Print

LA SEMILLA 10 DE JULIO DE 2016

APUNTE PASTORAL

“Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien de la manera que se gozó sobre tus padres.” Deuteronomio 30:9.

Todos los creyentes en Cristo estamos en el proceso de la renovación de nuestro entendimiento a través de la Palabra de Dios –la Santa Biblia-. Los pensamientos erróneos que se fijaron en nuestra mente debemos sustituirlos por los pensamientos de Dios. Isaías 55:7-9.

Una de las mentiras clásicas de Satanás a través de la historia ha sido la siguiente: Dios destinó a unos para ser ricos y a otros para ser pobres, y nada de lo que haga podrá cambiar su situación. Hay un dicho popular “el que nació para maceta no pasa del corredor”. No importa lo popular que sea este dicho, es falso.

Creer eso es lo mismo que estar de acuerdo con los astrólogos y los que escriben el horóscopo. Ellos dicen que las estrellas controlan la vida de los hombres y que el momento y el lugar donde nacemos determinan nuestro destino.

Dios repudia esa doctrina y la considera abominable porque Él no ha destinado a sus hijos para que tengan hambre, ni para que carezcan de lo necesario para pagar la renta o pagar los servicios públicos.

Este tipo de predestinación que afirma que la ruina y la necesidad son condiciones natas es falso por las siguientes cuatro razones:

1. Porque Dios no hace acepción de personas. Hechos 10:34 dice “En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas”. Dios no predestina a unos para la opulencia y luego condena a otros a la miseria. Lo que Él si ha hecho es establecer ciertas leyes en Su Palabra. Es nuestra responsabilidad obedecerlas y ser bendecidos o quebrantarlas y tener problemas.

2. Porque Dios quiere que usted prospere. En 2 de Corintios 8:9 dice la Biblia: “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos”. Todo el contexto demuestra que Pablo se estaba refiriendo a dinero, a ofrendas para los santos y a invertir en la obra del Señor. No podemos darle otra interpretación a este versículo diciendo que Cristo se hizo pobre en un sentido espiritual y que las riquezas mencionadas aquí son también espirituales.

3. Porque según la Biblia la pobreza es una maldición. La lista de maldiciones que aparece en Deuteronomio 28:15-48 lo establece con claridad. Mire el versículo 48, “Con hambre, con sed y con desnudez y con falta de todas las cosas…”.

4. Porque la Biblia asegura que el mismo Dios es quien nos ha dado la habilidad de hacer riquezas. Deuteronomio 8:18 “Acuérdate de Jehová tu Dios, porque Él te ha dado el poder para hacer las riquezas”.

Es obvio que Dios no nos daría el poder de hacer riquezas si estas fueran pecaminosas, o si Él hubiera planeado mantenernos pobres y miserables el resto de nuestras vidas.

Ahora mismo debemos tomar una decisión: o nos resignamos a seguir pensando que somos una maceta; y que nunca tendremos la oportunidad de pasar del corredor; o rechazamos esa mentira de Satanás y empezamos a creer y a actuar como hijos de Dios que fuimos llamados para heredar bendición.

A estas alturas algunos de los viejos pensamientos que lo tenían paralizado ya deben estar desapareciendo, y su mente debe estar empezando a renovarse con la Palabra de Dios.

Asegúrese de que estos principios son la voluntad del Dios eterno para su vida. No son la teoría de un predicador o la opinión de alguna secta; sino que están basados en las enseñanzas claras y consistentes de las Sagradas Escrituras. Las riquezas son nuestra herencia, debemos creer y reclamarlas para que las podamos disfrutar. ESTA ES UNA BUENA SEMANA. LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

Una mujer vino una vez a un pastor con la queja de que su marido era falto de espiritualidad que no sabía si seguiría viviendo con él. Ella había tratado una y otra vez de hacerlo ir a la iglesia, de que celebrara cultos familiares, que dejara de usar lenguaje profano, todo sin resultado. El hacia observaciones sarcásticas sobre las actividades espirituales de ella, y estaba comenzando a influir sobre los hijos. Ella estaba aún pensando si sería correcto seguir teniendo relaciones maritales con él a causa de sus maneras blasfemas.

El pastor le reafirmó que la relación marital no dependía del hecho de que su marido fuera cristiano. 1 Cor. 7:13. Pero él todavía fue más lejos. Dijo él: Ahora yo veo aquí algo. Esta semana su esposo le ha ofrecido dos veces sacarla a comer afuera, dándole una oportunidad de apartarse de la cocina y de los niños, y usted lo rechazó, ¿no es verdad? Bueno, si, es cierto, admitió la mujer. Yo estaba tan ocupada, tenía cosas que hacer. El problema no está de parte de su marido, sino de parte suya. Usted es una esposa rebelde. Le molesta la autoridad de su marido. Lo que usted necesita es ir a casa y disculparse ante su esposo, pedirle que la perdone por no haber sido una esposa que no ha sabido someterse. Deje de sermonearlo continuamente, déjele eso a Dios. Prepárele sus comidas favoritas. Dedíquese a la tarea de ser una esposa que esté sujeta a su marido en todo. Ef. 5:24.

El consejo la sacudió, pero lo aceptó y actuó de acuerdo con él. Cerca de una semana más tarde el esposo de la mujer vino a ver al pastor. Diga: ¿Le habló usted a mi esposa hace casi una semana? Si. El hombre dijo me gusta eso. A partir de ese momento el hombre comenzó a asistir a las reuniones de la iglesia y terminó siendo diácono de la iglesia. Lo que la esposa no había logrado conseguir por sus propios esfuerzos directos, Dios lo consiguió cuando ella se sometió a la autoridad de su esposo.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” Hebreos 11:1. La fe es del tiempo presente, no del futuro. La fe se apropia de las cosas que aún no vemos, es decir, está plenamente convencida de que será así, como la Palabra de Dios los dice.

La esperanza pertenece al tiempo futuro, son las cosas que anhelamos, los cosas que están en el ámbito de los deseos. Para que los deseos se materialicen, debe estar fundamentados en la fe. Recuerde que la fe llama las cosas que no son como si fuesen.

Dios hace nacer en nosotros los buenos deseos, los anhelos, las ambiciones, Filipenses 2:13 (Versión Dios Habla Hoy). Todos los seres humanos tenemos la capacidad para imaginar, desear, anhelar las cosas que necesitamos para vivir bien. Usted tiene el poder para soñar, desear y anhelar.

Su Poder para anhelar es más importante que su poder para devengar un salario. La gente que triunfa en la vida se concentra en lo que desea e ignora cualquier limitación que pueda enfrentar.

Sueñe más allá de lo que parezca posible. Desee aquello que ha soñado tener. Actúe para hacer esos sueños realidad.

Desee más allá de lo que satisfaga a la persona común; una característica de toda persona triunfadora es que posee un deseo profundo de triunfar. El poder intenso del deseo que hay en usted tiene una manera milagrosa de liberar energía poderosa, la creatividad y una casi sobrenatural atracción para lograr lo que anhela.

¿Qué es lo que usted quiere de la vida con todo su corazón? ¿Acaso es malo desear hacer cosas, ser alguien o tener algo? Helen Keller dice: “Podemos hacer cualquier cosa, si tenemos suficientes deseos de hacerlo y persistimos hasta lograrlo”

Las religiones han enfatizado el sometimiento, la humildad, el sufrimiento y la pobreza; han santificado la resignación, la sumisión, la concesión y el abandono y han descuidado las virtudes del positivismo, el desarrollo, la fe, la productividad, el éxito y la obtención de logros.

El sentido común nos dice que Dios no pudo haber creado las riquezas que creó en este mundo para ser monopolizadas por gente que lo ignora. El creó esas riquezas para el placer, la utilidad y la autorrealización de quienes lo honran y caminan con Él.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: NO SE OLVIDE DE ORAR SIEMPRE CON LA AYUDA DEL ESPÍRITU SANTO.

Texto Principal: Efesios 6:18; Hechos 1:14; 3:1-10; 4:23-31.

Introducción: Pedro y Juan son mencionados como los dirigentes apostólicos de la iglesia primitiva. Los primeros discípulos oraban y adoraban a Dios en el templo y en las casas. Hechos 2:42-47.

La Biblia dice que la hora novena (3:00 de la tarde) Hechos 3:1, la hora de hacer la oración y ofrecer simultáneamente el sacrificio vespertino Salmo 141:1-3, Pedro y Juan subían al templo a orar y adorar a Dios.

I. UN COJO SANADO EN EL NOMBRE DE JESÚS Hechos 3:1-10.

Cuando Pedro y Juan atravesaron el atrio de los gentiles y fueron a la puerta conocida con el nombre de la Hermosa -esta era la puerta que daba acceso al atrio de las mujeres-, hallaron a un hombre cojo que todos los días era llevado allí para que pidiera limosna.

1. Pedro sabía que el dinero no era lo que podía solucionarle el problema a este hombre. Lo que realmente necesitaba aquel enfermo era la manifestación del poder de Dios en su vida. Pedro le dijo: “…Lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda”. Hechos 3:6.

2. La sanidad fue instantánea, el hombre fue sanado y comenzó a saltar y alabar al Señor por el milagro.

3. La multitud vino por causa del milagro y se reunió junto al pórtico de Salomón para oír la Palabra del Señor, y ese día se convirtieron al Señor como 5.000 personas Hechos 4:4.

II. LOS MOMENTOS DIFÍCILES.

Pedro y Juan fueron arrestados y llevados al tribunal por causa de predicar el evangelio del Señor Jesucristo. Todos en la vida enfrentamos situaciones difíciles, porque vivimos en un mundo hostil.

1. Pedro y Juan fueron intimidados por el más alto tribunal religioso judío, el Sanedrín, quienes después de interrogar a los apóstoles sobre el milagro los amenazaron para que no siguieran predicando en el nombre del Señor Jesucristo. Hechos 4:17.

2. La respuesta de los apóstoles fue que el hombre enfermo fue sanado por el poder del nombre de Jesús. Hechos 4:8-16.

3. Los apóstoles no negociaron los principios. Ante la disyuntiva de elegir entre la voluntad de Dios y una orden humana, ellos dijeron: “Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído. Hechos 4:19-20.

III. ¿QUÉ HACER FRENTE A LAS AFLICCIONES?

Cuando Pedro y Juan salieron de la cárcel, la Biblia dice que fueron “a los suyos” Hechos 4:23.

1. Los pares espirituales, gente que profesa la misma fe. Este es un principio esencial, no se una a un yugo desigual. Únase a la gente de fe, gente que conozca y profese la Palabra de Dios, gente que ande en el nivel de la fe de Dios.

2. Pedro y Juan no impugnaron la decisión del Sanedrín. Ellos creían en Dios y en la oración que se hace en unidad. Ellos creían en la importancia de ir a la iglesia.

3. Los hermanos se reunieron para alabar a Dios por lo que Él es. Hechos 4:24.

IV. CUANDO TERMINARON DE ORAR, EL LUGAR DONDE ESTABAN CONGREGADOS TEMBLÓ.

La Biblia dice “Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la Palabra de Dios”. Hechos 4:31.

1. Los hermanos oraron a Dios para que, en medio de las pruebas y amenazas, el Señor les diera valentía para predicar Su Palabra. Hechos 4:29 “…El lugar donde estaban congregados tembló” Hechos 4:31.

2. Si nos unimos para orar con fe por la salvación de las almas, el mundo temblaría para Jesús.

3. Hay poder en la oración unida.

4. La oración unida es una oración concreta, específica Hechos 4:29-30. Los hermanos oraron específicamente por una situación específica.

Conclusión: Cuando la iglesia ora unida, Dios escucha la petición y la responde. Así como escuchó la oración de Pablo y Silas en la cárcel de Filipos, Dios también nos escucha y responde a nuestras peticiones. Pablo y Silas se pusieron de acuerdo para orar y Dios respondió con un milagro.

Busque a hermanos de la iglesia que tengan un nivel de fe en Dios evidente, únase con ellos en oración por cualquier situación específica que requiere de la intervención milagrosa de Dios y tendrá el milagro como respuesta.

LA MÁXIMA

"La alegría es la piedra filosofal que todo lo convierte en oro" FRANKLIN D. ROOSVELT

LA CONFESIÓN DIARIA

El Señor es mi luz y mi salvación, Él es mi ayudador, protector y proveedor. Mi Padre desea que yo disfrute de buena salud y prosperidad. Todas las cosas que necesito para vivir bien me pertenecen y hoy las recibo por la fe. Con tremendas cosas me responderá Dios. Este es un buen día, SOY BENDECIDO.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 10 de Julio de 2016

Descargue el audio de la Predicación dominical del 10 de Julio de 2016

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Hebreos 1

Martes

Hebreos 2

Miércoles

Hebreos 3

Jueves

Hebreos 4

Viernes

Hebreos 5

Sábado

Hebreos 6

Domingo

Hebreos 7

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Oremos por el ministerio radial de PAI. Todos los días por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM. A las 5:00 de la mañana. Los domingos la transmisión de la Escuela Dominical a partir de las 10:00 a.m. por AMBIENTE ESTÉREO 88.4 y por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM.

Sintonice todos los días a partir de las 9:00 de la noche AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE por Ambiente estéreo 88.4 FM y Emisora Nuevo Continente 1460 AM. Gracias por su ofrenda para este ministerio; usted y yo conformamos este equipo para bendecir a miles de oyentes.

 

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.