Print

LA SEMILLA 19 DE JULIO DE 2015

APUNTE PASTORAL

NO HAY FUTURO EN EL PASADO. “No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas”. Isaías 43:18.

Si mira demasiado hacia atrás, muy pronto va a estar marchando en esa dirección. Mike Murdock dijo: “Deje de mirar hacia donde ha estado y comience a mirar hacia donde puede estar”. Su destino y su llamado en la vida siempre es hacia delante, nunca hacia atrás. Katherine Mansfield dio este consejo: “Haga una regla para su vida, nunca lamentarse y nunca mirar hacia atrás. Eso es una pérdida lamentable de energía. No se puede construir sobre eso. Para lo único que sirve es para estancarse”. El apóstol Pablo dijo: “Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está adelante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”. Fil. 3:13-14.

Es más probable que cometa errores cuando actúa solamente basado en experiencias pasadas. No pueden existir pensamientos color de rosa sobre el futuro cuando usted tiene la mente llena de pensamientos tristes del pasado.

Un granjero dijo una vez que su mula retrocedía cuando trataba de ir hacia delante y esto es lo que le ocurre a mucha gente hoy. ¿Retrocede usted cuando trata de ir hacia delante? Phillip Raskin dijo: “El hombre que malgasta hoy lamentándose sobre el ayer, va a malgastar mañana lamentándose sobre hoy”. Aplaste el insecto llamado los buenos días del pasado.

El pasado siempre va a ser de la forma que fue. Deje de tratar de cambiarlo. Su futuro contiene más felicidad que cualquier cosa del pasado que usted recuerde. Crea que lo mejor todavía no ha sucedido.

Aunque nadie puede retroceder y hacer un comienzo completamente nuevo, cualquier persona puede comenzar ahora y hacer un final completamente nuevo. Considere lo que dijo Oscar Wilde: “Ningún hombre es lo suficientemente rico como para comprar su pasado”.

Los acontecimientos del pasado se pueden dividir a grandes rasgos en aquellos que probablemente nunca sucedieron y aquellos que no tienen importancia. Cuando más usted mire hacia atrás, menos avanzará. Thomas Jefferson estaba en lo cierto cuando dijo: “Me gustan más los sueños del futuro que la historia del pasado”. Muchos de los que viven en el pasado viven en la reputación de su reputación.

Los buenos días del pasado nunca fueron tan buenos, créame. Los buenos días son hoy y días mejores llegarán mañana. Nuestras canciones más hermosas todavía no han sido cantadas. Cuando usted está deprimido es porque está viviendo el pasado. ¿Cuál es un signo seguro de estancamiento en su vida? Cuando usted vive en el pasado a expensas del futuro, deja de crecer y comienza a morir. Eclesiastés 7:10 dice: “Nunca digas: ¿Cuál es la causa de que los tiempos pasados fueron mejores que estos? Porque nunca preguntarás con sabiduría sobre esto”.

No malgaste este día lamentándose por el ayer en lugar de estar haciendo planes para el mañana. Su pasado no puede ser cambiado pero usted puede cambiar su mañana por las acciones de hoy. No mire hacia atrás, algo puede estar alcanzándole.

Vivir en el pasado es un asunto aburrido y solitario; mirar hacia atrás le tensa los músculos del cuello, haciendo que tropiece con la gente que no se dirige en la misma dirección que usted. La primera regla para la felicidad es evitar pensar demasiado en el pasado. Nada está más lejos que lo que ocurrió hace una hora. Charles Kettering dijo: “Usted no puede tener un mañana mejor si está pensando en el ayer todo el tiempo”. Recuerde, su pasado no se iguala a su futuro. Esta es una buena semana. Los bendigo.

LA FAMILIA

Thelma Hatfield, teniente en retiro del Cuerpo de Enfermeras de la Armada de los Estados Unidos de Norte América, escribe sabiamente de la necesidad de formar buenos hábitos de trabajo en los niños:

“Es obvio por la forma en que la mayoría de los padres reacciona cuando se menciona este asunto, por lo general una especie de mirada vacía, inexpresiva que no comprenden la parte necesaria de la disciplina que no puede ser suplida por ninguna otra cosa sino por el trabajo sencillo y ordinario. Si Dios hubiese abierto los ojos de mi entendimiento hace unos pocos años, yo también lo hubiera entendido. Cuando cumplí los cincuenta años, todavía no había aprendido a disfrutar del trabajo. ¡Que lástima! Entonces Dios se movió en mi vida, y dentro de poco me encontré atareada desde las 4:30 de la mañana hasta las 11 de la noche con un escaso tiempo intermedio para reposar o por holganza. No puedo expresarles lo que esto causó en mí ¡Podría escribir resmas de papel sobre esto! Y, de paso, una de las bendiciones fue la salud. No hay otro tónico igual al movimiento para el cuerpo físico.

“Padres, deben enseñar e instruir a sus hijos de modo que lleguen a amar el trabajo, o al menos que cuando tengan que enfrentarse con algunas especie de trabajo sean capaces de enfrentarlo y llevarlo a cabo sin sufrir opresión. Puede que los críen en la doctrina y en la cultura cristiana, y que por la gracia de Dios ellos sean nacidos de nuevo; pero si no les instruyen en el trabajo, nunca serían de mucho valor ni para Dios, ni para ellos, ni para ustedes. Jamás un cristiano perezoso hizo algo para Dios.

“Adquirimos conocimiento a través del estudio de los libros, pero aprendemos sabiduría mediante el trabajo duro. No hay sustituto para la valiosa sabiduría de transferencia aprendida mediante el trabajo. En los años idos, los niños lavaban vajilla frágil y si quebraban una pieza era muy probable que recibieran alguna clase de castigo. Esto les enseña a ser cuidadosos en su trabajo. Infortunadamente, la vajilla actual de plástico no es tan buena maestra, pues ellos pueden golpearla cuando quieran.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

¡Creer en Dios es creer en lo bueno! Dios desea vivir en usted, porque Él desea que en su vida abunden cosas buenas; usted no puede separar a Dios de Su buena vida. El deseo de Dios es que usted tenga estas tres bendiciones:

1. Dios quiere que esté en paz. Si se siente culpable y temeroso crea que Cristo asumió el juicio en su contra, porque Él desea que usted tenga paz con Dios. La paz con Dios está basada en la justificación que es por la fe en el Señor Jesucristo: “Justificados, pus, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”. Romanos 5:1.

2. Dios lo quiere saludable. Si la enfermedad o la debilidad le afectan, desee la salud del Señor en usted. Quiera lo que Él quiere. Él jamás enfermó a nadie. Él jamás le dijo a alguien que el sufrimiento y el dolor le glorificarían ni que la persona que padeciera se haría más santa. Siempre tocó a la gente y le dio salud. Este es el deseo que Él tiene para usted. En la cruz del Calvario Él murió no solo por nuestros pecados, también llevó nuestras esfermedades. La Biblia dice: “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros sanados”. Isaías 53:4-5.

3. Dios lo quiere feliz y próspero. Si usted enfrenta problemas materiales, recuerde que Dios creó todas las riquezas del mundo, no para ser monopolizadas por los incrédulos, sino para utilidad y placer de Su pueblo. La Biblia dice: “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos”. 2 Corintios 8:9.

Si Dios no quisiera que usted poseyera, utilizara y disfrutara las riquezas de este mundo, ¿para qué las puso aquí? Es correcto que usted desee las bendiciones materiales que Dios ha puesto a su alcance para que prospere, tenga un buen hogar que le agrade, tenga un buen auto o tenga todas las cosas buenas que le traigan placer. Es correcto que sus ropas sean finas, que prospere y que su familia disfrute de la buena vida, lo cual es propio de alguien que camina con Dios. Todo lo que Dios creó para sus hijos en el principio, ahora se lo ha restaurado a usted por medio de Jesucristo. La próxima acción es suya: Desee lo que Dios ofrece.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: VIVA EN LA ABUNDANCIA DE DIOS.

Texto Principal: Salmo 23; Filipenses 4:19; Génesis 22:14.

Introducción: De la misma forma que Dios nos dio las leyes que rigen el mundo natural como son la ley de la gravedad, la ley de la electricidad, la ley de la palanca, la ley de la aerodinámica y todas las leyes científicas, así nos dio también leyes espirituales aún superiores a las leyes naturales.

El propósito del plan de amor de Dios en la Biblia es mostrarnos lo mejor de la vida. Sus necesidades no serán satisfechas a menos que vaya a la fuente de Provisión que es Dios.

I. LAS LEYES ESPIRITUALES NUNCA FALLAN.

Las leyes espirituales son tan poderosas que pueden sobrepasar las leyes naturales.

1. Los milagros son el resultado de la aplicación de las leyes espirituales.

2. Necesitamos alinear nuestra mente y espíritu con los pensamientos de Dios.

3. Fluya en los pensamientos de Dios sin dudar nada. Isaías 55:11.

4. Piense y medite en la Palabra de Dios dice, hasta que la palabra se convierta en una imagen tan clara en su interior que nada pueda sacudirla.

II. EL SEÑOR SUPLIRÁ TODO LO QUE OS FALTA.

Dios es el creador de todo, lo posee todo y lo suple todo. La Biblia dice: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” Fil. 4:19.

1. El Señor Jesucristo conocía bien este principio y lo visualizaba, lo confesaba y lo expresaba.

2. Jesús nunca dudo de la abundancia del Padre celestial. Mateo 7:11.

III. CREA EN LA GENEROSIDAD DE NUESTRO PADRE DIOS.

El que cree en la generosidad Dios, jamás se dejará caer por los pensamientos de escasez o miseria.

1. Como los niños están en espera que los padres les suplan todas las cosas que necesitan.

2. Los cristianos que han madurado espiritualmente saben que el Padre celestial tiene todo lo que ellos necesitan y los ha de suplir.

IV. TODO LO QUE USTED NECESITA YA EXISTE EN LAS MANOS DE DIOS.

Dios es el dueño de todo lo que existe, Él es rico y generoso. Todo lo que Él creó lo hizo con el propósito de que sus hijos lo administren y lo disfruten. La Biblia dice:

1. Ex. 9:29: “La tierra es del Señor”; Ex. 8:22 “…Yo soy Jehová en medio de la tierra”.

2. Ex. 19:5; “Porque mía es toda la tierra”.

3. Deuteronomio. 10:14; “He aquí de Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella”.

4. 1 Cor. 10:26; Salmo 24:1. “Porque del Señor es la tierra y su plenitud”;

5. Ef. 2:4,7. “Pero Dios que es rico”.

6. Salmo 50: 10,12. “Porque mía es toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados”.

7. Salmo 104:24. “Cuan innumerables son tus obras, oh Jehová. Hiciste todas ellas con sabiduría; la tierra está llena de tus beneficios”. “Posesiones” (Biblia de las Américas).

V. EL SEÑOR CUMPLE SU PALABRA.

Dios es íntegro, Su trono respalda la Palabra para que se cumpla en nuestros días. El Señor dice en Isaías 45:23 “Por mí mismo hice juramento, de mi boca salió palabra en justicia, y no será revocada: que a mí se doblará toda rodilla, y jurará toda lengua”.

1. Tenga la convicción de que de alguna forma legítima Él lo suplirá. Marcos 9:23.

2. “Bendito el Señor; cada día nos colma de sus beneficios el Dios de nuestra salvación”. Salmo 68:19, “Sea exaltado Jehová, que ama la paz (prosperidad) de su siervo” Salmo 35:27 “A los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien”. Salmo 34:10.

3. Si usted cree en Él, obtendrá la sabiduría, el dinero y los medios necesarios para recibir lo que tanto desea. Fil. 2:13.

Conclusión: No se conforme con la escasez, usted también puede ser libre financieramente. Renueve sus pensamientos, alinee su mente con los pensamientos de Dios. Permita que su espíritu recreado reciba la Palabra de Dios. Dios no hace excepción de personas. Él también es su proveedor.

LA MÁXIMA

“Nosotros construimos los sentimientos de inseguridad según la manera como pensamos” NORMAN VINCENT PEALE.

LA CONFESIÓN DIARIA

Soy hijo de Dios, bendecido con toda bendición espiritual en Cristo. En el nombre de Jesús, rechazo toda limitación, temor, enfermedad, condenación, indignidad y pobreza. Con tremendas cosas me responderá Dios. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 19 de Julio de 2015

LECTURAS DIARIAS

Lunes


2 Crónicas 17

Martes

2 Crónicas 18

Miércoles

2 Crónicas 19

Jueves


2 Crónicas 20

Viernes


2 Crónicas 21

Sábado

2 Crónicas 22

Domingo

2 Crónicas 23

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.