Print

LA SEMILLA 23 DE NOVIEMBRE DE 2014

APUNTE PASTORAL

“No temas porque yo estoy contigo, no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” Isaías 41:10.

¡CAMBIO¡ Espero que esta palabra no lo asuste, sino que más bien le inspire. Esta es la definición de HERBER SPENCER: “Una cosa viva se diferencia de una muerta por la cantidad de cambios que ocurren en ella”.

El cambio es una evidencia de que hay vida. Es imposible crecer si no hay cambio. Las personas que no pueden cambiar de idea no pueden cambiar nada. La verdad es que la vida siempre está en algún punto de cambio.

Lo que la gente quiere es progreso; siempre y cuando lo puedan tener sin cambio. ¡Eso es imposible¡ Usted debe cambiar y debe reconocer que el cambio es su mayor aliado. La persona que nunca cambia de opinión, nunca rectifica sus errores. La verdad es que el camino al éxito está siempre en construcción.

La formula del éxito de ayer a menudo es la formula del fracaso de mañana. Considere lo que dijo una vez Thomas Watson, el fundador de la Compañía IBM: “Hay un mercado mundial para unas cinco computadoras”. ¿Dónde estaría la IBM hoy si el señor Watson no hubiera estado dispuesto a cambiar?

Usted no puede llegar a ser lo que ha sido destinado a ser si permanece donde está. John Patterson reflexionó: “Solo los necios y los muertos no cambian de opinión. Los necios no lo harán. Los muertos no lo pueden hacer”.

Si usted no respeta la necesidad de cambio, considere lo siguiente: ¿Cuántas cosas ha visto que han cambiado en el transcurso del último año? Cuando usted se cambia así mismo, las oportunidades van a cambiar. La misma forma de pensar que lo ha traído al lugar donde está ahora no necesariamente lo va a llevar a donde quiere ir. Sante Boeve descubrió esta verdad: “Hay personas cuyo reloj se detiene a una cierta hora y que se quedan en forma permanente en esa edad”

No le tema al cambio, porque es una ley incambiable de progreso. El hombre que usa los métodos de ayer en el mundo de hoy no va a estar negociando mañana. Una persona tradicional es simplemente alguien cuya mente esta abierta a ideas nuevas, siempre y cuando sean las mismas ideas viejas.

“Hay personas que no solamente luchan para permanecer estáticas, sino que luchan para que todo este así. Su posición es casi absurdamente sin esperanza” Odell Shepard.

Mignon Mc Laughlin dijo: “La gente menos feliz es la que teme más al cambio”. Cuando se rompen los patrones y las tradiciones, emergen nuevas oportunidades. Cuando usted defiende sus faltas y errores está probando que no los quiere dejar. Todo el progreso se debe a aquellos que no estuvieron satisfechos con dejar todo como está. No tuvieron miedo de cambiar. El cambio no es su enemigo, es su amigo. Esta es una buena semana. Los bendigo.

LA FAMILIA

Dios nunca manda un amor que involucre afecto íntimo entre dos personas sobre la mera base de su atracción natural del uno al otro. El no junta a un hombre y a una mujer para luego decirles: “Ahora ámense el uno al otro; y cuando yo vea que el amor que se tienen es suficientemente fuerte, entonces los voy a bendecir en el matrimonio”. El enamoramiento es una experiencia maravillosa, y cuando está acompañada por la modestia y la moderación, Dios comparte el placer de la experiencia. Bien pudiera ser éste el medio que condujera a dos personas al matrimonio, pero Dios no establece un matrimonio sobre el fundamento de esa mera atracción natural. En el sermón de bodas que escribió a su sobrina, Dietrich Bonhoeffer expresó: “Del mismo modo que es la corona, y no simplemente el deseo de gobernar, lo que constituye a un rey, así, es el matrimonio, y no meramente vuestro amor del uno por el otro, lo que os justa ante los ojos de Dios y del hombre. Tan alto como Dios está sobre el hombre, así también están la santidad, los derechos y la promesa del amor. No es vuestro amor lo que sostiene al matrimonio, sino de ahora en adelante, es el matrimonio lo que sostiene a vuestro amor”.

El amor romántico como la única base viable para el matrimonio es uno de los axiomas de nuestra cultura que no ha sido examinado y que por consiguiente es seguido ciegamente. Con alegría suponemos que es la única base para el matrimonio que está de acuerdo con la libertad y la dignidad humanas, y puesto que el “amor” entra en la fórmula, también debe ser más cristiano.

En muchas culturas, los matrimonios son concertados por los familiares de los novios en perspectiva. Una práctica semejante sería intolerable en nuestra cultura. Para nosotros es inconcebible que un matrimonio concertado en tales términos pudiera ser feliz. Si lo fuera, lo atribuiríamos a pura suerte. Y sin embargo, los matrimonios felices no son invención de nuestra cultura. Lo que es invención de nuestra cultura es la noción de que el amor romántico es la única base sólida para el matrimonio. Cabría preguntarse si nuestra cultura, siguiendo esta noción, ha producido menos matrimonios miserables. Cuando menos la tasa de divorcio lo deja a uno pasmado.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

“Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida”. Isaías 43:4.

El primer principio para la vida triunfante es reconocer lo que usted vale. Cuando lo reconozca. Hará que semillas de grandeza germinen en su interior. Mantenga nutridas esas semillas, pensando en ellas y reafirmando lo que usted vale, hasta que su actitud y su conducta sean transformadas.

Esas semillas crecerán, como si un milagro se estuviera llevando a cabo en usted. Comenzará a pensar, sentir y hablar como alguien que tiene valor y dignidad.

Su valor propio le merecerá respeto. Los demás lo tratarán como usted mismo se trate. Lo van a ver como se vea a sí mismo. Usted merecerá la confianza de la gente cuando practique tener confianza en sí mismo. Usted estará determinando lo que su vida vale a través de sus propios pensamientos, palabras y acciones. Jamás abrigue pensamientos denigrantes a cerca de usted mismo. Nunca hable ni actúe como una persona de segunda clase.

Mantenga su mente en el cuadro que lo presenta a usted como una persona que es semejante a Dios. El valor propio y la autoestima son la ropa más noble que usted puede vestir.

Hágase el propósito de jamás desacreditar ese usted que es de tanto valor para Dios. Tome la determinación de jamás degradar a ese usted que Dios creó a Su imagen.

Una vez acepte lo que vale ante Dios, entonces podrá aceptar el valor de los demás. Al tener cuidado de sí, tendrá cuidado de las demás personas.

Declare: Soy hijo de Dios, soy más que vencedor, saludable y prosperado. No tengo temor, porque mayor es el que está en mí que el que está en el mundo. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: CERCA DE TI ESTÁ LA PALABRA, EN TU BOCA Y EN TU CORAZÓN.

Texto Principal: Salmo 119:89-96; 1 Pedro 1:22-25; Hebreos 11:3.

Introducción: “Por tu ordenación subsisten todas las cosas hasta hoy, pues todas ellas te sirven”. Salmo 119:91. La palabra ordenación en hebreo significa: “Veredicto pronunciado judicialmente, es una sentencia o decreto formal”. La N.V.I. dice: “Todo subsiste hoy, conforme a tus decretos”. Un decreto es un tipo de acto administrativo emanado habitualmente del poder ejecutivo y que, generalmente, posee un contenido normativo reglamentario, por lo que su rango es jerárquicamente inferior a las leyes.

“A toda perfección he visto fin; amplio sobremanera es tu mandamiento”. Salmo 119:96. Literalmente lo que significa esta palabra es: Todas las cosas terrenales son limitadas pero la Palabra de Dios es infinita.

 

I. LA PALABRA DE DIOS.

La Palabra de Dios permanece para siempre, no está desprovista de poder. Dios y su Palabra son uno.

1. La Palabra es el aliento de Dios.

2. La Palabra es la expresión de los pensamientos de Dios.

3. Cuando leemos la Biblia, es Dios quien nos está hablando, es la Palabra viviente.

4. La Palabra es una parte de Dios. Juan 1:1 “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”. Logos significa palabra, pensamiento, aquí es aplicado a Jesús, quien es todo lo que Dios es y la expresión de Dios mismo.

 

II. FE EN LA PALABRA DE DIOS.

Muchos hombres y mujeres son mencionados en la Biblia porque se destacaron por las hazañas que hicieron, ellos fueron tan humanos como nosotros. Entonces, ¿Cómo pudieron realizar esas proezas?

1. Por la fe en la Palabra de Dios (Palabra hablada o escrita). La creyeron, la aceptaron como la Palabra viviente de Dios.

2. Esta es la Palabra hecha carne. Juan 1:14.

3. Jesús habló la Palabra. Él era la Palabra. Juan 12:49,50; 14:10.

4. La Palabra viviente de Dios en nuestros labios es la que sana a los enfermos, y la que quebranta el poder de satanás sobre los seres humanos.

 

III. LA PALABRA DE DIOS EN EL CORAZÓN Romanos 10:8.

La palabra usada en este versículo para corazón en el idioma griego es: ‘kardía’ y literalmente se refiere a: pensamientos o sentimientos (mente). Esta es la mente renovada por la Palabra de Dios.

1. Solo la mente que ha sido renovada por la Palabra de Dios esta en condiciones de retener, almacenar como un contenedor, la revelación de la Palabra de Dios.

2. Ahora podemos decir: La Palabra de Dios vive en mí. Colosenses 3:16.

3. La Palabra de Dios es mi salud y mi fortaleza. Proverbios 4:20-22.

4. Es el pan de vida para mí y mi fuerza. Mateo 4:4.

5. Es la propia habilidad de Dios en mi ser interior.

6. La Palabra de Dios es la fortaleza de mi vida. Salmo 27:1.

7. La Palabra de Dios me da paz y quietud en medio de la confusión. Isaías 26:3.

8. La Palabra de Dios me da gozo en medio de la aflicción. 119:49-50.

9. La Palabra de Dios me da la victoria en medio de los conflictos diarios, de la misma manera que el Señor Jesucristo venció a satanás con el “Escrito está” Lucas 4:1-13.

 

IV. CERCA DE TI ESTA LA PALABRA, EN TU BOCA…

“Si tuvieras fe como un grano de mostaza, podrías decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería”. Luc. 17:6. Consideremos todo lo que la Palabra de Dios puede hacer a través de nuestros labios. La Biblia dice que la Palabra de Dios está en el corazón, y en nuestros los labios.

1. Jesús sabía lo que la Palabra de Dios haría en sus labios. Juan 14:10.

2. Pedro y Juan sabían lo que la Palabra de Dios haría en sus labios. Hechos 3:6.

3. La Palabra de Dios que sale de nuestra boca, no volverá vacía. Isaías 55:11.

4. La Palabra creadora en los labios de Jesús es la misma Palabra creadora en nuestros labios.

 

V. LA FE ES ATREVERSE A HABLAR LA PALABRA DE DIOS.

La Palabra de Dios escrita, la Santa Biblia, es el testimonio de Dios acerca de sí mismo, acerca de Su Hijo Primogénito y acerca de Su familia.

1. Atrévase a hablar la Palabra de Dios a los enfermos y a los poseídos por los demonios, y serán libres.

2. Ore con base en la Palabra de Dios, deje que ella hable por medio de sus labios.

3. La Palabra de Dios nos revela la derrota que Cristo le propinó a nuestros enemigo satanás.

Conclusión: La Palabra de Dios para siempre permanece en los cielos. Es la Palabra eterna, viva y eficaz, con la Palabra Dios creó el universo. Esta Palabra es eficaz en los labios de todo aquel que la cree y se atreve a declararla. Podemos ordenarle a las enfermedades que salgan de los cuerpos enfermos, podemos echar fuera a los demonios y liberar a los cautivos. Podemos con la Palabra de Dios romper toda atadura de pobreza financiera. Atrévase, declare la Palabra que está en su corazón. Jesús dijo: SI PUEDES CREER, AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE.

LA MÁXIMA

 

“El que nunca cometió un error, nunca descubrirá nada. Aprendemos más por los fracasos que por los éxitos. Descubriendo lo que no vale, encontramos lo que vale”. SMILES.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

Yo soy lo que la Biblia dice que soy, yo tengo lo que la Biblia dice que tengo, yo puedo hacer lo que la Biblia dice que puedo hacer. Con tremendas cosas me responderá Dios. Este es un buen día, SOY BENDECIDO.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 23 de Noviembre

LECTURAS DIARIAS

Lunes


Apocalipsis 9

Martes

Apocalipsis 10

Miércoles

Apocalipsis 11

Jueves


Apocalipsis 12

Viernes


Apocalipsis 13

Sábado

Apocalipsis 14

Domingo

Apocalipsis 15

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.