder de Dios.

6. La victoria de Cristo, es nuestra victoria.

CONCLUSIÓN: No importan las circunstancias por las que usted esté atravesando, “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”. Romanos 8:37.

Recuerde, la victoria de Cristo es nuestra victoria. El diablo fue vencido de una vez y para siempre, ahora podemos caminar permanentemente en la victoria de Cristo.

LA MÁXIMA

“El trabajo es una distracción, no un castigo. Es bueno mantenerse ocupado en algo útil. Lo más triste es no hacer nada”. DAN O’ NAYREM

LA CONFESIÓN DIARIA

Soy mas que vencedor. La victoria de Cristo es mi victoria. Las enfermedades, la pobreza y la muerte, no tienen poder sobre mi. Cosas tremendas hará Dios conmigo. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 18 de Noviembre de 2018

Descargue el audio de la Predicación dominical del 18 de Noviembre de 2018

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Lucas 1

Martes

Lucas 2

Miércoles

Lucas 3

Jueves

Lucas 4

Viernes

Lucas 5

Sábado

Lucas 6

Domingo

Lucas 7

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 9:00 AM Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Oremos por el ministerio radial de PAI. Todos los días por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM. A las 5:00 de la mañana. Los domingos la transmisión de la Escuela Dominical a partir de las 10:00 a.m. por AMBIENTE ESTÉREO 88.4 y por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM.

Sintonice todos los días a partir de las 9:00 de la noche AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE por Ambiente estéreo 88.4 FM y Emisora Nuevo Continente 1460 AM. Gracias por su ofrenda para este ministerio; usted y yo conformamos este equipo para bendecir a miles de oyentes.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.