Print

LA SEMILLA 7 DE MAYO DE 2017

APUNTE PASTORAL

La unción produce revelación, la revelación nos lleva a la libertad y la libertad de Dios está empezando a desatar riquezas para que fluyan hasta las manos de gente con una visión grande, con pasión por las almas y con fidelidad en la administración.

Dios no tiene ninguna necesidad allá en el cielo. Es aquí en la tierra donde se necesitan los recursos para predicarle a las naciones. Él ha ordenado que haya alimento en su casa porque su deseo es que el mundo entero pueda ser saciado. Dios no tiene ningún interés en arruinar a sus hijos, o en ponerles una carga muy difícil de llevar. Por el contrario, ya hemos visto que el deseo de Su corazón es que nosotros seamos bendecidos y prosperados.

Pero Dios también se preocupa por los pecadores. Él quiere que ellos sean salvos, que escuchen el evangelio y que pasen de las tinieblas del pecado a la luz admirable de la salvación.

El diezmo es una ley eterna que refleja la sabiduría del Padre. A través de lo que Él nos pide se está financiando la evangelización del mundo y apresuramos el regreso de Cristo a la tierra. No importa si usted tiene tan pocos recursos como la viuda de Sarepta, o si ha logrado acumular una fortuna tan grande como la que Abraham tenía. Separe hoy mismo la décima parte, la que el Señor reclama como suya, y así estará desatando todo el poder de la Palabra de Dios sobre su vida y sus finanzas.

No estoy hablando de que dé una ofrenda y luego se olvide del asunto hasta que surja otra crisis; sino de que usted calcule el porcentaje que le corresponde a Dios y lo lleve tan pronto como sea posible al lugar donde esta recibiendo alimento y cobertura espiritual. La Biblia dice: “El que es enseñado en la palabra haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye” Gálatas 6:6.

Si por alguna razón usted no se está congregando en una iglesia que tenga una visión misionera, donde se predique una palabra poderosa de revelación; entonces debe diezmar en el lugar donde se alimenta.

La Biblia dice: “Indefectiblemente diezmarás todo el producto del ganado que rinda su campo cada año. Comerás delante de Jehová, tu Dios, en el lugar en que él escoja para poner para poner allí Su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová, tu Dios, todos los días. Si el camino es tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová, tu Dios, haya escogido para poner en Él su nombre, cuando Jehová, tu Dios, te haya bendecido, entonces lo venderás, llevarás el dinero contigo e irás al lugar que Jehová tu Dios escoja. Allí entregarás el dinero por todo lo que deseas: por vacas, por ovejas, por vino, por sidra o por cualquier cosa que tú desees. Comerás allí delante de Jehová, tu Dios, y te alegrarás” Deuteronomio 14:22-26. Busque una iglesia local donde crean toda la Palabra de Dios y honren a Jesucristo. Donde prediquen la Palabra de fe y no lo vayan a esclavizar en el legalismo ni en la religiosidad.

Establézcase allí y sujétese a sus líderes y sea un creyente comprometido, fiel y generoso. Recuerde que a donde usted diezme, de allí vendrá su cobertura. ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

Una mujer vino una vez a un pastor con la queja de que su marido era falto de espiritualidad que no sabía si seguiría viviendo con él. Ella había tratado una y otra vez de hacerlo ir a la iglesia, de que celebrara cultos familiares, que dejara de usar lenguaje profano, etc., todo sin resultado. El hacía observaciones sarcásticas sobre las actividades espirituales de ella, y estaba comenzando a influir sobre los hijos. Ella estaba aún pensando si sería correcto seguir teniendo relaciones maritales con él a causa de su manera blasfemar.

El pastor le reafirmó que la relación marital no dependía del hecho de que su marido fuera cristiano y le cito lo que la Palabra de Dios dice “Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone” 1 Corintios 7:13. Pero el pastor todavía fue más lejos, y le dijo: Ahora yo veo aquí algo. Esta semana su esposo le ha ofrecido dos veces sacarla a comer afuera, dándole una oportunidad de apartarse de la cocina y de los niños, y usted lo rechazó, ¿no es verdad? Bueno, si, es cierto, admitió la mujer. Yo estaba tan ocupada, tenía cosas que hacer.

El problema no está en su marido, sino en usted. Usted es una esposa rebelde. Le molesta la autoridad de su marido. Lo que usted necesita es ir a casa y disculparse ante su esposo, pedirle que la perdone por no haber sido una esposa que no ha sabido someterse. Deje de sermonearlo continuamente, déjele eso a Dios. Prepárele sus comidas favoritas. Dedíquese a la tarea de ser una esposa que esté sujeta a su marido en todo. Mire lo que la Biblia dice: “Así como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las esposas lo estén a sus maridos en todo” Efesios 5:24.

El consejo la sacudió, pero lo aceptó y actuó de acuerdo con él. Cerca de una semana más tarde el esposo de la mujer vino a ver al pastor y le preguntó: ¿Le habló usted a mi esposa hace casi una semana? Si, le contestó el pastor. El hombre le dijo me gusta eso. A partir de ese momento el esposo comenzó a asistir a las reuniones de la iglesia y terminó siendo diacono de la congregación.

Lo que la esposa no había logrado conseguir por sus propios esfuerzos, Dios lo consiguió cuando ella se sometió a la autoridad de su esposo.

Si ponemos en práctica los principios de la Palabra de Dios acerca del matrimonio, las cosas van a mejorar, lo imposible será hecho posible, recuerde que Dios cumple Su Palabra. CON DIOS, TODO ES POSIBLE.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Su Poder para anhelar es más importante que su poder para devengar un salario. La gente que triunfa en la vida se concentra en lo que desea e ignora cualquier limitación que pueda enfrentar.

1. Sueñe más allá de lo que parezca posible.

2. Desee aquello que ha soñado tener.

3. Actúe para hacer esos sueños realidad.

Desee más allá de lo que satisfaga a la persona común; una característica de toda persona triunfadora es que posee un deseo profundo de triunfar. El poder intenso del deseo que hay en usted tiene una manera milagrosa de liberar energía poderosa, creatividad y una casi sobrenatural atracción para lograr lo que anhela.

¿Qué es lo que usted quiere con todo su corazón de la vida? ¿Acaso es malo desear hacer cosas, ser alguien o tener algo?

Helen Keller dice: “Podemos hacer cualquier cosa, si tenemos suficientes deseos de hacerlo y persistimos hasta lograrlo”.

Las religiones han enfatizado el sometimiento, la humildad, el sufrimiento y la pobreza; han santificado la resignación, la sumisión, la concesión y el abandono y han descuidado las virtudes del positivismo, el desarrollo, la fe, la productividad, el éxito y la obtención de logros.

El sentido común nos dice que Dios no pudo haber creado las riquezas que creó en este mundo para ser monopolizadas por gente que lo ignora. El creó esas riquezas para el placer, la utilidad y la autorrealización de quienes lo honran y caminan con El. Eclesiastés 5:5:18-19.

Cuando Dios creó al hombre, le entregó todas las cosas para que las administrara y disfrutara de ellas. La Biblia dice: “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla, os serán para comer” Génesis 1:28-29.

Por causa del pecado el hombre perdió este estado de abundancia y quedó sujeto a la maldición de la pobreza, pero Cristo vino para redimirnos de esa maldición. La Biblia dice: “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos” 2 Corintios 8:9.

Anhelar las buenas cosas de Dios, no puede ser considerado como un pecado delante de Dios. Desear las riquezas materiales, es estar de acuerdo con el plan de Dios para el ser humano. Dios es poderoso para hacer que abundemos en toda gracia, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente y que abundemos para toda buena obra. Él quiere que estemos enriquecidos en todo para toda liberalidad 2 Corintios 9:8,11.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: EL TODOPODEROSO VIVE EN MI.

Texto Principal: Efesios 3:20; 1 Juan 4:4; Daniel 1:15-21; Daniel 6:3.

Introducción: El conocimiento que los discípulos tuvieron del Señor Jesucristo fue a través de los sentidos, el oído, la vista y el tacto 1 de Juan 1:1. El conocimiento basado en los sentidos no permite percibir la revelación del Cristo glorificado, El Señor de señores y El Rey de reyes.

I. SOMOS LA RESIDENCIA DE DIOS 1 Corintios 6:19.

A partir del momento que recibimos al Señor Jesucristo en nuestro corazón, Dios nos perdonó todos nuestros pecados, nos justificó, nos hizo la Nueva Creación y estableció Su residencia en nuestro espíritu.

1. Jesucristo glorificado vive en nosotros con todo Su poder. Gálatas 2:20.

2. Estamos conectados con Dios Juan 15:4-10 Es cuestión de Relación, no de religión.

3. Tenemos Su naturaleza. Juan 1:12-13 Renacidos no de cimiente corruptible, sino de incorruptible, por la Palabra viviente de Dios. 1 Pedro 1:23-24; Santiago 1:17-18; Juan 6: 63,68; Colosenses 3:16; Juan 1:14.

II. RECONOZCA AL TODOPODEROSO EN USTED.

La palabra reconocer, en griego ginósko, prolongación de un verbo primitivo –“conocer, saber”- quiere decir entre muchas implicaciones significa saber, entender, llegar al conocimiento, comprender. El conocimiento por revelación nos hace conscientes de la presencia de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo morando en nosotros. 1 Corintios 2:14-16; 3:16.

1. “Espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él… alumbrando los ojos de vuestro entendimiento”. Efesios 1:17-18.

2. Señor abre mis ojos. Salmo 119:18 En el Antiguo Testamento Dios le abrió los ojos a Agar, la madre de Ismael hijo de Abraham. Génesis 21:19 y ella vio la fuente de agua.

3. Dios le abrió los ojos a los discípulos que iban camino a Emaús y reconocieron a Cristo Glorificado Lucas 24:31-32.

III. LA CONFESIÓN Y LA ACCIÓN LIBERAN EL PODER DE DIOS EN NOSOTROS.

La Palabra de Dios es poder creativo, la Biblia dice que el universo se sostiene por el poder de la Palabra de Dios. Ese mismo poder creativo actúa en nosotros y lo liberamos a través de la confesión de fe y las acciones.

1. La Palabra de Su poder en nuestros labios: “… lo que diga le será hecho” Marcos 11:23.

· Declare lo que la Palabra de Dios dice: “Si Dios está conmigo, ¿quién contra mí?” Rom. 8:31.

· “Al que cree, todo le es posible” Mar. 9: 23; “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Fil. 4:13.

2. Actúe en fe como lo hizo el Señor Jesucristo:

· “Echa el anzuelo y toma el primer pez que saques…” Mateo 17:27.

· “A ti te digo: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa” Lucas 5:24.

· “Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar”. Lucas 5: 4.

· “¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen. Y tú, alza tu vara, extiende tu mano sobre el mar y divídelo…” Ex. 14:15-16.

· Pedro ordenó en el nombre de Jesucristo y el poder se liberó para la sanidad del paralítico Hech. 3:6.

IV. CON DIOS TODO ES POSIBLE Lucas 18:27; Salmo 60:12.

Los héroes de fe de la Biblia fueron tan humanos como nosotros. Ellos se destacaron porque liberaron el poder de Dios en su interior a través de sus palabras y acciones. Tenemos muchos ejemplos, miremos estos:

1. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob, es su Padre y Dios.

2. Mayor es el que está en usted que el que está en el mundo. 1 Juan 4:4.

3. Dios y usted, forman el equipo triunfador Josué 1:5; Isaías 43:2; 41:10-14.

Conclusión: Usted fue creado por Dios para vivir en las alturas de la buena vida, no en el lodo de la desesperación. Las cosas grandes les ocurren a las personas que piensan en grande, hablan grande y actúan en grande. Recuerde ¡DIOS ES GRANDE! CON DIOS TODO ES POSIBLE.

LA MÁXIMA

“El silencio es el elemento donde las grandes cosas se forjan” TOMAS CARLYLE

LA CONFESIÓN DIARIA

Jesucristo es el Señor de mi vida, Él vive en mí. Yo declaro que todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 7 de Mayo de 2017

Descargue el audio de la Predicación dominical del 7 de Mayo de 2017

LECTURAS DIARIAS

Lunes

2 Crónicas 17

Martes

2 Crónicas 18

Miércoles

2 Crónicas 19

Jueves

2 Crónicas 20

Viernes

2 Crónicas 21

Sábado

2 Crónicas 22

Domingo

2 Crónicas 23

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Oremos por el ministerio radial de PAI. Todos los días por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM. A las 5:00 de la mañana. Los domingos la transmisión de la Escuela Dominical a partir de las 10:00 a.m. por AMBIENTE ESTÉREO 88.4 y por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM.

Sintonice todos los días a partir de las 9:00 de la noche AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE por Ambiente estéreo 88.4 FM y Emisora Nuevo Continente 1460 AM. Gracias por su ofrenda para este ministerio; usted y yo conformamos este equipo para bendecir a miles de oyentes.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.