Print

LA SEMILLA 2 DE MARZO DE 2014

APUNTE PASTORAL

Cualquier persona puede convertir su tiempo en un instrumento muy importante para triunfar. Recuerde que realmente nadie podrá llevarse nada después de la muerte, excepto lo que haya hecho con su tiempo.

El día que pierde nunca más lo tendrá. Todos los triunfadores son muy celosos con su tiempo. No permiten que ni sus mejores amigos se lo echen a perder. Para ellos el tiempo es oro literalmente.

Recuerde que uno de los principios para el éxito es la responsabilidad. Pues bien, aprenda a ser responsable con su tiempo. No lo pierda infructuosamente, ni permita que otros se lo hagan perder. El apóstol Pablo dijo: “Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo”. Colosenses 4:5. Cuando un hombre aprende a redimir el tiempo, sus horas se convierten en grandes riquezas.

El gran caudillo de Israel, Moisés, en el Salmo 90:12 dijo: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría”. Cuente sus días, no deje para mañana lo que pueda hacer hoy. Mire a los fracasados, ¿qué hacen? Nada. Siempre están pensando en mañana: “mañana haré esto o aquello, mañana trabajaré, mañana comenzaré”. Mañana, mañana, mañana. Ese mañana nunca llega. Todo lo que tenemos es hoy.

La Biblia dice: “Hoy es el día se salvación”: “Hoy es el día de salud”. Piense en lo que tiene que hacer hoy y hágalo. Comience ahora mismo. Decídase ahora y no pierda más tiempo. Su negocio, su hogar, sus finanzas, todo cambiará cuando comience a actuar con fe y valor en la Palabra de Dios. Cuando el evangelista llamado Felipe en el libro de los Hechos, fue dirigido por el Espíritu Santo a interpretarle las Escrituras al eunuco de Candace, éste llegó en su carruaje hasta cierto lugar donde había agua y le preguntó al evangelista: “Aquí hay agua, ¿Qué impide que yo sea bautizado?”. Felipe le dijo: “Si crees de todo corazón, bien puedes”. Hechos 8:37.

No mañana, ahora. El eunuco dijo ahora. No había tiempo para perder ahora. Y Felipe le dijo: “Si crees de todo corazón, bien puedes”. Ahora, no mañana, ahora. Y descendieron ambos al agua y allí lo bautizó.

Usted que siempre ha querido triunfar, usted que siempre ha querido establecer un negocio, mejorar sus ventas, levantar una compañía aproveche su tiempo. No lo desperdicie en tonterías que para nada aprovechan. Dios no bendice a los negligentes. Su bendición siempre está en la vida de aquellos que saben aprovechar su tiempo.

Usted se sorprenderá de cuánto podrá lograr cuando planifique cuidadosamente su tiempo. Hasta le sobrará tiempo que podrá utilizar para enriquecer su espíritu con buena literatura. Podrá enriquecer su intelecto con cosas importantes y hasta, con tiempo suficiente, podrá ejercitar su cuerpo y añadir vigor y juventud a su vida. Ande, comience ahora, planifique, ordénese, tome la decisión de redimir su tiempo.

Esto no significa que no pueda descansar o tener tiempo para otras actividades de la vida. Lo que significa es que comprenda el valor del tiempo y no lo desperdicie. Ahora es el tiempo de orar, repita esta oración: “Padre, te doy gracias en el nombre de Jesús por el tiempo que Tú me das. Confieso que de aquí en adelante seré más cuidadoso con mi tiempo. No perderé ni una sola hora de cada día en cosas que no tengan verdadero valor para Ti ni para mí. Padre, te dedico mi tiempo. Dame Tu sabiduría para usarlo correctamente. Dame Tu sabiduría para ofrecer mis servicios a quienes los necesitan, y así poder recibir el fruto de ese trabajo. Hoy es día de salvación. Hoy es el día de comenzar. Hoy es el día de trabajar: Hoy es todo lo que tengo, y no lo perderé por nada, ni por nadie. En el nombre de Jesús mi tiempo será usado correctamente. Amén. Esta es una buena semana. Los bendigo.

LA FAMILIA

El trabajo fatiga nuestros cuerpos y nos hace sentir agrado por los momentos de reposo. Los jóvenes que han sido enseñados de esta manera desde edad temprana, no estarán inventando males sobre sus camas. En nuestros días es común ver como una madre se afana, yendo de un lado para otro, tratando de atender a todos los detalles del trabajo hogareño, mientras la hija de diez, doce, y aun de dieciséis años está sentada frente al espejo, preocupada del arreglo de su cabello. No diga que ella es demasiado joven.

Desde los tempranos años las niñas debieran aprender a lavar sus propias ropas, ayudando a la mamá y haciendo algo por la familia en la manutención de la casa, cocinando, etc. ¿Cómo podría un muchacho o muchacha dar de sí más tarde cuando Dios y el deber los llamen? Si no ha habido instrucción y sacrificio en la vida temprana, serán incapaces de rendirse a ese llamado. Si no aprendemos la obediencia en las cosas pequeñas, perderemos nuestra habilidad de ser obedientes en las cosas mayores.

Una familia en la cual el hijo no era obligado a hacer sino lo que halagaba su fantasía, fue hecho centro de las atenciones y cuando era pequeño se le permitió cometer toda clase de pequeños actos de vandalismo dentro de la casa y en el patio. Cuando una persona bien intencionada vio lo que estaba sucediendo en ese niño, trató de hablar con los padres. Sin embargo, ellos permanecían inaccesibles. Ese amigo había apenas mencionado el asunto cuando fue reducido al silencio por la actitud de los padres. Años más tarde, cuando ese niño era literalmente incorregible, los padres en medio de lágrimas estaban dispuestos a conversar durante horas con aquel mismo amigo acerca de sus tribulaciones. El bondadoso hombre no tuvo corazón para agitar su dedo ante sus narices y decirles: Recuerden cuando yo trate de advertirles.

Muchas veces sucede que una persona ajena a la familia es capaz de ver necesidades vitales para las cuales aun los padres bien intencionados están totalmente ciegos. Con humildad y sabiduría debiéramos poner oído al consejo y a la prevención antes de que los terribles e innegables hechos nos obliguen a llegar a las mismas conclusiones. Cuando un niño va por mal camino y es entregado al diablo, los padres buscarán alguien con quien hablar sobre la carga de su quebrantado corazón. Elevarán sus voces y llorarán, pero no encontrarán lugar de arrepentimiento, aunque lo busquen con lágrimas. “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” Gálatas 6:7. Y para entonces, será demasiado tarde. Oh, que Dios nos ayude a tomar las medidas del caso en los años tempranos cuando algo puede hacerse.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Debemos aprender: A creer en Dios; Que la Biblia es verdad; Que Jesucristo es el camino a Dios; Que Él ama y quiere ayudar a todo ser humano; Que cada ser humano es infinitamente valioso. Que si a la gente se le informa acerca del amor de Dios y de su poder, creerán en Él y serán felices, saludables, exitosos y ciudadanos productivos. La mayor autorrealización que disfrutaremos en la vida esta en ayudar a otras personas a obtener una mejor calidad de vida.

La acción nos pone en el camino para alcanzar, tocar, levantar, sanar, ayudar y salvar a la gente lastimada y solitaria del mundo. La acción nos lanza entre las multitudes necesitadas, para compartirles nuestra fe y mostrarles el camino a Dios y a la bendición. La acción nos libra de ser sermoneadores y nos hace fuente de energía para mejorar la calidad de vida a miles de personas abandonadas. La acción nos libra de hacernos teóricos píos; nos impulsa a comprometernos en una vida de servicio hacia la gente con quienes continuamente se confirman nuestras teorías, al levantar vidas humanas de la mediocridad a la excelencia. En la medida que usted y yo ayudemos a la gente necesitada, ya sea a los enfermos, abatidos, pobres, solos o condenados; y les mostremos el Camino que es Cristo, ellos serán levantados y nosotros alcanzaremos la autorrealización. Inténtelo, inicie, y verá los resultados.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: LO QUE PENSAMOS DETERMINA NUESTRA CREENCIA.

Texto Principal: Proverbios 23:7; Filipenses 4:8; Romanos 12:2; Efesios 4:23; 2 Cor. 10:3-5.

Introducción: Dios nos creó a Su imagen y conforme a su semejanza, nos hizo seres tripartitos: nos dio un espíritu, un alma y un cuerpo.

El espíritu humano es nuestra verdadera esencia, realmente nosotros somos un espíritu que tenemos un alma y moramos en un cuarpo a través del cual nos expresamos.

El alma es el asiento de nuestra personalidad, y está constituída la voluntad y el intelecto y emociones. En el intelecto están las estructuras pensantes –creencias-, que fueron implantadas desde la temprana edad.

 

I. EL PODER DEL PENSAMIENTO.

Todo aquello en lo que enfocamos nuestro pensamiento de manera constante, es lo que sucede en nuestro mundo exterior.

1. Si nuestros pensamientos dominantes están enfocados en obtener resultados positivos, y en nuestras fortalezas, y si las acciones refuerzan nuestra manera de pensar, entonces eso será lo que obtendremos.

2. Si nuestros pensamientos dominantes están enfocados continuamente en obtener resultados negativos, en pobres espectativas, o en nuestras debilidades, eso es lo que obtendremos.

3. Las imágenes que están grabadas en la mente atraen lo que representan.

4. Aquello en lo que nos enfocamos se expande en nuestra vida.

 

II. PENSAMIENTOS Y PALABRAS.

La esencia de las palabras son los pensamientos. Jesús dijo: “…Lo que diga le será hecho” Marc. 11:23.

1. “Pedid, y se os dará…” Mateo 7:7-8.

2. Porque por sus palabras serás justificado, y por sus palabras serás condenado” Mateo 12:37.

3. “Si tuvieres fe como un grano de mostaza, podrías decir a este sicómoro: Desarráigate, plántate en el mar, y os obedecería” Lucas 17:6 “Si tuviereis fe, y no dudare, no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho. Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis” Mateo 21:21-22.

 

III. LOS PENSAMIENTOS: SEMILLAS QUE GERMINAN Y LLEVAN FRUTO.

Todo lo que usted necesita para triunfar y vivir la vida plena y feliz se encuentra en su interior.

1. Imágenes mentales. Las imágenes mentales que mantiene en el subconsciente, buscarán siempre manifestarse en su mundo exterior.

a. La diferencia entre el pesimista y el optimista es la forma de pensar.

b. Los pensamientos dominantes son los encargados de atraer la felicidad o la angustia.

2. Los pensamientos semillas. Los pensamientos son las semillas de lo que ocurrirá en su vida.

a. El ser humano es literalmente lo que piensa. Cada persona construye sus condiciones, su éxito y su destino en virtud de los pensamientos que escoge y guarda en su mente.

b. Todo ser humano es el forjador de sí mismo.

c. Los pensamientos atraen las circunstancias, crean hábitos y definen el destino.

d. La personalidad es la suma de los pensamientos. Piense bien para que viva bien.

 

IV. TRANSFORMADOS MEDIANTE LA RENOVACIÓN DE LA MENTE Romanos 12:2.

Nuestros pensamientos dominantes tienden a magnetizar nuestro cerebro, y estos pensamientos actúan como imanes que atraen hacia nosotros a las personas y las circunstancias de la vida.

1. Lo único que un ser humano debe hacer para ver un mundo que funciona correctamente, es asegurarse que él piensa y actúa correctamente.

2. En la medida que cambiamos nuestra manera de pensar respecto a las circunstancias y a las demás personas, las situaciones y la gente cambiará respecto a nosotros.

3. Los pensamientos de odio y condenación se vuelven hábitos de acusación y violencia.

 

V. PIENSE LOS PENSAMIENTOS DE DIOS Isaías 55:7-8.

Como el ser humano piense, así es él; como siga pensando, así seguirá siendo. “Nadie puede hacernos sentir inferiores sin nuestro consentimiento”

1. Usted podrá elevarse para alcanzar el éxito, si eleva sus pensamientos. Prov. 23:7.

2. ¿Cómo utilizar sus pensamientos para crear un nuevo futuro? La creación física de las cosas está precedida de una creación mental.

3. Su futuro se está formando en este preciso instante en su mente; continúe pensando los pensamientos de Dios.

Conclusión. Lo que pensamos, creemos y visualizamos se convierte en la base de todo lo que experimentamos en la vida. PIENSE LOS PENSAMIENTOS DE DIOS.

LA MÁXIMA

“Al que cree todo le es posible” JESÚS DE NAZARET. Mar. 9:23

LA CONFESIÓN DIARIA

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Con tremendas cosas me responderá Dios. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 2 de Marzo

Descargue La Semilla de la familia #6

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Jeremías 19

Martes

Jeremías 20

Miércoles

Jeremías 21

Jueves

Jeremías 22

Viernes

Jeremías 23

Sábado

Jeremías 24

Domingo

Jeremías 25

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.