Print

LA SEMILLA 2 DE NOVIEMBRE DE 2014

APUNTE PASTORAL

“De la manera que teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir, o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría”. Romanos 12:6-8.

Según este pasaje de la Biblia, el Señor ha dado a cada uno de los miembros de la Iglesia diferentes dones para que contribuyan a edificar el Cuerpo de Cristo. Uno de esos dones aparece mencionado en el versículo 8 “el que reparte, con liberalidad”.

En las iglesias hacemos énfasis en los dones como el de hablar en lenguas, el de sanidades, de profecía y otros similares. Pero escuchamos muy poco sobre el don de repartir con liberalidad, con generosidad.

Esta ignorancia se debe a que satanás está interesado en que los creyentes no aprendan a utilizar sus posesiones para servir al Señor con generosidad.

Detrás de cada uno de los ministerios de enseñanza y predicación que existen en el mundo hay una gran cantidad de creyentes generosos y anónimos que invierten en ese ministerio.

Detrás de cada programa radial y los que se emiten por la televisión, siempre hay un gran grupo de hijos de Dios que invierten en ese ministerio, ellos han repartido con liberalidad.

Recuerde que las mejores cosas de la vida no son gratis.

Por eso Dios está levantando en todo el planeta un ejército de hombres y mujeres fieles. Personas con visión mundial, con un corazón generoso, y capaces de oír lo que el Espíritu Santo está hablando a esta generación.

Esta clase de gente serán los banqueros del reino, los administradores de Dios. Ellos serán quienes financien la última y gigantesca cosecha de almas que levantaremos en la tierra antes que Jesús regrese.

Las finanzas son de las formas más efectivas para servir a Dios. Lucas 8:2-3 dice: “Algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades, y otras muchas, seguían a Jesús, y le servían de sus bienes”.

Nosotros también hemos sido perdonados, sanados y liberados por el Padre: con poder, con autoridad, con santidad y con compasión. Pero también con recursos abundantes para hacer la obra.

Ya basta de dar ofrendas a manera de limosnas, no seamos avaros y egoístas. Ya es suficiente haber retenido durante tanto tiempo los recursos que nos fueron entregados para predicar el evangelio.

Dios ordena que empecemos a sembrar en abundancia y a repartir con liberalidad.

Eclesiastés 11:2 dice: “Reparte a siete, y aún a ocho; porque no sabes el mal que vendrá sobre la tierra”

Satanás ya debe haber hablado a su mente no renovada diciéndole: “bueno, si empiezas a repartir con liberalidad, y vienen tiempos difíciles, ¿qué va a ser de tu familia?

La verdad de Dios es que sí vendrán tiempos difíciles sobre la tierra y que, precisamente, esa es la razón por la que debemos empezar a repartir ahora mismo con generosidad.

Eso es lo que significa reparte a siete. En la Biblia siete es el número de lo completo y perfecto. Siete significa repartir con toda nuestra fuerza. Pero esta Escritura dice: reparte a siete, y aún a ocho. Repartir a ocho significa dar más allá de todas nuestra fuerzas, como hicieron los hermanos de la iglesia de Macedonia 2 Corintios 8:1-2.

ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO. LA BENDICIÓN DE DIOS SE MANIFESTARA PERMANENTEMENTE EN SU VIDA Y FAMILIA.

LA FAMILIA

Los esposos y esposas debieran esperar que su relación sexual significara un tiempo de placer pasando juntos. Sin embargo, paradójicamente, una clave para esto es la aceptación total de su relación sexual tal como es, aun cuando haya algunos problemas y frustraciones. Puede ser que una buena relación sexual no resulte de por sí. Puede tomar algún tiempo y algunos ajustes inteligentes de actitudes.

La reacción de uno a la relación sexual es el matrimonio, lo mismo como al amor, está mucho más sujeta a la voluntad de lo que suponemos. Uno no tiene que estar a la espera de un sentimiento estático. Aún cuando uno participe de la relación más que nada por deber, puede crecer y desarrollarse una relación feliz. Es cierto, hay ocasiones en todos los matrimonios cuando uno u otro de los cónyuges participa de la relación sexual más por deber que por pasión. Tal manera de encarar el problema sexual no está por debajo de la dignidad del acto mismo de los cónyuges.

Una mujer que disfrutaba de una feliz relación sexual en el matrimonio escuchaba las quejas de una amiga en cuanto a “todo lo que su marido deseaba era sexo”. – “lo que tú necesitas, -dijo ella,- es un poco más de la actitud bohemia ‘aquí estoy-prosigue- y úsame’.

Puede que esto suene como una actitud demasiado vulgar hacia el sexo, pero ofrece mayor potencial para la felicidad que la actitud poco práctica que deja todo librado a los sentimientos. Aun más, está plenamente de acuerdo con el consejo bíblico que dice: “La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.” 1 Cor. 7:4. En lenguaje corriente, esto significa que si uno de los cónyuges desea la relación sexual, el otro debiera responder a ese deseo. La esposa y el esposo que adoptan esta manera realista de enfrentar el problema del sexo, descubrirán que éste es un aspecto maravillosamente satisfactorio de su matrimonio- por la sencilla razón de que la relación tiene sus raíces en la realidad, y no en algún ideal artificial o imposible.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Siendo que Dios le creo a Su imagen, usted es una persona de su misma clase. Acepte lo que vale; debe verse dentro de la totalidad de un cuadro en el cual usted es la obra de arte de Dios, a pesar del estado actual de su situación.

Un artista se sintió atraído por un limosnero sentado justo al camino. Teniendo en mente la obra de las manos de Dios en todo ser humano, el artista, con su sentido de percepción, pintó al hombre imaginándose el potencial que había en él y lo que podría llegar a ser. Luego, llamó al limosnero para que viera lo que había pintado.

“¿Soy yo ese?” preguntó el limosnero.

“Bueno, ese es el usted que yo veo en usted”, contestó el artista.

“Si ese es el hombre que usted ve en mí”, dijo el limosnero con un nuevo propósito reflejado en sus ojos: “entonces ese es el hombre que yo seré”

Las semillas de la grandeza están en usted. Al aceptar este primer principio, estará haciendo que esas semillas comiencen a brotar en usted ahora mismo. El valor que Dios le da a usted no depende de genes especiales de padres superiores. Lo que vale delante de Dios no es medido por sus bienes ni por el color de su piel ni por su superinteligencia ni por su educación formal.

Como es creado por Dios, usted es parte de Dios. Es correcto y apropiado que usted estime lo que Dios estima y valore lo que Dios valora.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: COMO EDIFICAR LA FE.

Texto Principal: Romanos 10:17; 2 Tesalonicenses 1:3; Judas 20.

Introducción: Todos pasamos por diversos problemas, esta es una experiencia constante para todos los que vivimos en este mundo. Por esta razón es muy importante que tengamos nuestra propia fe para usarla en los momentos difíciles.

La mayoría de la gente camina descuidadamente hasta que se encuentra con las situaciones difíciles ya sea porque se enferman ellos o uno de sus seres queridos, o algún problema financiero o familiar; entonces se ponen a gemir y a llorar, oran citando versículos de la Biblia, y no pasa nada porque carecen de la fe de Dios en sus vidas. ¿Cómo podemos edificar nuestra propia fe?

 

I. RENUEVE SU MENTE.

¿Por qué necesitamos renovar la mente? La Biblia dice: “La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo”. Romanos 8:7 (N.V.I) “El hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”. 1 Corintios 2:14.

1. Destruya las fortalezas pensantes que se oponen a la Palabra de Dios.

2. Acepte que ha estado equivocado y este dispuesto a cambiar. Este es el proceso de “desaprender”. Recuerde que la Palabra de Dios es Veraz, e Integra. DIOS SABE MAS QUE NOSOTROS.

3. Olvide el ayer, limpie su mente de los registros de su pasado. Isaías 43:18.

 

II. GUARDE SU MENTE DE TODA PALABRA NEGATIVA.

Cuide sus oídos, no todas las palabras que dicen los que lo rodean, deben permear su vida. La Biblia dice: “Sobre toda cosa que guardes, guarda tu corazón, porque de él mana la vida” Proverbios 4:23.

1. “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de la mente” Romanos 12:2.

2. Las malas noticias, las palabras de maldición que escuchamos diariamente, no deben hallar cabida en nuestro corazón.

3. Jesús dijo: “…Porque de la abundancia del corazón habla la boca” Mateo 12:34.

4. “No lo que entra por la boca contamina al hombre; pero lo que sale de la boca, eso contamina al hombre”. Mateo 15:10; “Porque del corazón salen los malos pensamientos…” Mateo 15:19.

5. Las declaraciones negativas que salen de la boca del hombre, nos contaminan. Jesús dijo: “Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre”. Mateo 15:18.

 

III. LA SEMILLA ES LA PALABRA DE DIOS.

Jesús dijo: “Esta es, pues, la parábola: La semilla es la Palabra de Dios” Lucas 8:11 El nivel de fe en la vida del creyente en Cristo lo determina el lugar que la Palabra de Dios ocupa en su corazón.

1. No podemos tener la clase de fe de Dios, si la Palabra de Dios es escasa en nuestra vida. 1 Samuel 3:1.

2. Lea, memorice, medite y declare la Palabra de Dios Josué 1:8.

 

IV. QUE LA PALABRA DE DIOS HABITE EN ABUNDANCIA EN SU CORAZÓN.

Edifique su propia fe. “Que la Palabra de Dios habite en abundancia en vosotros. Enseñaos y exhortaos unos a otros con toda sabiduría. Cantad con gracia en vuestros corazones al Señor, con Salmos, himnos y cánticos espirituales”. Colosenses 3:16.

1. La disposición del espíritu para dejarse persuadir de la Palabra de Dios.

2. La meditación de la Palabra de Dios.

3. La semilla se planta en nuestro espíritu regenerado a través de la meditación. Salmo 1:2.

4. Meditar significa en la lengua Hebrea:”hablar, imaginar, pensar, susurrar”. El Diccionario RAE dice: “Aplicar con profunda atención el pensamiento a la consideración de algo, o discurrir sobre los medios de conocerlo o conseguirlo”.

 

V. LA BIBLIA ES UNA CARTA DEL AMOR DE DIOS PARA USTED.

¿Recuerda cuando un ser amado le escribió una carta? Esa persona no la escribió a ninguna otra persona, la escribió sólo para usted. Es muy personal, ningún otro debería leerla. Esa es su carta. Esas palabras salieron del corazón de ese ser querido y fueron dirigidas únicamente a usted.

1. Dios es ese ser amado quien le escribió un mensaje específico. Ese mensaje es la Biblia.

2. Dios es amor 1 Juan 4:8 Jesús vino para revelarnos el amor del Padre a través de la PALABRA. Este es el mensaje del amor para usted.

 

VI. JESÚS DIJO: SI PERMANECÉIS EN MI Y MIS PALABRAS PERMANECEN EN VOSOTROS.

Jesús dice “Si permanecéis en mí”. Juan 15:7.

1. Usted es una nueva criatura, permanece en Él y sus palabras permanecen en usted. 2 Cor. 5:17.

2. Estas son las palabras del ser amado, “Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queráis y os será hecho”. Juan 15:7.

3. El Espíritu Santo nos pertenece. “¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que lo pidan? Solamente los hijos de Dios lo pueden pedir. Somos realmente hijos de Dios como lo fue Jesús cuando anduvo en esta tierra.

4. Tenemos derecho al Espíritu Santo. Podemos pedirle al Espíritu Santo que nos llene con Su presencia. El Espíritu Santo nos llenará porque se lo pedimos con fe.

5. Ninguna Palabra de Dios puede faltar. Jeremías 1:12.

Conclusión: La Palabra de Dios produce en nosotros el querer como el hacer Filipenses 2:13. La Palabra de Dios tiene que abundar en nuestro espíritu. Esta Palabra que es Integra, Inmutable y Veraz, no volverá vacía Isaías 55:11. Jesús dijo: “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho”. Juan 15:7.

LA MÁXIMA

“Al que cree, todo le es posible” Marcos 9:23.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

Soy hijo de Dios, bendecido con toda bendición espiritual. Tengo derecho a la salud, la paz y la prosperidad. Creo que la bendición de Dios es la que enriquece, y no añade tristeza con ella. Esta es una buena semana. SOY MÁS QUE VENCEDOR.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 2 de Noviembre

LECTURAS DIARIAS

Lunes

1 Pedro 4

Martes

1 Pedro 5

Miércoles

2 Pedro 1

Jueves

2 Pedro 2

Viernes

2 Pedro 3

Sábado

1 Juan 1

Domingo

1 Juan 2

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.