Print

LA SEMILLA 14 DE JUNIO DE 2015

APUNTE PASTORAL

“Jesús les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. Pedro le dijo: Pues nosotros hemos dejado nuestras posesiones y te hemos seguido. Y él les dijo: De cierto os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o padres o hermanos o mujer o hijos, por el reino de Dios, que no haya recibido mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna”. Lucas 18:27-30.

“Cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho o que dice, lo que diga le será hecho” Marcos 11:2.

Cuando Jesús dijo cualquiera, Él se refería a cualquiera, ricos y pobres. Cualquiera, es cualquiera, es un absoluto.

El problema de muchos hermanos es que ellos piensan que Jesús limitó la fe al tema de la salvación o la vida eterna. Pero la fe es una ley que está al alcance de todos y para todo. Sólo depende de las áreas en que la persona la quiera utilizar. Si usted solo desea ser salvo espiritualmente y estar seguro de su vida eterna mas allá de la muerte, entonces eso será todo lo que obtendrá. Sin embargo si usted quiere más de todas las bendiciones que existen en el mundo natural usted también puede utilizar la ley de la fe para tenerlo.

Su vida, la vida de los ricos, la vida de los pobres depende de cuánto se muevan en la ley de la “fe para hacer las riquezas”. Cuando alguien se queja de tanta miseria, de tanto dolor, de tanta escasez, es porque no entiende que la queja no produce resultados positivos, sólo la fe en las riquezas puede crear el ambiente propicio para que se manifieste.

Jesús utilizó esa fe para producir la multiplicación de los panes y los peces. La utilizó en la pesca milagrosa y en reclamar dinero de la boca del pez para pagar los impuestos.

Jesús utilizó su fe en las riquezas que inclusive nombró a un discípulo tesorero de su ministerio. La ley de la fe estuvo involucrada en todo lo que Él hizo. Recuerde lo que la Biblia dice: “Sin que fe es imposible agradar a Dios”. Jesús dijo que Él hacía siempre lo que le agradaba al Padre, lo que nos muestra que siempre operó en la fe. Lo que Jesús quiso enseñar a los pobres de Su tiempo y de todos los tiempos, es que lo que ellos necesitaban era dirigir sus pensamientos a Dios con fe en las riquezas. Esto causaría que se manifestaran de una forma u otra.

Recuerde que no hay nada demasiado bueno para que usted lo disfrute. La voluntad Dios es que usted sea prosperado en todas las cosas y que tenga salud, así como prospera su alma. Dirija sus pensamientos a Dios con fe en las riquezas, en la salud, en la felicidad y en la multiplicación. Esta es una buena semana. Los bendigo.

LA FAMILIA

El sumario más sucinto, y sin embargo de más amplios alcances, de la vocación de un padre, se encuentra en una sencilla declaración de los escritos del apóstol San Pablo a la iglesia de Éfeso: “No provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” Efesios 6:4. De esta manera resume el apóstol el Orden de Dios para los padres bajo el aspecto de tres mandamientos básicos: Ama, disciplina, enseña.

Este bosquejo simple de la responsabilidad de los padres toma a Dios mismo como modelo. Algunas escuelas de filosofía reducen la religión a una “proyección de imagen paterna”; el hombre se siente aterrado por el universo en el cual se encuentra, de tal como que proyecta ese deseo de seguridad y protección de “un padre celestial”. La Biblia, sin embargo, invierte precisamente este orden. Es Dios quien proyecta una imagen- su propia imagen- sobre el hombre. Creó al hombre a su propia imagen Génesis 1:26, y parte de la imagen de Dios en el hombre se descubre en el hecho de que compartimos su paternidad. Dios es el Padre. Todo padre terreno deriva su calidad paternal de Él. Y Él trata con nosotros, sus hijos terrenos, de acuerdo a este mismo modelo triple. Hebreos 10:26, 27, 30,31.

El comienza con la enseñanza: Nos da un “conocimiento de la verdad”. Cuando la enseñanza es rechazada o ignorada, Él aplica la disciplina. Sin embargo esta disciplina no se aparta de Su amor, sino que va en apoyo del mismo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo… Dios os trata como a hijos; porque ¿Qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos” Hebreos 12:5-9.

En estos versículos vemos que se ha invertido el orden, pero sin embargo el triple molde básico permanece claramente evidente: enseña, disciplina, ama. De este modo expresa su paternidad el Dios eterno. El es el Padre perfecto. Es el modelo para todos aquellos que tienen el privilegio de reflejar aquí en la tierra la imagen de Su calidad de Padre.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

El señor Emerson refiriéndose a cierto predicador religioso que enfatizaba que sólo los malvados deben tener éxito, dice que éste sermoneador aplaudía las riquezas en el cielo para los justos, pero deploraba la idea de que tuvieran prosperidad material aquí y ahora en esta vida. El decía, en esencia, que el predicador estaba enseñando a los cristianos a decir: “en este mundo material someteremos y suprimiremos nuestros deseos, y viviremos cual limosneros mientras que los malvados se deleitan con sus pecaminosos lujos materiales. Pero una vez que lleguemos al cielo, dejaremos de agacharnos en sumisión, supresión y privación. Allí nos pondremos de pie y nos deleitaremos en todas las riquezas que los malvados tienen aquí en la tierra”

Para el joven Emerson, eso era una necedad. A pesar de que entendía poco de la Biblia le parecía ilógico que los malvados prosperaran y que los justos fueran pobres. ¿Por qué no podía ser lo opuesto?

Las buenas nuevas proclaman que si es lo opuesto. ¿Para qué propósito los justos necesitan plata y oro en el cielo que no sea para pavimentar las calles o quizás formar bloques sólidos para construir mansiones?

Es aquí, ahora, en la tierra, donde las riquezas que Dios creó pueden ponerse a trabajar para el bien de la vida y para el bien de la gente. Dios no necesita los tesoros que puso aquí en la tierra; Él tiene suficientes en el cielo. Él los puso aquí para usted y para mí, para que los tengamos y los disfrutemos.

Uno de los mayores pecados que se puede cometer es el de negarnos a ser disciplinados con nosotros mismos, no aplicar nuestros talentos y no obtener éxitos materiales aquí y ahora, donde estos pueden significar tanto para ayudar a la gente.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: EL PODER Y LA AUTORIDAD SE RECIBEN POR LA FE, NO POR LAS OBRAS

Texto Principal: Colosenses 3:10; Romanos 8:11; Efesios 1:19-20; Lucas 10:19; Hechos 10:38.

Introducción: Autoridad es la apalabra griega “Exousia” que significa: Dominio, imperio, potestad. También se traduce como autoridad delegada. Jesús dijo” Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Mateo 28:18. Cuando el Señor Jesucristo resucitó, recibió del Padre toda la autoridad sobre la creación visible e invisible. Jesucristo es el Señor.

Satanás y todas las potestades de las tinieblas fueron derrotados. ¿Cuál es el fundamento legal de la autoridad espiritual? El fundamento de la autoridad espiritual es el nombre del Señor Jesucristo, y Él nos lo dio, como poder notarial para que lo usemos contra el adversario el diablo, por el poder de Espíritu Santo.

I. ¿CUÁL ES LA FUENTE DE LAS CONGOJAS Y LAS AFLICCIONES? Job. 1:12-19; 2:7.

Según el diccionario de la Real Académica de la Lengua Española, congoja es angustia y aflicción del ánimo. ¿Cuál es la fuente de las congojas? Las aflicciones, perturbaciones, enfermedades, la pobreza y la muerte prematura proceden de satanás. El utiliza cada situación e incidente de nuestras vidas para sacar ventaja y mantenernos sometidos en ese estilo de vida que es contrario al propósito de Dios para sus hijos.

1. El Señor Jesucristo, nuestro Redentor, nos libró de la maldición de las enfermedades, la pobreza y la muerte prematura, Él vino “…para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre”. Hebreos 2:14-15; Gálatas 3:13.

2. Cristo vino para deshacer las obras del diablo 1 Juan 3:8, las enfermedades, la pobreza y la muerte.

3. El diablo es ladrón Juan 10:10.

II. TODA POTESTAD LE FUE DADA AL SEÑOR JESUCRISTO RESUCITADO Mateo 28:18

“… No temas; yo soy el primero y el último; y el que vivo, y estuve muerto; más he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y el Hades” Apocalipsis 1:17-18.

1. El Señor Jesucristo venció al diablo y le arrebató el botín de guerra. El botín es la tierra y la humanidad Isaías 53:12; 42:13; 49:24, Colosenses 2:15.

2. El diablo tiene que devolver todo lo que se robó: cuatro, cinco y hasta siete veces lo robado. Ex. 22:1-3; Prov. 6:30-31; “Devoró riquezas, pero las vomitará” Job 20:15.

III. EJERZA DOMINIO SOBRE LOS DEMONIOS Y LAS ENFERMEDADES. Apoc. 12:9-11.

El poder ‘Dunamis’ y la autoridad ‘Exousia’ nos fueron dados por el Señor Jesucristo como un regalo, basado en la gracia y no en nuestros méritos.

1. Todo el poder y la autoridad espiritual están en el nombre de Jesús.

2. No recibimos el poder y la autoridad espiritual por nuestros esfuerzos humanos, no es por méritos personales, es por gracia. La autoridad espiritual no es el resultado de los largos ayunos.

3. No hay que pagar el precio para recibir el poder y la autoridad, es por la fe en la Palabra de Dios.

4. Jesús le dio el poder y la autoridad espiritual a los discípulos a través de la Palabra. Mateo 10:1, Marcos 6:7-13; 16:17-18; Lucas 9:1, 10:18; Romanos 16:20.

5. Los discípulos oyeron la Palabra de Jesús, la creyeron y salieron a hacer lo que el Señor les dijo que podían hacer. Lucas 10:17; Marcos 6:12-13.

IV. LA REVELACIÓN DE JESUCRISTO GLORIFICADO Mateo 28:18.

Es la revelación de Cristo glorificado, no es solo la revelación de Cristo en los días de su carne aquí en la tierra Apocalipsis 1:12-17.

1. El apóstol Juan había conocido a Cristo según la carne, a través de sus sentidos 1 Juan 1:1-4.

2. El conocimiento que el apóstol Juan tiene ahora del Señor Jesucristo, no es por el conocimiento sensorial, es por la revelación –conocimiento espiritual- del Espíritu Santo.

3. Juan ahora lo conoce como el “Primero y el último, el que vive. Estuvo muerto pero vive por los siglos de los siglos, amén. Y tiene las llaves de la muerte y del Hades”. Apocalipsis 1:18.

V. CREE A LA PALABRA DE DIOS Y ACTÚE Mateo 16:18-19; Lucas 10:19.

El poder y la autoridad espiritual ya son una realidad en cada hijo de Dios. Tenemos el derecho de usar el nombre de Jesús sobre satanás y todas sus obras.

1. “A ti te daré las llaves del reino de los cielos: todo lo que ates en la tierra será atado en los cielos, y todo lo que desates en la tierra será desatado en los cielos” Mateo 16:19.

2. La palabra atar significa prohibir, impedir; desatar es permitir. Considérese como Dios el Padre lo ve: “Hijo redimido, perdonado y justificado de Dios”. Dios siempre ha estado a su lado. Él estaba con usted, y ahora está en usted.

3. Ahora nuestra responsabilidad es: Demostrar la derrota de satanás.

4. En el poder del Espíritu Santo y en la autoridad del nombre de Jesús usted puede demostrar la derrota de satanás. Satanás fue juzgado y condenado Juan 16:8,11.

5. No actúe con temor 1 Tim. 1:7; Hechos 3:6,16; Hechos 16:18.

6. La revelación de la Palabra de Dios nos da la seguridad que Jesús venció a satanás de una vez y para siempre.

Conclusión: Cuando Jesús murió en la cruz, fue un momento espantoso, una hora de terrible conflicto entre las fuerzas espirituales. Cristo murió para derrotar a satanás, y resucitó para justificarnos y para ser el Señor. Después que Jesús ascendió al Padre y roció su sangre, Él nos concedió el derecho de que nuestros cuerpos se convirtieran en templos del Poderoso Espíritu Santo. Ahora podemos participar de la dinámica sobrenatural y ejercer el dominio sobre todas las cosas aquí en la tierra.

LA MÁXIMA

“En la vida no hay situaciones desesperadas; solo hay hombres que se desesperan a causa de ellas” CLARE BOOTH LUCE.

LA CONFESIÓN DIARIA

Yo soy lo que Dios dice que soy. Yo tengo lo que Dios dice que tengo. Yo puedo hacer lo que Dios dice que puedo hacer. Con tremendas cosas me responderá Dios. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 14 de Junio de 2015

LECTURAS DIARIAS

Lunes


1 Crónicas 10

Martes

1 Crónicas 11

Miércoles

1 Crónicas 12

Jueves


1 Crónicas 13

Viernes


1 Crónicas 14

Sábado

1 Crónicas 15

Domingo

1 Crónicas 16

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.