Print

LA SEMILLA 4 DE ENERO DE 2015

APUNTE PASTORAL

La Biblia nos menciona la historia de Zaqueo en Lucas 19:1-10. Este era un hombre cobrador de impuestos, un hombre ambicioso y rico que un día corrió para ver a Jesús. La Biblia dice que el Señor lo miró, le habló, entró en su casa y se quedó un tiempo con él sin que ocurriera algo sobrenatural. Pero en el versículo 9, el Señor se detuvo de repente y le dijo a Zaqueo: “Hoy ha venido la salvación a esta casa”.

¿Cuál fue la razón por la que dijo Jesús estas palabras? ¿Cómo supo Jesús que Zaqueo había sido salvo? La respuesta está en el versículo 8. Zaqueo se arrepintió tan sinceramente que le dijo a Jesús que había decidido donar la mitad de sus bienes entre los pobres, y devolver con intereses todo lo que había robado.

¿Puede ver ahora cómo el dinero prueba lo que hay en nuestros corazones? ¿Cómo supo Jesús que el joven rico no era apto para el reino de Dios? Por su actitud ante las riquezas.

¿Cómo supo Jesús que Zaqueo en verdad había experimentado la salvación? También por su actitud ante las riquezas.

El joven rico decidió conservar todo su dinero, y hoy es un pobre miserable que se lamenta de su mala decisión. Zaqueo, por su parte, decidió sembrar con abundancia; y hoy es inmensamente rico y feliz.

Estoy seguro que Zaqueo tiene casi dos mil años de felicidad, mientras que el joven rico, que ya no debe ser tan joven y de seguro no es rico, tiene el mismo tiempo de lamentarse por su mala decisión.

Yo sé que la salvación es por gracia, no tengo la más mínima duda acerca de esta verdad. La Biblia dice en Efesios 2:8 que la salvación es por gracia, y que esa gracia opera por la fe. Ahora estamos hablando de la fe que nosotros activamos hacia el Señor Jesucristo.

La fe no es una palabra hueca. La fe sin obras está muerta, y no olvide que su fe y su vida financiera están indisolublemente mezcladas.

La Biblia dice en Santiago 2:15-16 que el dinero prueba también la sinceridad de nuestro amor. “Si un hermano o una hermana están desnudos y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros le dice: id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?’

Muchos dicen: oh sí, yo amo muchísimo a mi madre o yo amo a todos los hermanos y estoy enamorado de la congregación. Puede que en verdad sea así, o puede que no sea verdadero amor lo que usted dice sentir. Tal vez son sólo palabras rutinarias y vacías. ¿Cómo saber si ese amor es real? Pues bien, el dinero lo prueba.

¿Vive su progenitora en escasez? ¿Conoce usted a un hermano en la fe que esté pasando un tiempo de necesidad? ¿Hay alguna cosa que se necesite en la congregación?

Basta de estar hablando palabras sin fundamento y siembre para suplir esas necesidades.

La Biblia insiste muchas veces en el tema del dinero porque éste sirve para probar nuestra fe, nuestra obediencia, nuestro amor, y el grado de revelación que hemos alcanzado.

La Biblia dice: “El que siembra escasamente, también segará escasamente; el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno de cómo propuso en su corazón; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; como está escrito: Repartió, dio a los pobres; su justicia permanece para siempre. Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios” 2 Corintios 9:6-11. Esta es una buena semana. Los bendigo.

LA FAMILIA

En el mundo la mujer esta expuesta a ataques físicos, y por consiguiente necesita la protección de su esposo. Este es un hecho básico y fundamental de la existencia y está registrado en el folklore de toda edad y cultura.

Sin embargo, la vulnerabilidad de la mujer no está limitada al nivel físico. Incluye también vulnerabilidad en el nivel emocional, psicológico y espiritual. También en tales casos necesita ella la protección y autoridad de un esposo.

Un vecino airado golpea con fuerza la puerta principal. Cuando la esposa sale a ver lo que sucede, el vecino suelta un torrente de quejas porque el cerco entre los patios de las dos casas ha sido seriamente dañado, y esto es con seguridad obra de sus hijos, y por consiguiente las reparaciones tienen que correr por su cuenta.

Le voy a informar a mi marido, es la respuesta de la esposa. Esta no es una manera de evadir la cuestión, sino que es la respuesta natural y adecuada de una esposa que vive bajo la protección y autoridad de su marido. Se acepta que ella esté libre de la carga emocional que se deriva del tener que representar la familia ante la comunidad.

Menos reconocida, pero todavía más importante, es la necesidad que tiene una esposa de ser protegida de los ataques emocionales de sus propios hijos. Una madre no debiera tener que rogar, ni mucho menos batallar, para conseguir el respeto de sus hijos. Esto la roba del equilibrio que la capacita para mantener un espíritu de calma y dignidad ante sus tareas en el hogar. Es la responsabilidad del esposo proteger a su esposa de cualquier abuso que los hijos pudieran urdir contra ella. Si el padre alcanza a percibir la más leve falta de respeto hacia la madre, o la más pequeña falta de obediencia a la palabra de ella, debe poner atajo a la situación de una vez y con firmeza. Los hijos debieran tener siempre presente que detrás de la madre está la autoridad del padre.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Si usted es básicamente bueno (como los humanistas y los psicólogos dicen) o malo (como los sacerdotes, los rabinos y los predicadores dicen) no es lo que realmente importa. Sin Dios usted no es normal; no esta viviendo a toda la capacidad que tiene.

Así que dé la bienvenida a la voz amigable que no le ataca ni le condena, sino que honestamente le da esperanzas al recordarle que hay un Dios poderoso y amoroso que le cuida.

Reciba el mensaje amigable del Evangelio, el cual le dice que Dios le creó para ser exactamente igual a El; que el propósito de su vida es ser Dios en acción; que Él lo valoró tanto que pagó un precio infinito para redimirle de la inferioridad, del deterioro, y del pecado. Una vez comprenda eso y lo acepte, Dios puede compartir Su vida con la gente en y a través de usted.

Puede que se sienta abrumado por esta información; puede que haya pensado que no vale nada en la vida, pero la voz amigable de Dios le alienta a mirar más allá de su humanidad para ver el plan del amor de Dios. Usted verá que todo este tiempo que estuvo viviendo en la vergüenza, Dios lo siguió amando; El lo creó de modo que pudiera vivir en usted.

Quizá nunca escuchó a alguien que le dijera que usted es igual a Dios. Su conciencia lo condena; los sermoneadores lo amenazan y lo intimidan; sus propios hábitos y estilo de vida lo debilitan. Puede que viva en la soledad, el temor y la culpa. Pero recuerde, Dios lo ama y esta pensando en usted.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: USTED FUE HECHO A IMAGEN DE DIOS, PARA SER IGUAL A ÉL Y MANIFESTARLO EN SU VIDA DIARIA.

Texto Principal: Génesis 1:26-30; Jeremías 1:5.

Introducción: Todo lo que Dios hace, lo hace de primera clase. Cuando Dios lo creó a usted, lo hizo de forma exclusiva. Usted es excepcional, único en su clase.

 

I. USTED ES EXCEPCIONAL Salmo 139:13-17.

“Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas. ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos!” Salmo 139:16-17. El ser humano es excepcional, único en su clase.

1. Antes que naciera, usted existía en la mente de Dios Jeremías 1:5.

2. Dios sabía que lo iba a necesitar en estos momentos. Dios planeó su nacimiento con un propósito especial que nadie más podría cumplir.

3. Usted está aquí para hacer lo que nadie más en la tierra puede hacer.

 

II. DIOS LO CREO A USTED COMO ÉL ES.

Dios no creó al ser humano para que fuera incapaz de pensar o de actuar, ni para vivir en la vergüenza ni en la desgracia.

1. El valor humano. Toda persona es alguien especial ante los ojos de Dios, ningún ser humano fue creado para ser inferior a los demás. Las palabras son fuente de energía.

2. Fuimos creados por Dios como seres exclusivos. Dios no hace a nadie para el fracaso.

3. Dios jamás planeo que alguien viviera en la soledad, la derrota, la enfermedad, la destrucción o el abatimiento. Dios lo creó a usted a Su Imagen para vivir Su clase de Vida, caminar con Él, hablar con Él y para pensar, planificar y actuar con Él.

4. El poder de las palabras de Jesús, también actúa en nosotros. Lucas 5:17.

 

III. DESCUBRA EL POTENCIAL QUE HAY EN USTED.

El valor que Dios nos ha dado, no depende de genes especiales de padres superiores. Lo que vale delante de Dios no es medido por sus bienes ni por el color de su piel, ni por su superinteligencia, ni por los títulos de su educación formal.

1. Acepte el valor que Dios le ha dado Salmo 8:5-6. “Hiciste al hombre poco menor que Dios. Le coronaste de gloria y honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos. Todo lo pusiste debajo de sus pies”.

2. El poder de la auto estima, desarrollará en usted el mejor ser posible en este mundo.

3. La auto estima lo librará de todo celo, porque jamás querrá ser ninguna otra persona.

4. Será libre de la inferioridad, porque Dios habita en usted, y Él es más poderoso que cualquier otra persona u otro poder que está fuera de usted.

5. Reconozca el valor que Dios le ha dado, y elimine el temor, el fracaso o la derrota, porque nada podrá detenerlos, a usted y a Dios trabajando juntos.

 

IV. HECHOS A SU IMAGEN Y SEMEJANZA.

La Biblia dice que “Dios creó al ser humano a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” Génesis 1:27. Nótese que se repite “a imagen de Dios”. Luego en Génesis 5:1, 2 “… El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo… y los bendijo…”. Dios creó al ser humano tan igual a Él como un hijo puede ser igual a sus padres naturales.

1. Adán tuvo un hijo llamado Set, parecido a él. Las mismas palabras “a su semejanza” usadas en Génesis 5:4 para describir el parecido de Set con su padre Adán, son las usadas para describir el parecido que tenemos con Dios nuestro Padre. Génesis 1:27.

2. Lo que se pueda decir de los padres, se puede decir también de sus hijos. Dios planeó que cualquier cosa que se pudiera decir acerca de Él, también se pudiera decir acerca de nosotros.

 

V. CONOZCA EL ESTILO DE VIDA Y EL PLAN QUE DIOS DISEÑO PARA USTED.

“Los bendijo Dios y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sometedla; ejerced potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y todas las bestias que se mueven sobre la tierra”. Génesis 1:28. Este es el estilo de vida y el plan que nuestro Padre Dios diseñó para cada uno de sus hijos, es decir, para usted y para mí.

1. Dios nos dio la tierra como posesión. “Los cielos son los cielos de Jehová; y ha dado la tierra a los hijos de los hombres” Salmo 115:16.

2. También nos entregó las cosas que están en la tierra. Génesis 1:29 dice: “Después dijo Dios: Mirad, os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, así como todo árbol en que hay fruto y da semilla. De todo esto podréis comer”.

3. Todas las posesiones existentes en la tierra Dios nos las entregó.

 

VI. DIOS NO HIZO PLANES PARA VIVIERAMOS EN LA POBREZA

Los planes de Dios para el ser humano son de bienestar. “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes afirma el Señor-, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. Jeremías 29:11 N.V.I.

1. Dios no hizo planes para que usted viviera en la pobreza, inferioridad, depresión, enfermedad, necesidad o inseguridad.

2. Jamás creó Dios a nadie inferior a los demás, ni a usted, ni a ningún otro ser humano.

Conclusión: Véase, respétese y valórese a sí mismo como a alguien que pertenece a la Realeza divina. Como hijo de Dios, debe representarlo y reflejarlo en el estilo de vida que vive aquí en la tierra. Piense y hable como una persona que tiene valor y dignidad.

LA MÁXIMA

“Seguir el curso de menos resistencia es lo que hace que los hombres y los ríos se tuerzan” LARRY BIELAT.

LA CONFESIÓN DIARIA

Yo soy lo que Dios dice que soy, yo tengo lo que Dios dice que tengo, yo puedo hacer lo que Dios dice que puedo hacer. Cosas tremendas hará Dios conmigo. Este es un buen día, SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 4 de Enero 

LECTURAS DIARIAS

Lunes


Deuteronomio 29

Martes

Deuteronomio 30

Miércoles

Deuteronomio 31

Jueves


Deuteronomio 32

Viernes


Deuteronomio 33

Sábado

Deuteronomio 34

Domingo

Josué 1

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.