Print

LA SEMILLA 5 DE AGOSTO DE 2018

APUNTE PASTORAL

“En el barbecho de los pobres hay mucho pan; mas se pierde por falta de juicio” Proverbios 13:23.

La Biblia son los pensamientos de Dios acerca de nosotros. En ella encontramos todos los principios que necesitamos aplicar en cualquier área de nuestras vidas para poder alcanzar los resultados que nos proponemos con la ayuda de Dios. Respecto a la economía en las Sagradas Escrituras encontramos las llaves para el éxito financiero. En el capítulo 26 del Libro de Génesis encontramos 10 principios, léalos, medite en ellos y póngalos en practica y tendrá los resultados.

1. Isaac, el hombre de Dios, estaba en una situación crítica. Había hambre en toda la región que él habitaba.

2. La primera tentación cuando estamos en esas circunstancias es escapar a Egipto. En la Biblia Egipto es un símbolo de las cosas mundanas. La primera reacción es comportarnos como no creyentes, dejar de dar, economizar hasta el último centavo.

3. Dios le prohibió a Isaac descender a Egipto. Esto significa que usted no debe rebajarse a actuar como aquellos que no conocen la fidelidad de Dios.

4. Dios le dijo a Isaac que habitara en la “tierra que Él le daría”. La tierra que habitamos son las promesas de Dios. Allí estamos seguros y somos bendecidos. Allí es donde Dios puede confirmarnos su Pacto, como dice el versículo 3.

5. Según los versículos 4 y 5, la razón por la que Dios va a bendecir a la descendencia de Abraham es por oír la voz de Dios, guardar sus estatutos y sus leyes. Obedecer los principios bíblicos activa el poder de la bendición. No actuemos según la opinión del mundo y de los expertos.

6. Isaac decidió obedecer a Dios y se quedó en la tierra que Dios le dijo, versículo 6.

7. Isaac sembró donde Dios le había indicado que lo hiciera. Aún había sequía y hambruna, pero él invirtió la semilla y no pudo escapar de la ley espiritual de la cosecha. El versículo 12 dice que aquel año cosechó al ciento por uno. ¿Recuerda qué porcentaje le prometió Jesús a Pedro que le sería devuelto a los que invirtieran en el reino? “… y dio fruto cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno”. Mateo 13:8.

8. Dios bendijo la obediencia de Isaac. Como consecuencia de esa bendición, el versículo 13 dice que Isaac se enriqueció y fue prosperado, y que se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Como usted puede ver, en él se cumplió la palabra de Proverbios 10:22 “La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella”.

9. Según el versículo 14 los rebaños fueron multiplicados y sus plantaciones prosperadas en una época de hambre. Eso nos demuestra que Dios no depende de las circunstancias económicas de un país o una región para bendecir a sus hijos. Él depende únicamente de sus riquezas en gloria y de nuestra fe y obediencia a Su Palabra.

10. Los incrédulos tuvieron envidia de la prosperidad de Isaac, tuvieron temor de él, reconocieron que Dios estaba con su siervo, buscaron su protección y confesaron que Dios lo había bendecido. Versículos 14 al 29.

Que cuadro tan maravilloso. Eso es lo que todos los creyentes deseamos. Ser bendecidos y prosperados por Dios de tal manera que aún los no creyentes reconozcan que el Señor ha hecho un pacto con su pueblo, y así glorifiquen a Cristo.

Recuerde: La ley de la perseverancia nos enseña que el dar y sembrar deben ser actos continuos en nuestra vida como gente de fe. Que no pueden depender de las circunstancias y que, cuando aparezcan nubes negras en el horizonte de nuestras finanzas, no debemos detener nuestra mano, sino que hay que seguir sembrando. La historia de Isaac en Génesis 26 nos indica cómo renovar nuestra mente, cómo reaccionar con fe y obediencia ante situaciones de crisis. Actuando de esa manera activamos el poder de la bendición y la gente reconocerá que Dios está con nosotros, y Cristo será glorificado. ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

La soledad, aunque es un flagelo fuerte, se puede vencer. Sólo hay que saber lo que es, sus consecuencias, la causa y la manera de atacarla. Hay muchos hogares víctimas de esa enfermedad y lo triste es que se consumen en ella y no saben erradicarla del círculo familiar. El hombre moderno es quizá el ser más solitario de la historia. La gente se ha aislado tanto que muy pocos conocen sus vecinos. Del simple saludo no se pasa, aunque se haga de una manera cortés. Eso crea una sociedad dividida e interesada solo en sus propias conveniencias, con mucho daño a la personalidad de los individuos.

Cuando Dios creó al mundo, se nota que después de cada etapa expresó que lo que hizo era bueno. Solo cuando creó al hombre dice: “No es bueno que el hombre esté solo” Gén. 2:18. Esa fue la razón de la creación de una compañera para el hombre, ya que la soledad lo iba a perjudicar.

Si no es la voluntad de Dios que el ser humano esté solo, tampoco quiere que las personas sean víctimas de la soledad. Por lo tanto, hay que identificarla, combatirla y erradicarla de las familias. ¿Qué es la soledad? Es una serie de actitudes negativas que dañan la conducta de los pueblos, hogares y seres humanos.

La soledad es la incapacidad de actuar cuando las circunstancias nos empujan a encontrarnos. La soledad es el egoísmo que incita a negar nuestra presencia a quienes no creemos que son merecedores de ella. La soledad es aislar los recursos propios dejándolos que se consuman en la angustia de verlos desperdiciados.

La soledad llega a ser el miedo de enfrentar los retos que requieren ayuda o supervisión de alguien, como también es miedo a fracasar y a rebajar el amor propio. La soledad es no saber redimir el tiempo. La soledad es un estado de insociabilidad, en el cual poco importa la opinión ajena, y se cae en la introversión.

Si no nos cuidamos y caemos presa de este flagelo, las consecuencias no se dejarán esperar; tendremos una variación radical en la conducta y seremos sus víctimas. Sin deseos de resistir, caeremos presa de la desidia y nos dejaremos llevar por cualquier corriente que sople en dirección nuestra. En el nombre del Señor Jesucristo, podemos erradicar ese espíritu de soledad de nuestra vida familiar.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

El Señor Jesucristo declaró: “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” Juan 10:10. La vida abundante que el Señor nos ofrece es un estilo de vida donde la abundancia, la salud, el éxito y la realización la caracterizan.

Esta clase de vida que el Señor nos ofrece es para todo aquel que cree y aplica los principios de fe en su vida diaria. “Jesús dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible”. Marcos 9:23.

Crea y actúe basado en la Palabra de Dios, que es íntegra e inmutable. Cuando usted se levanta y actúa para obtener la vida abundante, recuerde que Cristo dijo: “He aquí yo estoy con usted todos los días” Mateo 28:20.

Establezca en su mente y en su espíritu los objetivos de sus deseos en una forma tan clara que los pueda ver. Escríbalos en tarjetas en forma clara y sencilla y ponga esas tarjetas en los espejos, en el auto, en la billetera, en el escritorio, en la mesa de trabajo, en la bolsa donde lleva la merienda o comida, en la cocina y donde quiera que pueda verlas y pensar y soñar con ellos.

Rechace cualquier influencia, consejos, sugerencias o ideas que contradigan lo que usted ha decidido obtener en la vida. En Mateo 14:28-33 la Biblia dice que Pedro vio al Señor caminando sobre las aguas y se sintió tan inspirado que quiso hacer lo mismo. ¡Y Pedro caminó sobre las aguas! Entonces el viento comenzó a soplar y Pedro dejó de mirar al modelo que tenía ante él para mirar las circunstancias y comenzó a hundirse. Pero cuando volvió a poner su mirada en su modelo y clamó pidiendo auxilio, Cristo lo levantó y lo puso de nuevo en lo alto. Eso mismo es lo que Cristo hará por usted a partir de hoy si puede creer a la Palabra de Dios.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: LO QUE SOMOS EN CRISTO.

Texto Principal: 1 de Corintios 1:27-31; 2 de Corintios 1:20-22; 2:14.

Introducción: El temor de contemplar lo que somos en Cristo, y el miedo de actuar como lo que somos, ha mantenido en la esclavitud a muchos creyentes y los ha despojado de las bendiciones de la obra consumada de Cristo. Hemos sido muy lentos para actuar de acuerdo con lo que somos en El. El Espíritu Santo por medio de la Palabra escrita de Dios, nos ha revelado nuestra nueva identidad en Cristo, a fin de que andemos en esa nueva dimensión de la vida.

I. SOMOS REDIMIDOS Efesios 1:7.

No es una redención teológica, no es una filosofía paulina. Es la descripción del Padre de lo que somos en Su Hijo. “En quien tenemos redención” Redimir “agorazo” quiere decir comprar afuera, especialmente de comprar a un esclavo con vistas a otorgarle la libertad. Este termino se utiliza metafóricamente de la liberación dada por Cristo a todos los cristianos. ¿Redimidos de qué?

1. Del dominio de satanás, de la esfera de la potestad de las tinieblas. Colosenses 1:13.

2. Liberados del dominio del pecado Romanos 6:14.

3. Liberados de la maldición de la ley. Gálatas 3:13.

a. La enfermedad Romanos 8:11; 1 de Pedro 2:24.

b. La muerte prematura Juan 10:10.

c. La pobreza 1 Crónicas 29:12; Deuteronomio 8:18; Gén. 13:1-2.

II. SOMOS LA NUEVA CREACIÓN 2 de Corintios 5:17; Juan 1:12-13.

No sólo tenemos una redención que es literal y absoluta, sino que somos además una Nueva Creación. Nosotros somos ahora lo que el Padre soñó. Satanás no tiene dominio sobre nosotros. Jesucristo es la cabeza y Señor de esta Nueva Creación.

1. La enseñanza religiosa. Por tanto tiempo y de una manera persistente hemos sido ensenados acerca de nuestras flaquezas y falta de habilidades y de nuestra indignidad; que difícilmente nos atrevemos a confesar lo que Dios dice de nosotros. Tenemos temor de que la gente nos malentienda y piense que nos volvimos fanáticos.

2. La enseñanza bíblica. El Padre dice: “Somos hechura suya” Efesios 2:10. Cuando Cristo se levantó de entre los muertos la obra de la Nueva Creación fue consumada.

a. Esta obra se convirtió en realidad dentro de nosotros cuando aceptamos al Señor Jesucristo como nuestro salvador y Señor. Romanos 10:10.

b. El Padre ha declarado en Su Palabra que nosotros estamos en Su Hijo. Esta es una verdad.

c. Aunque no nos hayamos desarrollado a la altura de esta verdad, o ni la hayamos percibido, pero allí esta, con los brazos abiertos invitándonos a disfrutar de toda la plenitud que nos pertenece.

III. AHORA, TODO NOS ES POSIBLE Marcos 9:23; Juan 14:12-13.

El Padre ha declarado en Su Palabra todo lo que nosotros podemos hacer en el Nombre de Jesús. Tal vez no lo haya apreciado, pero Él nos otorgó una carta de poder notarial para usar el Nombre de Su Hijo. Juan 16:24. El Nombre de Jesús lo usamos contra los demonios Filipenses 2:9-10. Este nombre es sobre todo nombre, para que al escuchar el nombre de Jesús toda rodilla se doble.

1. Jesús dijo después que se levantó de entre los muertos. “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” Mateo 28:18.

2. El Nombre de Jesús nos da acceso al Padre. Es la absoluta garantía de la oración contestada. La vida de oración se basa sobre el conocimiento absoluto del nombre de Jesús y no sobre emociones, sentimientos ni teorías de hombres. El conocimiento se basa en la Palabra viviente.

3. Lo que digamos en el nombre de Jesús será hecho. Marcos 11:23. Lo que Dios dice que somos, debemos declararlo delante de todo el mundo.

4. No declaremos lo que satanás esta haciendo en nuestros cuerpos y mentes; declaremos lo que Cristo hizo por nosotros en la Cruz del Calvario.

5. Cuando Jesús dijo “Al que cree todo le es posible”, Él quiso decir que todas las cosas son posibles para el creyente. Todo lo que el Creyente necesita hacer para llegar a hacer lo que Dios dice que puede hacer, es saber lo que es en Cristo, levantarse y tomar su lugar.

Conclusión. ¡Que autoridad el Señor nos ha dado! ¡Cuan invencibles somos! ¡Jesucristo nos dejó Su nombre! Es el nombre sobre todo nombre. ¿Por qué permanecemos hablando de debilidad, necesidad, y de nuestras incapacidades para emprender algo? “De Su plenitud hemos recibido todo” y la gracia y la habilidad de Dios están a nuestro alcance para que disfrutemos de todo lo que somos en El.

LA MÁXIMA

“Yo estoy contigo todos los días, hasta el fin del mundo” JESÚS DE NAZARET. Mat. 28:20.

LA CONFESIÓN DIARIA

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Con tremendas cosas me responderá Dios. ESTE ES UN BUEN DÍA, SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 5 de Agosto de 2018

Descargue el audio de la Predicación dominical del 5 de Agosto de 2018

LECTURAS DIARIAS

Lunes

2 Crónicas 31

Martes

2 Crónicas 32

Miércoles

2 Crónicas 33

Jueves

2 Crónicas 34

Viernes

2 Crónicas 35

Sábado

2 Crónicas 36

Domingo

Job 1

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 9:00 AM Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Oremos por el ministerio radial de PAI. Todos los días por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM. A las 5:00 de la mañana. Los domingos la transmisión de la Escuela Dominical a partir de las 10:00 a.m. por AMBIENTE ESTÉREO 88.4 y por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM.

Sintonice todos los días a partir de las 9:00 de la noche AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE por Ambiente estéreo 88.4 FM y Emisora Nuevo Continente 1460 AM. Gracias por su ofrenda para este ministerio; usted y yo conformamos este equipo para bendecir a miles de oyentes.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.