Print

LA SEMILLA 18 DE MARZO DE 2018

APUNTE PASTORAL

“También los de Gat huyeron y fueron a David, al lugar fuerte en el desierto, hombres de guerra muy valientes para pelear, diestros con escudo y pavés; sus rostros eran como rostros de leones, y eran ligeros como las gacelas sobre las montañas” 1 Crónicas 12:8.

Un anciano le preguntó a una niñita muy delgada que cargaba con esfuerzo a su hermano menor, porque se había caído: “¿No te pesa el niño?” A lo que ella le contestó: “No, él es mi hermanito”. La responsabilidad le dio fuerzas, le dio valor y le dio poder a esa niña.

El mundo entero busca héroes, pero, ¿Qué es un héroe? ¿De qué están hechos los héroes? Los verdaderos héroes son aquellos que aceptan las responsabilidades de la vida. Son personas que no buscan a otros a quien echarles la culpa. Un héroe ve una necesidad y busca la forma de suplirla. Ve un problema y lo enfrenta aceptando la responsabilidad.

Cuatro hombres llevaban a un paralítico para que Jesús lo sanara. Cuando llegaron cerca de la casa donde estaba el Señor notaron que había tanta gente que no les sería posible entrar. Ellos pudieron haberse rendido en ese momento; después de todo el problema era realmente del paralítico. Pero ellos se sintieron responsables de hacer algo por su amigo. Si ellos no actuaban, aquel hombre quedaría enfermo para siempre. ¿Sabe lo que hicieron? Subieron al techo de la casa, y sin preguntar a nadie, hicieron una abertura y pasaron al paralítico hasta donde estaba Jesús. La Biblia dice que: “Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te son perdonados”. Marcos 2:5.

Jesús vio la fe de estos hombres y sanó al paralítico. El sentido de responsabilidad manifestó la fe, y estos hombres alcanzaron lo que querían: la sanidad de su amigo. Así que no busque ninguna excusa para eludir su responsabilidad. No importa cuan grande parezcan los problemas, si admite y asume su responsabilidad, Dios le dará lo que necesita para vencer.

Lo mismo sucede con las riquezas. Mientras los débiles comienzan a justificar su situación, mientras encuentran excusas para rendirse y no luchan más, hay una cantidad de nuevos recursos en espera de los valientes, de los héroes, de los campeones que no se rinden y que permanecen en la lucha en busca de respuestas a las dificultades que enfrentan.

Las personas que no quieren aceptar responsabilidad no triunfan porque siempre están esperando que su suerte cambie, que la buena suerte los alcance y así algún día obtener lo que desean. Pero la buena suerte es una coqueta, le ríe siempre a quien menos la necesita.

Usted no puede depender de la buena suerte, sino de la bendición de Dios sobre usted. Depende de su obediencia, de su sentido de responsabilidad a la Palabra de Dios. Usted puede decir como lo dijo el apóstol Pablo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Fil. 4:13 Dios no llama a vagos, sino a personas responsables, y a ellos les entrega Sus principios y Sus recursos.

Piense en lo que posee ahora mismo. Quizá le parezca que no es mucho, pero el Señor le dice hoy: “Si en lo poco fuiste fiel, en lo mucho te pondré”. Sea responsable en el uso de sus posesiones. Piense en la manera de multiplicarlas. Pida sabiduría si no la posee. Dios le revelará su poder, si está dispuesto a utilizarlo.

¿Qué es el dinero? Es sólo una idea para mercadear valores. Si somos responsables con estos valores, Dios nos confiará más y más dinero. Pruébelo y verá. Haga que su dinero sea su esclavo y no su amo.

La Biblia dice que la raíz de todos los males es el amor al dinero. El dinero puede ser un gran esclavo, pero también un amo tirano. Es por eso que la responsabilidad de tomar decisiones es importante, y Dios espera que seamos responsables.

Acepte hoy la responsabilidad en todas las áreas de su vida. No tema a la escasez, no tema a las limitaciones; actúe por fe y el resto le será añadido. ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

¿Cómo curar la soledad?

La primera cosa que se necesita de manera urgente es reparar los canales dañados de la comunicación tanto en la emisión como en recepción del mensaje en el marco familiar. Es un deber sagrado de toda la familia trabajar unida para lograr este fin.

Sugerencias: convocar a una reunión para evaluar el trabajo de cada uno de los componentes familiares, en la cual se exprese su opinión y se determine cuál debe ser la manera de manejar las relaciones, a partir de aquella reunión.

Para hacer esto se requiere madurez. No será fácil, por la exposición al rechazo de lo que somos o pensamos. Esto también nos expone a que se nos digan nuestras debilidades y a nadie le gusta que públicamente se las saquen a relucir, aunque sea en el círculo familiar.

Cada cual tiene derecho a expresar lo que siente, pero debe hacerlo con respeto, ya que, si no se hace con sabiduría y respeto, puede provocar más enclaustramiento de la persona a la cual tratamos de sacar de la soledad.

Si actuamos dentro de los parámetros del respeto y la sabiduría, traeremos crecimiento en el amor propio y en el respeto. No olvidemos que el crecimiento no solo depende del tiempo sino de la madurez y el deseo personal de crecer.

La clave para mejorar la comunicación en la familia y sacar del enclaustramiento a aquellos que han caído en las fauces de la “soledad”, está en Efesios 4:31-32 “Quítese de vosotros toda amargura, enojo, gritería, maledicencia y toda malicia. Antes sed bondadosos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”.

En el nombre del Señor Jesucristo, declaro sanidad en las familias, que los corazones quebrantados sean sanados y restaurados por el poder del nombre de Jesús.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Somos nuevas criaturas, somos hijos legítimos de Dios, tenemos Su naturaleza. Desde el momento que recibimos a Jesucristo por la fe en nuestro corazón.

Afianzar estas verdades en nuestro pensamiento y espíritu, es la clave para vivir la vida triunfante. Entonces, jamás volveremos a hacer nada para dañar, deteriorar o destruir a alguien por quien Dios pagó tanto para sanarle, restaurarle y salvarle. Jamás volveremos a devaluar, desacreditar ni desprestigiar a alguien por quien Dios pagó tanto para darle la dignidad y para hacerle linaje real. Jamás volveremos a criticar ni a ultrajar lo que Dios estima de un valor tan infinito.

Cuando usted cree que Jesucristo vive en usted, entonces puede ver la vida verdadera que Dios creó para usted. Usted es muy valioso para Dios. Considérese tal como Dios lo ve. Ámese así mismo, tal como Dios lo ama. Crea en el Cristo resucitado que ha venido a vivir en usted, para realizarlo, levantarlo y proyectarlo como la persona especial que usted es. Recuerde, con Dios obrando en usted, imposible fracasar.

Memorice y repita la siguiente declaración: Quien en mi estoy viendo, es Cristo en mi viviendo. Ahora puedo llegar a ser, todo lo que en visión puedo ver. Del inútil yo me liberté, y atrás lo dejé. Ahora veo el nuevo yo, que en mi Él creó. Ahora su embajada, esta en mi ubicada. En lujos viviendo, estoy descubriendo, Nueva melodía, gozo y alegría. La clave encontré, por tanto decretaré. Quien en mi estoy viendo, es Cristo en mi viviendo.

Como El vive en usted, la vida nueva que tiene es realmente la vida de Cristo en usted. Ore así: Señor he aquí mi cerebro; piensa por medio de él. He aquí mi rostro; brilla a través de él. Señor toca a los enfermos por medio de mis manos. Mira por medio de mis ojos. Escucha por medio de mis oídos. Habla por medio de mi boca y ama a través de mi corazón.

Aprendamos a practicar el estar conscientes de que Cristo esta en nosotros.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: TRASPASE LOS LÍMITES, AVANCE, EL JORDÁN NO TE DETENDRÁ PORQUE EL SEÑOR ESTÁ CONTIGO.

Texto Principal: Josué 3:1-4,17; Éxodo 18:20.

Introducción: Habían transcurrido cuarenta años desde que los israelitas salieron de Egipto, ellos cruzaron el mar rojo y se rebelaron y renegaron de Dios y Su Palabra respecto de la tierra prometida; por esa razón, ellos murieron en el desierto. Ahora la nueva generación estaba lista para pasar el límite que los separaba de la Tierra de Promisión, la tierra que fluye leche y miel. Pasar a la Tierra Prometida tiene sus condiciones:

I. CREER EN DIOS Y EN SU PALABRA.

Por la incredulidad la generación que salió de Egipto no entró en la tierra prometida Hebreos 3:7-19 “Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad”.

1. La incredulidad no permite la manifestación de la gloria de Dios. Jesús no pudo hacer ningún milagro en Nazaret por la incredulidad de la gente. Marcos 6:5-6.

2. Los discípulos del Señor Jesucristo tenían su corazón endurecido. Marcos 8:17. Endurecido, palabra hebrea ‘poroo’ que significa petrificar, formar callos, hacer duro. La palabra se usa metafóricamente para señalar la sordera y la ceguera espirituales. Son los oidores del Evangelio, que reiteradamente resisten a su verdad, vienen a ser insensibles y torpes, y pierden el poder de entendimiento.

II. SANTIFICAOS: APARTARSE DE LO IMPURO 2 Corintios 6:14-7:1.

Separémonos de todo lo impuro y consagremos por completo a Dios nuestra vida. La santidad requiere que vivamos de acuerdo con las normas de Dios, no del mundo. La santidad reconoce lo serio de ser compañero de alguien, y no establece ese tipo de nexos con quienes no son creyentes.

1. Aborrezca lo que Dios aborrece. No se asocie con la idolatría ni con los incrédulos. 2 Corintios 6:9.

2. El yugo desigual: se refiere tanto a la participación de los cristianos en prácticas idólatras 2 Corintios 6:16, como al unirse muy íntimamente (en cualquiera clase de relaciones) con los incrédulos de forma que comprometan su fe.

3. No haga acuerdos con satanás. 2 Corintios 6:15 Belial, uno de los nombres de satanás, es la transliteración de una palabra hebrea que significa indigno, o tal vez sin ley.

III. EL ARCA DE LA PRESENCIA.

Es la presencia de Dios en nosotros la que obra los milagros. La presencia del Señor nos hace diferentes.

1. El Arca del Pacto estaba hecha de madera de acacia, y cubierta de oro; contenía una porción del maná, la vara de Aarón y los Diez Mandamientos. Representaba la presencia de Dios, y era, sin duda, la más preciada posesión de Israel.

2. El éxito nos lo garantiza la Presencia de Dios en nuestra vida. Separados de Dios no tendremos éxito.

3. Amemos y disfrutemos de la presencia de Dios. Salmo 42; 63; 73:25.

4. Reconozcamos que los milagros son las manifestaciones de Dios y contémosle a nuestras generaciones lo que Él ha hecho por nosotros. Josué 4:22-24.

IV. EL JORDÁN SE VOLVIÓ ATRÁS Salmo 114.

Jordán, Hebreo ‘Yardén’ de la raíz ‘yarád’ que significa descender, ir hacia abajo. En sentido figurado, dejar, deshacer, quitar, sojuzgar. El Jordán es el límite que separa el desierto de la Tierra Prometida. Etimológicamente la palabra límite, del latín ‘limes’ que se puede traducir “borde o frontera”. Un límite es una división, ya sea física o simbólica, que marca una separación entre dos territorios o naciones.

1. Traspase los límites, el Jordán no lo podrá detener. Los profetas Elías y Eliseo bajo la unción del Espíritu Santo dividieron el río Jordán y pasaron 2 Reyes 2:7-14.

2. En el Jordán fue bautizado el Señor Jesucristo y los cielos se abrieron. Mateo 3:13.

3. El Espíritu Santo se manifestó y se oyó la voz del Padre “Tú eres mi Hijo amado”

4. Dios abre camino. Josué 3:4 ‘No habéis pasado antes’ Heb. Abar. Cruzar, pasar, ir más allá, pasar por encima de, avanzar.

5. Camino en hebreo ‘dérek’, (como pisado). En sentido figurado, curso de la vida o modo de acción. Adverbio, marchar, misión, rumbo, viaje. 2 Samuel 22:33; Salmo 32:8; Prov. 3:17; Isaías 43:16; Jeremías 21:8; Oseas 14:9; Juan 14:6.

Conclusión: Este es nuestro día, crucemos el Jordán, (límites) que no nos han dejado avanzar hacia la consecución del propósito de Dios. Ese Jordán se volverá atrás y disfrutaremos de la tierra que fluye leche y miel. Creamos en Dios y Su Palabra, apartémonos de lo impuro y amemos y disfrutemos la presencia de Dios y tomemos posesión y disfrutemos de la herencia de Dios (la tierra prometida).

LA MÁXIMA

“Debemos ajustar nuestro pensamiento continuamente para que podamos vivir bien” JOHN MAXWELL

LA CONFESIÓN DIARIA

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Cosas tremendas hará Dios conmigo. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 18 de Marzo de 2018

Descargue el audio de la Predicación dominical del 18 de Marzo de 2018

LECTURAS DIARIAS

Lunes

1 Samuel 22

Martes

1 Samuel 23

Miércoles

1 Samuel 24

Jueves

1 Samuel 25

Viernes

1 Samuel 26

Sábado

1 Samuel 27

Domingo

1 Samuel 28

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Oremos por el ministerio radial de PAI. Todos los días por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM. A las 5:00 de la mañana. Los domingos la transmisión de la Escuela Dominical a partir de las 10:00 a.m. por AMBIENTE ESTÉREO 88.4 y por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM.

Sintonice todos los días a partir de las 9:00 de la noche AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE por Ambiente estéreo 88.4 FM y Emisora Nuevo Continente 1460 AM. Gracias por su ofrenda para este ministerio; usted y yo conformamos este equipo para bendecir a miles de oyentes.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.