Print

LA SEMILLA 31 DE ENERO DE 2016

APUNTE PASTORAL

“Lo que es imposible con los hombres, posible es con Dios” Lucas 18:27.

PIENSE EN GRANDE. Pensar en grande debe ser un hábito que debemos formar en nuestra vida. Lo que una persona quiera llegar a ser, debe serlo primero en su interior. Salomón dijo: “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él” Prov. 23:7.

Para ser libre tiene que pensar como libre. Cuando piense, concéntrese en las soluciones; no se concentre en los problemas. Cree el hábito en como hacer las cosas más grandes.

Constantemente piense en ¿Cómo sería si su casa fuera más grande y más amplia? ¿Cómo sería su negocio o su trabajo su hubiera más auge en él?

No se concentre en justificar y criticar las condiciones que le rodean. Piense qué se puede hacer para cambiar esas cosas. Recuerde que tiene el poder de escoger, y usted puede escoger su manera de pensar.

A modo de ejercicio para crear su nuevo hábito de pensar en grande, busque un lugar espacioso y cómodo donde pueda sentarse a solas a pensar cosas grandes. Mientras espera en una fila aproveche esa oportunidad para pensar sus grandes pensamientos.

En una congestión de tráfico, en lugar de perder la calma, aproveche y piense en grande. Recuerde que no tiene tiempo que perder y cualquier lugar comenzará a ajustarse a su nuevo hábito de pensar en grande. REPASE SUS GRANDES PENSAMIENTOS.

Con su nuevo hábito de declarar y confesar lo que quiere es mucho más fácil pensar en grande, porque sus propias palabras estimulan sus pensamientos, los que a su vez estimulan sus palabras.

Cuando la duda se asome a su mente y presente resistencia a su derecho de escoger lo que quiere pensar, resístala, concediéndose la oportunidad de repasar la situación desde otra perspectiva. Piense cuáles son las cosas que necesita, sin importarle cuán grandes o difíciles parezcan ser.

Confíe su poder en Cristo. Confiese su derecho a su misericordia. Luego medite en esas palabras, busque un lugar tranquilo y callado para que practique la confesión y la meditación. Así rompe el círculo vicioso que antes poseía de pensar y confesar negativo. Mientras más y más practique, más fácil será.

Piense por un momento, si tuviera un amigo millonario que fuera realmente un amigo íntimo y éste le dijera con sinceridad de corazón que él está dispuesto a ayudarle en cualquier necesidad o plan que usted tenga, ¿se sentiría usted solo? ¿Continuaría pensando en las necesidades o en las dificultades que existen? ¿O comenzaría a pensar en el resultado después de haber realizado la obra con la ayuda de su amigo? Seguramente usted se llenaría de entusiasmo al pensar que no está solo y que nada malo podría ocurrirle porque su amigo lo va a ayudar. Si su amigo le dijera que deje de preocuparse por las deudas, que haga lo posible por pagarlas y que el resto lo hará él, ¿no se sentiría tranquilo, pensando que todo se va a pagar? Sin embargo, muchos dicen que creen en Dios y que Dios es su amigo, pero no lo incluyen en sus pensamientos.

Si tuviéramos un amigo pobre o mezquino, no podríamos pensar en cosas grandes. Pero si el amigo fuera millonario, la manera de pensar sería diferente. ¿Por qué? Porque el reconocimiento de la condición de nuestro amigo influencia la manera de pensar. ¡Cuánto más grandes deben ser nuestros pensamientos ahora que sabemos que tenemos al más grande de los amigos con nosotros! Dios está de su parte, y si lo creyera realmente pensaría en cosas grandes. Sus planes y sus proyectos dicen como es el Dios a quien usted cree.

PIENSE EN GRANDE, HABLE EN GRANDE, PORQUE SU DIOS ES MUY GRANDE. Esta es una buena semana, los bendigo.

LA FAMILIA

A veces los niños tienen que portarse mal para que se les tome en cuenta. Son muchos los padres que reaccionan más rápidamente por la mala conducta que por la conducta correcta. Los niños desean el compañerismo de sus padres, simplemente estar juntos, corretear por la casa con el papá, cocinar con la mamá, sentarse juntos ante la estufa, para leer un cuento o mirar juntos un programa de televisión… y que usted realmente escuche cuando su hijo le cuente algo. Hay tantas maneras de hacer saber a su hijo que lo quiere.

Exige un poco de tiempo, eso es todo. Debe dejar a un lado el periódico, para atenderlos. Los niños no precisan tener la prioridad en todas las cosas, pero tampoco debemos dejar sus necesidades para lo último.

La comodidad y la felicidad en el hogar son tan necesarias como el dolor de la disciplina paterna. Un niño que no esta rodeado de algunos placeres en el hogar nunca llegará a tener verdaderos sentimientos hogareños. Si en el hogar prevalece un espíritu sombrío e insalubre, él habrá de buscar en otra parte esa recreación que requiere la mente juvenil. Se escapará de las berreras protectoras de la familia y encontrará afuera sus consoladores, amigos, maestros y modelos que llegará a ser todo lo que para él debiera ser su padre, madre, hermanos y hermanas.

Y estos derrumbaran con facilidad aquello que ha sido construido a costa de tanto sacrificio en la casa. Los padres debieran tratar con todas sus fuerzas de hacer que el hogar fuera el centro de la felicidad del hijo, y de las más agradables memorias para el resto de su vida.

No es mucho lo que se necesita para hacer feliz a un niño, si es que ha sido criado ordenadamente. Si se descuida esto, puede que la causa del descuido se deba a veces a pobreza de los padres. Pero más frecuentemente se debe a su espíritu rencilloso y mundano.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

El Señor Jesucristo está al lado suyo con el fin de ayudarlo. Él le está diciendo: Póngase de pie junto a mí y trabajemos juntos para triunfar sobre todas las dificultades de la vida.

El Señor Jesucristo nos enseñó como orar, Él dijo: Y al orar no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos, porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes que vosotros le pidáis. Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estáis en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu Reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. No nos metas en tentación, sino líbranos del mal, porque tuyo es el Reino, el poder y la gloria, por todos los siglos. Amén”. Mateo 6:7-13.

Jesucristo DIJO que comenzara cada oración honrando a su Padre: “Padre nuestro, que estás en los cielos” Mat. 6:9. Esto significa que debe reconocer el valor que usted tiene como hijo o hija de Dios y su relación con Él, como miembro de Su familia real y divina.

Cristo dijo que debe reconocer el nombre de Su familia: “Santificado sea Tu nombre”. Mat. 6:9 Usted pertenece a la familia santificada y lleva el nombre de santificado. Jamás ponga en desgracia ese nombre al comportarse como si fuera inferior o como si estuviera obligado a vivir en la mediocridad.

Cristo dijo que debe reconocer que Dios está trabajando en usted; dice el versículo 10: “venga Tu reino. Sea hecha tu voluntad en el cielo, así también en la tierra”.

Reconozca las riquezas del reino de Dios en usted. Esté de acuerdo con la voluntad de Dios de hacer cosas buenas en la tierra e igual que en el cielo. Escoja, decida y póngase de acuerdo que el reino de Dios es para usted, aquí y ahora.

Como hijos e hijas de Dios que somos, tenemos el derecho a orar con base en estos principios que el Señor nos reveló en la oración modelo, el Padre nuestro, y recibir las respuestas a la oración de fe que le hagamos al Padre. Esto significa que podemos entonces disfrutar de la clase de vida que Dios ha diseñado para cada uno de sus hijos aquí en el la tierra.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: SEÑOR, MI ALMA TIENE SED DE TI: DAME LA DOBLE PORCIÓN DE TU ESPÍRITU.

Texto Principal: Salmo 63; 1 Reyes 19:19-21; Deuteronomio 21:17; 2 Reyes 2:1-15.

Introducción: Eliseo significa Dios es mi salvación. Su ministerio abarcó los reinados de Joram, Jehú, Joacaz y Joas en el Reino del Norte. Presidía la escuela de los profetas (2 Reyes 4:38-44; 6:1-7) y, según las Escrituras, sólo Jesucristo realizó más milagros que él. Estaba arando cuando fue llamado por Elías, respondió de inmediato al llamamiento y sacrificó los animales para organizar una celebración de despedía. Nunca regresaría. Eliseo sirvió al profeta Elías durante ocho años.

I. ELISEO, EL SUCESOR DE ELÍAS 1 Reyes 19:14-21; 2 Reyes 2:9-15.

Elías había acabado de retar y derrotar a 450 profetas de Baal y confrontado al mismo Acab, jezabel no había estado presente en el monte Carmelo y la carrera de Elías representaba un nuevo peligro para ella.

1. Elías recibió el poder del Espíritu Santo, “La Mano de Jehová”, para adelantarse al carro de Acab y llegar antes a Jezreel desde el monte Carmelo, una distancia de aproximadamente 40 Km.

2. La frase “La Mano de Jehová” es la fórmula que se usa para referirse a la inspiración divina de los profetas; constituye una alusión directa al Espíritu Santo (2 Reyes 3:15; Ezequiel 1:3; 1 Samuel 10:6,10; 19:20.23) Elías recibió la fuerza sobrenatural por el Espíritu Santo para realizar milagros.

3. Jezabel se propuso matar al profeta Elías por lo que éste huyó para Beerseba. 1 Reyes 19:3. Elías deseó morirse en ese lugar, pero Dios lo fortaleció con la comida que le dio.

4. Elías caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios. 1 Reyes 19:7-8.

5. Horeb es una variante para designar el monte Sinaí, el cual estaba a casi 300 km de Beerseba. Elías iba al mismo lugar donde el Señor se reveló a Moisés y a los hijos de Israel. Éxodo 19:1-7.

6. Dios le preguntó a Elías ¿Qué haces? En la respuesta Elías se autocompadece. Pero Dios no lo rechazó, el Señor le abrió el camino del retiro. Le dio la orden de ungir a Eliseo como profeta y traspasarle el manto de la autoridad y el poder. 1 Reyes 19:16.

II. LA DOBLE PORCIÓN 2 Reyes 2:1-15.

Eliseo le rogó a Elías que lo reconociera como su heredero del ministerio profético (El primogénito recibía una doble porción de la herencia del padre) Eliseo reclamó el derecho del primogénito para pedir la herencia espiritual. Deuteronomio 21:17 Esta herencia espiritual se describe como el espíritu de Elías, es una referencia tanto directa como indirecta al Espíritu Santo. 2 Reyes 2:9, 15.

1. Elías le dijo: “Pide lo que quieras…” 2 Reyes 2:9.

2. Eliseo le pidió a Elías una doble porción de su espíritu. Él tenía hambre y sed del Espíritu de Dios.

III. LA UNCIÓN PROFÉTICA Y DE MILAGROS OPERANDO EN ELISEO.

Los milagros de Dios a través de Eliseo, superaron en número a los realizados por el profeta Elías.

1. Dividió las aguas del río Jordán 2 Reyes 2:14.

2. Purificó las aguas de Jericó 2 Reyes 2:19–22.

3. Llenó de aceite las vasijas vacías en la casa de una viuda 2 Reyes 4:1–7.

4. Resucitó al hijo de la Sunamita 2 Reyes 4:18–37.

5. Sanó la comida 2 Reyes 4:38–41 y Multiplicó el pan para alimentar a cien hombres 2 Reyes 4:42–44.

6. Sanó la lepra de Naamán, general del ejército sirio 2 Reyes 5:20–27.

7. Hizo flotar un hacha perdida en las aguas del Jordán 2 Reyes 6:1–7.

8. Después de muerto, resucitó a un muerto. 2 Reyes 13:21.

IV. JESÚS DIJO: “SI ALGUNO TIENE SED, VENGA A MI Y BEBA” Juan 7:37.

Todos los sedientos de la presencia del Espíritu Santo, podemos venir a la fuente que es Cristo y beber sin tener que pagar un precio. “A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche”. Isaías 55:1.

1. Como hijos de Dios, tenemos derecho a la doble porción de la Unción. 1 Samuel 9:22-24; 10:10-11.

2. El Espíritu Santo nos anhela Santiago 4:5.

3. “Sed llenos del Espíritu Santo” Efesios 5:18.

Conclusión. Dios le concedió a Eliseo lo que pidió. “Pide lo que quieras”. Eliseo se basó en el derecho de la primogenitura y solicitó la doble porción. Nosotros en Cristo, por la Nueva Creación, pertenecemos a la familia de Dios en condición de primogénitos. Tenemos derecho a la herencia del primogénito, estamos inscritos en los cielos. No nos conformemos con menos. Hebreos 12:22.

LA MÁXIMA

“Si puedes creer, al que cree todo le es posible” JESÚS DE NAZARET.

LA CONFESIÓN DIARIA

Soy hijo de Dios. Redimido, justificado y bendecido con toda bendición. Mi Padre Dios es bueno. Cosas tremendas hará Dios conmigo. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 31 de Enero de 2016

Descargue el audio de la Predicación dominical del 31 de Enero de 2016

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Salmo 103

Martes

Salmo 104

Miércoles

Salmo 105

Jueves

Salmo 106

Viernes

Salmo 107

Sábado

Salmo 108

Domingo

Salmo 109

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.