Print

LA SEMILLA 2 DE FEBRERO DE 2014

APUNTE PASTORAL

“El ladrón no viene sino a hurtar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. Juan 10:10.

La vida que Dios ha escogido para nosotros es la vida con abundancia. Sin embargo, por alguna razón hemos sido persuadidos a lo contrario. Es necesario que usted interiorice las verdades de la Palabra de Dios, las mismas que han cambiado a miles de personas en todo el mundo. Recuerde que Dios no hace acepción de personas, usted está en el plan de Dios. No se desespere ni se impaciente, eso solo hará que las cosas se atrasen.

La Biblia dice en Romanos 14:12 que cada uno dará cuenta de sí. ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que cada persona es responsable de sus actos, de modo que cada uno es responsable de su destino o futuro. Cuando estemos morando con el Señor y él nos llame a rendir cuentas, nadie tendrá que responder por el lugar donde nació, ni por las circunstancias bajo las que nació. No somos responsables por aquellas cosas que existieron antes de que pudiéramos tomar decisiones, pero una vez pudimos hacer algo, ya somos responsables de lo que hemos podido hacer, y de eso sí daremos cuenta.

¿Por qué es tan importante que reconozcamos nuestra responsabilidad? Porque solo así dejamos de buscar razones para fracasar y personas a quienes culpar. Desde el momento en que reconocemos nuestra responsabilidad con nuestras acciones y con nuestro futuro, el Espíritu Santo puede ayudarnos a buscar soluciones y alternativas. Somos dueños de nuestro destino.

Dios ha provisto todo lo que hace falta para cambiar nuestro destino, nuestras vidas. Por lo tanto, admita su responsabilidad. Todos sus sueños y deseos, todas las aspiraciones que han inundado su vida en el pasado, son posibles si reconoce su responsabilidad delante del Señor; haga lo que tenga que hacer con sus recursos. El Señor le dijo a Josué: “Yo estaré contigo y bendeciré lo que hagas, pero tú tienes que aceptar la responsabilidad de esforzarte y de ser valiente haciendo lo que está escrito en este libro”. Josué 1:8.

El sentido de responsabilidad es un factor decisivo en aquellos que logran cambiar el curso de sus vidas. Usted tiene este sentido de responsabilidad. En lo que respecta a la liberación financiera, usted no hallará una fórmula mágica, pero si hallará un sistema. Su prosperidad no depende de la buena suerte, sino de su obediencia al sistema de Dios, y de asumir sus responsabilidades que son la base para triunfar.

Para asegurarse de que entiende lo que le estoy exponiendo, conteste las siguientes preguntas:

1. ¿Quién será el responsable si no es libre financieramente el los próximos años?

2. Si no puede lograr sus sueños y sus deseos, ¿Quién será el responsable?

3. Si su vida se mantiene rodeada de limitaciones, ¿Quién será el responsable?

Si admite que usted lo será, entonces está entendiendo el valor de la responsabilidad. Esto es lo que hará que usted camine por encima de las crisis. Si por el contrario no quiere admitirlo, el fracaso estará listo para ofrecerle las mejores excusas, y fracasará.

Cuando el hombre no acepta responsabilidades sus fuerzas espirituales no se desarrollan. Es como la mariposa encerrada en su crisálida, si no se esfuerza en salir y romper con sus propias fuerzas el saco que la encierra, no podrá volar y perecerá. El sentido de responsabilidad nos hace sacar fuerzas de donde no pensamos que existieran.

Esfuércese y sea valiente. Camine hacia delante, forje su propio destino con responsabilidad. Esta es una buena semana. Los bendigo.

LA FAMILIA

Por la falta de comunicación a veces se establecen reglas tiránicas, impuestas desde un solo punto de vista y el resultado será que las reglas sin relación producen rebeldía. Cuando estas faltan, causamos gran daño a las personas con las que convivimos.

La soledad es fertilizada cuando los miembros de la familia se refugian ya sea en la televisión, la radio o un grupo social. Los grupos sociales crean presiones sobre las personas que los componen, especialmente en aquellas que son tímidas. Estas, al verse presionadas, prefieren encerrarse en un mutismo como medio de defensa. La familia puede llegar a ser un grupo de presión si no está dispuesta a cambiar patrones de conducta, rumbos o concepciones de lo que debe ser la vida familiar.

No debemos permitir que las presiones nos aíslen. Debemos mantener una posición de continuo aprendizaje para saber ceder en cosas que no varíen totalmente de las buenas concepciones, a menos que pensemos que están totalmente equivocadas. La presión de grupos es el resultado de imponer reglas sin tener en cuenta a los componentes del grupo, y de las prohibiciones sin amor. Hay hogares que basan su autoridad en la presión de los más poderosos o de quienes tienen autoridad y se crea un estado de soledad en quien se siente violentado en sus derechos especialmente en el de opinar.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

No permita que ningún consejo, influencia o persona pueda plantar en su mente ni en su espíritu ninguna información que contradiga la visión que Dios tiene de el nuevo usted que es en Cristo.

La nueva visión del nuevo usted que Dios creó en Cristo, se afianzará en su alma: Cuando acepta y cree en el valor que tiene, por estar creado a imagen de Dios; Cuando se identifica con Cristo, quien murió para redimirle, de manera que Dios en Cristo puede vivir en usted; Cuando la información contenida en la Biblia es su base para creer en las ideas que Dios ha concebido acerca de usted; Entonces usted tiene la mente de Cristo 1 de Corintios 2:16. Usted ha experimentado lo que Pablo explicó en Efesios 4:23: El espíritu de vuestra mente ha sido renovado, usted piensa ahora como Cristo pensó.

La imaginación es de gran ayuda para liberar el poder de su fe cuando ésta imaginación esta basada en las promesas de Dios y en su plan de amor. A través de este nuevo conocimiento, esta naciendo en usted un milagro nuevo. Ahora esta viendo al nuevo usted, renacido por medio de Cristo en Dios. Ahora verá metas nuevas, logros nuevos y propósitos nuevos para su vida. Jamás podrá darle a un blanco que no puede ver.

Ahora usted tiene un modelo para inspirarse: Su nombre es Jesucristo. El llevó el castigo que todos sus pecados merecían y pagó el precio para redimirle ante Dios de forma tan perfecta, que ahora Él puede vivir en usted como vivió en Cristo.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: LA BENDICIÓN DEL SEÑOR TE ACOMPAÑARÁ SIEMPRE.

Texto Principal: Deuteronomio 28:1-14; 29:9; Proverbios 10:22; Isaías 3:10; Efesios 1:3.

Introducción: Nuestro Padre Dios es afluente, es el Proveedor y su mayor deleite es bendecirnos. Dios bendice la obra de nuestras manos. Por implicación la palabra bendición es “prosperidad”.

La palabra “prosperar - heb. tsaléakj” quiere decir: Empujar hacia delante, éxito, lograr, pasar, avanzar, engrandecer. “Prosperidad” es estar en paz sabiendo que se tiene todo lo necesario para triunfar en la vida. La prosperidad viene como resultado de la obediencia a la Palabra de Dios.

 

I. ¿QUÉ ES LA BENDICIÓN?

La bendición es el poder que Dios que Él activa a través de Su Palabra con el fin de colmarnos de toda clase de bienes espirituales, físicos –salud-, familiares y económicos –prosperidad económica-. La bendición de Dios es Su fuerza que actúa poderosamente en nosotros los creyentes para hacernos prosperar en todas las cosas que emprendamos.

1. Bendiciones espirituales. El creyente en Cristo es el receptor de toda bendición espiritual. Efesios 1:3-14.

2. Bendiciones físicas. La bendición de la salud ya es una realidad en Cristo. Cuando el Señor murió en la Cruz del Calvario, llevó en Su cuerpo todas nuestras enfermedades, “por cuya herida fuimos sanados”. Isaías 53:4-5.

3. Bendiciones familiares. “La generación de los rectos –hijos de Dios- será bendita” Salmo 112:2; Génesis 12:3 “… y serán benditas en ti todas las familias de la tierra”.

4. Bendiciones económicas. ““La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella”. Proverbios 10:22.

 

II. CRISTO NOS REDIMIÓ DE LA MALDICIÓN DE LA LEY… Gálatas 3:13; Deut. 28:15-68.

La maldición es la fuerza negativa causante de todas las aflicciones y congojas que causan los padecimientos a la humanidad.

La ley es espejo de la voluntad de Dios para los seres humanos y a la vez, la ley es el capataz que maldice –quien no cumpla la ley está bajo maldición-.

1. La maldición de la Ley era verdadera. Esta maldición fue la que condujo a Cristo a la cruz.

2. El Señor Jesucristo, justo y santo tuvo que pasar por el castigo que hubiera sufrido cualquier otro que hubiera caído bajo la maldición de la Ley.

3. La maldición de la Ley expresa en Deuteronomio 28:15-68 afecta al transgresor causando la:

a. Muerte física, espiritual y eterna-.

b. Las enfermedades físicas, mentales y emocionales-.

c. Pobreza, endeudamiento, fracasos en los negocios-.

d. Afecta a la familia –Separación, divorcio, división, debilidad y derrota-.

 

III. ACTIVE EL PODER DE LA BENDICIÓN Josué 1:7-8.

Josué es el hombre a quien Dios le confía la tarea de pasar el río Jordan junto con el pueblo de Israel y tomar posesión de la tierra prometida. La bendición del Señor estaba con Josué, ahora él tenía que activar el poder, la fuerza creativa de Dios en su vida. ¿Cómo activaría el poder de la bendición este hombre de Dios?

1. “Esfuérzate y sé valiente”. Esforzarse quiere decir: prevalecer ante la adversidad, ser insistente, predominar, prevalecer, resistir, vencer. Es decir:

a. Seguir creyendo aunque las circunstancias sean adversas. 1 Tim. 6:12.

b. No abandonar lo que se ha iniciado si está en el propósito de Dios.

c. Mantenerse firme. Efesios 6:10-11.

2. Obediencia a la Palabra de Dios Josué 1:8.

El éxito viene como resultado de la obediencia a la Palabra de Dios, es decir, actuar con forme a los que Dios ha dicho, y está escrito en Su Palabra.

a. Obedecer es actuar sobre la Palabra de Dios.

b. La gente que recibió los milagros fueron los que actuaron con base en la Palabra del Señor Jesús. El paralítico de Betesda Juan 5:8,9.

3. El poder de la palabra hablada. Josué 1:8 La palabra de fe activa el poder de Dios. “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley”.

a. Confiese diariamente lo que cree.

b. Lo que diga será hecho Marcos 11:23 Confieso, luego poseo.

4. Piense en grande. Josué 1:8 “Sino que de día y de noche meditarás en él…” Meditar es hablar, susurrar, pensar, proferir, imaginar.

a. Lo que usted siembre en su mente crecerá y creará las condiciones externas en que usted vive.

b. Piense los pensamientos de Dios. “Paz, Felicidad, Salud, Abundancia, Éxito, Riquezas, Familia poderosa sobre la tierra”.

5. Es cuestión de actitud. La actitud es una organización duradera de creencias, dotada de una carga afectiva a favor o en contra de un objeto definido que predispone a una acción coherente

6. Active el poder de Dios en usted Deuteronomio 8:18. Dios nos dio el poder para hacer las riquezas. Esta es una realidad ahora.

Conclusión. Nuestro Padre Dios nos está formando para que cumplamos el propósito por el cual fuimos creados. El cambio se inicia en nosotros y no en los otros. En la medida que permitimos la renovación de la mente por la Palabra de Dios, y pensamos sus pensamientos, nuestro estilo de vida mejora.

LA MÁXIMA

“No es suficiente con tener una buena mente; lo principal es usarla bien” RENE DESCARTES.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

El Señor es mi pastor, nada me faltará. Mayor es el que está en mí, que el que está en el mundo. Cosas tremendas hará Dios conmigo. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 2 de Febrero aquí 

Descargue La Semilla de la familia #2

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Isaías 57

Martes

Isaías 58

Miércoles

Isaías 59

Jueves

Isaías 60

Viernes

Isaías 61

Sábado

Isaías 62

Domingo

Isaías 63

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.