Print

LA SEMILLA 9 DE MARZO DE 2014

APUNTE PASTORAL

“Jesús les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. Pedro le dijo: Pues nosotros hemos dejado nuestras posesiones y te hemos seguido. Y él les dijo: De cierto os digo que no hay nadie que haya dejado casa, o padres o hermanos o mujer o hijos, por el reino de Dios, que no haya recibido mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna”. Lucas 18:27-30.

“Cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho o que dice, lo que diga le será hecho” Marcos 11:2.

Cuando Jesús dijo cualquiera, Él se refería a cualquiera, ricos y pobres. Cualquiera, es cualquiera, es un absoluto.

El problema de muchos hermanos es que ellos piensan que Jesús limitó la fe al tema de la salvación o la vida eterna. Pero la fe es una ley que está al alcance de todos y para todo. Sólo depende de las áreas en que la persona la quiera utilizar. Si usted solo desea ser salvo espiritualmente y estar seguro de su vida eterna mas allá de la muerte, entonces eso será todo lo que obtendrá. Sin embargo si usted quiere más de todas las bendiciones que existen en el mundo natural usted también puede utilizar la ley de la fe para tenerlo.

Su vida, la vida de los ricos, la vida de los pobres depende de cuánto se muevan en la ley de la “fe para hacer las riquezas”. Cuando alguien se queja de tanta miseria, de tanto dolor, de tanta escasez, es porque no entiende que la queja no produce resultados positivos, sólo la fe en las riquezas puede crear el ambiente propicio para que se manifieste.

Jesús utilizó esa fe para producir la multiplicación de los panes y los peces. La utilizó en la pesca milagrosa y en reclamar dinero de la boca del pez para pagar los impuestos.

Jesús utilizó su fe en las riquezas que inclusive nombró a un discípulo tesorero de su ministerio. La ley de la fe estuvo involucrada en todo lo que Él hizo. Recuerde lo que la Biblia dice: “Sin que fe es imposible agradar a Dios”. Jesús dijo que Él hacía siempre lo que le agradaba al Padre, lo que nos muestra que siempre operó en la fe. Lo que Jesús quiso enseñar a los pobres de Su tiempo y de todos los tiempos, es que lo que ellos necesitaban era dirigir sus pensamientos a Dios con fe en las riquezas. Esto causaría que se manifestaran de una forma u otra.

Recuerde que no hay nada demasiado bueno para que usted lo disfrute. La voluntad Dios es que usted sea prosperado en todas las cosas y que tenga salud, así como prospera su alma. Dirija sus pensamientos a Dios con fe en las riquezas, en la salud, en la felicidad y en la multiplicación. Esta es una buena semana. Los bendigo.

LA FAMILIA

Los niños estarán aprendiendo la obediencia al cumplir sus labores, sometiéndose a medida que aprenden a gobernar su carácter. Del mismo modo mamá y papá no se fatigarán tanto, pues el hijo es ahora quien se preocupa de cortar el césped, y así con otras cosas. El amor fluirá de los padres hacia los hijos y de los hijos hacia los padres, pues todas las cosas estarán en orden. Pero hágalo ahora. Comience con ellos lo más temprano posible. Si los deja sueltos hasta que tengan diez o doce años, de veras que va a tener un problema difícil. Ya por ese tiempo tendrá un carácter demasiado voluntarioso y será difícil quebrantarlo. Un pianista de concierto llegará a ser pianista de concierto tras largas horas de práctica. Los niños aprenden a trabajar por la repetición, y es de este modo como aprendemos todas las cosas, ya sea para bien o para mal.

Confío que no habrán de mal interpretarme y lleguen a pensar que les quiero decir que los niños deben trabajar todo el tiempo desde la mañana hasta la noche. No, por su puesto que no. Debe haber tiempo para que ellos se relajen y jueguen. Efectivamente, un día bien sazonado y proporcionado de trabajo y de juego harán que su tiempo dedicado al juego sea más manejable y dentro de los límites de la actividad sana y completa. Usted no tendrá que estar continuamente criticándolos y fastidiándose para mantenerlos en línea y libres de daño. Ellos se alegrarán de tener un corto tiempo para jugar cuando su trabajo esté terminado. Con gozo jugarán y no se aburrirán como para tener alguna excitación inconveniente que podría perjudicar a sus padres. El producto y resultado de ocio excesivo es tribulación. Recuerde que el ocio es el taller del diablo. Por todos los medios, instruya al primero o a los dos primeros, y se dará cuenta que habrá traspasado su valla más alta. La mayoría de los menores seguirán el ejemplo de ellos. Al observar como los mayores se aplican, este mismo espíritu penetrará en los menores. Cuando comienza a una edad temprana, ellos aprenderán a deleitarse de veras en el trabajo. Esto será de ayuda y sostén todos los días de su vida.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

“¿Acaso no sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios está en vosotros? 1 Cor. 3:16; “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual habéis recibido de Dios, y que no sois vuestros? 1 Cor. 6:19: “Por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de Su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo”. Gálatas 4:6-7.

Dios vive en usted, Él es tan real como saber que usted esta respirando ahora. Cuando Dios decidió hacer Su residencia en nosotros, Él vino a vivir con todo su poder y habilidades que siempre ha tenido. El Cristo que vive en usted, es el Cristo resucitado, victorioso y exaltado. Las habilidades de Dios, son las habilidades suyas. Cuando usted es hacedor de Su palabra, realmente Él es quien está haciendo la acción creadora. 1 de Juan 4:4 dice: “El que esta en ustedes es más grande que el que está en el mundo”.

Las energías que usted tiene provienen de Él. 2 de Corintios 6:1 dice: “Usted trabaja como colaborador de Dios “Él es el gran despertador de la excelencia en usted. Cristo toma a la persona que para muchos y aún para si mismo no tiene ningún valor, y lo convierte en un gran señor, muy valioso y próspero.

Cuando usted conozca que Él ha entrado en su vida y que le ha transformado por medio de Su excelencia, va a actuar con dignidad, como actúa la realeza, como actúa un triunfador, un hijo de Dios. Dios en usted, abre la puerta para que entre a la vida abundante. Dios es el Hacedor de personas. El toma la gente desmoralizada y le da nuevas ambiciones, nuevos deseos y nuevos sueños; imparte salud al enfermo y fuerzas al débil; siempre va adelante; le va guiando por el camino. Jesús dijo: “Sígueme y yo te haré” Mateo 4:19. ¿Está desmoralizado, abatido y sin deseos de seguir luchando en la vida? Permita que el Señor Jesucristo entre en su corazón y reciba la paz que su alma necesita. Con Dios todo es posible.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: LIBRES DE LA MALDICIÓN DE LA POBREZA.

Texto Principal: Lucas 4:16-30; 2 de Pedro 1:3; 3 Juan 2.

Introducción: Pobreza quiere decir carencia de las cosas que se necesitan para vivir como Dios manda. La pobreza no forma parte del plan de Dios para sus hijos; nuestro Padre celestial ya nos proveyó todas las cosas que necesitamos para vivir bien. Es cierto que la Biblia nos dice que no debemos confiar en las riquezas. Mar. 10:24 El dinero, sin embargo, no era el problema que Jesús estaba discutiendo: estaba predicando acerca de prioridades. ¿Dónde ponen ustedes su confianza? Les preguntó Jesús. ¿Confian en el dinero, o confian en Dios? Durante las épocas de crisis económicas se preguntan muchos creyentes si estarían justificados al reducir sus ofrendas al Señor. Hay hermanos en la fe que lo hacen y por eso empeora la situación financiera.

 

I. LAS BUENAS NOTICIAS PARA LOS POBRES Lucas 4:18.

El Señor Jesucristo fue ungido para predicar las buenas noticias a los pobres. ¿Cuáles son esas buenas noticias? Que el pobre ya puede dejar de ser pobre. Este es el mensaje de Dios para sus hijos:

1. “Mi Dios suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” Filipenses. 4:19.

2. “Los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien” Salmo 34:10.

3. Dios abrirá las ventanas del cielo, él proveerá, suplirá, satisfará, y nos prosperará.

4. Jesús vino a darnos abundancia. Dios no está agobiado por la pobreza. Tampoco produce hijos afligidos por la pobreza. 2 corintios 9:7-11.

 

II. EL ORIGEN DE LA POBREZA. Malaquías 3:11; Juan 10:10.

El diablo es el ladrón y dovorador, es el enemigo de Dios y de nosotros. Los métodos que él usa para empobrecer a los hijos de Dios son:

1. Las enfermedades Lucas 8:43.

2. Por la maldición de no diezmar Malaquías 3:8-9 (diezmar es dar una décima parte de sus ingresos)

3. Examine su propia fe. ¿Cree usted que Dios suplirá sus necesidades? Filipenses 4:19.

4. La pobreza es producto de la holgazanería. Si está sin trabajo, haga que su ocupación sea buscar trabajo. 2 Tesalonicenses 3:10-12.

5. La pereza es decir, no ser productivo para depender de los demás. La pereza produce flojera y apatía Prov. 12:27.

a. La negligencia conduce a la pobreza Prov. 10:4.

b. La gente perezosa siempre se escuda tras las excusas Prov. 20:4.

c. Seguir a los ociosos Prov. 28:19.

d. La pereza es un pecado de omisión. Ésta tiene que ver con algo que no estamos haciendo Prov. 24:30-32.

 

III. ¿CÓMO ROMPER CON LA MALDICIÓN DE LA POBREZA? Malaquías 3:8-11; Lucas 6:38.

Si recortamos nuestros diezmos y ofrendas cuando confrontamos crisis financieras, podemos en realidad excluirnos a nosotros mismos de la verdadera fuente que pudiera ayudarnos a salir de las dificultades económicas.

1. Si no ha estado diezmando, no es extraño que no haya estado prosperando: Sus finanzas están malditas.

2. Cuando usted da sus diezmos y ofrendas, Dios promete abrirle las ventanas de los cielos Mal. 3:10.

3. Alabe a Dios por la provisión aunque no la vea aún.

4. Podemos estar gozosos porque recibiremos de Dios lo que necesitamos; y también podemos estar gozosos porque conocemos la bendición de dar. Fil. 4:6.

 

IV. DIOS LE DA VALOR A LAS OFRENDAS YA LOS DIEZMOS Números 18.

Cuando Dios nos pide algo, no es para empobrecernos; la finalidad es activar la ley de la reciprocidad. Dar para recibir. 2 Corintios 9:6.

1. El Diezmo es el pago que yo debo hacer por el servicio recibido y este dinero está destinado para el sostenimiento del templo y los que sirven. Núm. 18:21.

2. Las ofrendas son la siembra que hacemos para provocar la cosecha. Lucas 21:1-4.

3. La ofrenda le pertenece a Dios. Núm. 18:8; Prov. 3:9-10.

Conclusión: Dios es quien nos da la semilla para que la sembremos. Cada uno dé como propuso en su corazón; no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 2 Cor. 9:7.

LA MÁXIMA

“Lo que ves es lo que obtienes” FLIP WILON

LA CONFESIÓN DIARIA

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Con tremendas cosas me responderá Dios. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 9 de Marzo

Descargue La Semilla de la familia #7

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Jeremías 26

Martes

Jeremías 27

Miércoles

Jeremías 28

Jueves

Jeremías 29

Viernes

Jeremías 30

Sábado

Jeremías 31

Domingo

Jeremías 32

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.