Print

LA SEMILLA 19 DE OCTUBRE DE 2014

APUNTE PASTORAL

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma” 3 Juan 2.

Dios quiere prosperarnos en la misma medida que prosperamos espiritualmente. Cuando nuestro hombre interior prospera, cuando nuestra alma es enriquecida cada día; entonces somos felices.

Existen muchas personas adineradas, pero no son felices. Ellas poseen cuerpos saludables, viven rodeados de muchas cosas materiales, pero sus almas están raquíticas, y están desconectadas de la vida de Dios. Nosotros no queremos eso para nuestra vida ni para nuestros hijos.

El Señor Jesucristo dice: “Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee” Lucas 12:15. El Señor no nos advierte sobre la prosperidad en este pasaje, ya que Dios no se opone a que tengamos y usemos cosas de calidad, como corresponde a gente prosperada por Él. Lo que Jesús está haciendo es amonestándonos contra la avaricia. Contra el deseo de acumular y acumular, sin pensar que hemos sido prosperados para invertir en Su reino.

También nos advirtió contra la ignorancia. Contra el error de creer que aumentando la cantidad de nuestras posesiones nuestra vida va a ser más plena y realizada. Lo que en verdad nos hace vivir plenos y realizados es conocer, amar y servir a Jesús con obediencia. Eso es lo que nos trae justicia, paz y gozo espiritual. Las riquezas económicas llegarán como añadidura, como consecuencia inevitable de permanecer en la Palabra de Dios, la cual nos libera del temor y la avaricia, pero también de la miseria y de la necesidad.

Damos gracias a Dios por las personas que vinieron a este país desde lejanas tierras a enseñarnos las verdades de la Palabra de Dios. Hay creyentes que le han creído a Dios respecto a la prosperidad financiera, por eso diezman y ofrendan en la obra del Señor y ese es el dinero que invertimos en la evangelización en Colombia y en otros países donde estamos plantando la obra del Señor. Dios lo escogió a usted para que se identifique con la visión evangelizadora. Dios está probando su fidelidad y su fe en lo que usted posee ahora; y si empieza a sembrar en abundancia, tarde o temprano cosechará abundantemente.

Tomo como ejemplo un fríjol, uno solo, y plántelo. Seguro que tendrá una planta de frijol. A su debido tiempo esa planta tendrá entre quince y veinte vainas con otros cinco frijoles cada una. Ya estamos hablando de cien frijoles. Ahora plántelos. Tendrá cien plantas, unas mil quinientas vainas y unos diez mil frijoles. Si los vuelve a plantar, tome una calculadora y cuente cuantos frijoles tendrá como resultado de su siembra. Ese es todo el secreto. Dios prometió en Génesis 1 que las semillas se reproducirán según su género.

Su dinero es una semilla que tiene vida de Dios. Dios habló Su Palabra sobre el dinero para bendecirlo y multiplicarlo, pero usted tiene que empezar a plantarlo para que el Señor lo pueda acrecentar.

Si el mismo día que plantó el frijol de nuestro ejemplo, usted hubiera tomado otro idéntico a él, y lo hubiera guardado en un frasco de cristal con una tapa de rosca, ¿Cuál hubiera sido el resultado un año después? Correcto, tendría un frijol. No importa si usted oró cada día por el frijol que puso en le frasco, o si le cantó alabanzas, o le citó textos bíblicos cada dos horas; el resultado no habría cambiado; aún tendría un único, solitario y triste frijol.

Mientras tanto el que fue plantado en tierra estaba multiplicándose y dándole alimento y más semilla.

Todos tenemos el mismo potencial para alcanzar la abundancia. Lo que ocurre es que unos plantan y otros no lo hacen. Esa es la gran diferencia. Esta es una buena semana, los bendigo.

LA FAMILIA

La relación sexual dentro del matrimonio no debe tratarse como si fuera algo perverso. No. Somos demasiado iluminados como para eso. “El sexo es hermoso.” “El sexo es maravilloso” “El sexo es una mezcla perfecta de dos personalidades, una expresión de amor que comprende al ser humano en su totalidad, constituyéndose en un encuentro físico, intelectual y espiritual”. “El sexo es un acto de una total auto-entrega” “El acto sexual es profundamente espiritual” “En el acto sexual, un hombre y una mujer expresan la unidad esencial que se sobrepone a su estado de separación.” Todo esto puede ser más o menos cierto, si es que uno hace del sexo un objeto de disección intelectual. ¿Pero dónde está el esposo que abraza a su esposa con altos pensamientos de “sobreponerse al estado de separación en un acto de establecer la unidad”? Esta no es invención de ningún hombre, sino de los apologistas cristianos del sexo, quienes se sienten comisionados para elevar el sexo del nivel mundano que inevitablemente parece ha de ocupar. ¿No hay nadie por ahí que diga que el sexo es agradable?

Una mujer tuvo una vez la temeridad de decir esto claramente mientras daba una charla sobre “relaciones entre muchachos y muchachas” sin las cuales ningún campamento bíblico para adolescentes puede celebrar su clausura. Los adultos se sorprendieron, como si un peligroso secreto hubiese sido traicionado. Pero después, una de las muchachas vino y dijo: “Aprecio mucho que usted haya dicho que es agradable. Siempre he oído decir lo maravilloso que es, pero yo casi tenía la idea de que uno no debía disfrutarlo, en razón de que es una cosa muy santa.”

Los filósofos del sexo parecen incapaces de aceptar el hecho de que el placer físico y emocional es la característica dominante de la relación sexual. Eso no les parece suficientemente digno. Así es que por medio de palabras tratan de elevar el sexo a lo que les parece es un plano más alto, describiéndolo en términos casi trascendentales. Esta espiritualización del sexo, sin embargo, no tiene la virtud de hacer más espiritual al sexo. Más bien significa un anémico retorno a los ritos de la fertilidad pagana, en los cuales se le atribuía al sexo una significación mística.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

La acción es la evidencia de lo que creo. Por medio de la acción transformo mi conocimiento en poder y cambio mis posibilidades en realidades. Todas las cosas me son posibles cuando actúo teniendo a Dios obrando en mí.

La acción produce el rico fruto de lo mejor de Dios en mi vida. Libera Su poder en mí; El despierta la excelencia en mí.

La mediocridad, el fracaso y la debilidad pertenecen a la gente que tiene miedo de actuar.

Jamás voy a permitir que la religión ni la tradición ahoguen mis deseos, nublen mis sueños o adormezcan mis ambiciones.

Dios es todo lo bueno que yo pueda desear. Cuando yo actúo, Él también actúa para materializar en mi vida lo mejor que Él tiene. Él es mi fuente de energías.

He tomado la resolución de ir tras la vida de excelencia, de éxito y realizaciones y obtenerlo.

Dios dice: “¡Sí!” a mis mejores y más acariciados sueños.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: LO QUE DIGA SERÁ HECHO.

Texto Principal: Marcos 11:12-24.

Introducción: “Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, Él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar. Yo sé que su mandamiento es vida eterna. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me ha dicho”. Juan 12:49-50.

Esta es una maravillosa declaración de los labios del Señor Jesucristo. Jesús declaró que El descendió del cielo no para hacer su voluntad, sino la voluntad de Aquel que lo envió. Las obras que el Señor Jesús hizo fueron las obras del Padre. El dijo: “Lo que yo veo hacer al Padre, eso hago yo también”. Los milagros que el Señor realizó, fueron los milagros del Padre. Las maravillosas palabras que Jesús habló fueron las palabras del Padre. Podemos ver el poder de las Palabras del Padre en los labios de Jesús.

 

I. JESÚS SIEMPRE CONFESÓ QUIÉN ERA Y CUÁL ERA SU ORIGEN.

El Señor Jesucristo se conocía a sí mismo, Él nunca tuvo una crisis de identidad.

1. Jesús sabía que Dios era su propio Padre. Juan 14:10; 16:28.

2. Él conocía cual era su lugar en la Deidad y sabía cual era su propósito para venir al mundo. Juan 10:10.

3. Jesús tomó su lugar y actúo como Hijo de Dios en la tierra. Juan 3:13-15; 5:17-19; 16:14-15.

4. Jesús declaró su relación y comunión con el Padre Juan 8:54-55.

 

II. ¿PODEMOS TENER HOY LA MISMA SEGURIDAD Y CERTEZA QUE JESÚS TENÍA?

Si, nosotros podemos tener la misma seguridad y certeza que el Señor Jesucristo tuvo de sí mismo durante su estadía aquí en la tierra. La clave está en la integridad, inmutabilidad y veracidad de la Palabra de Dios. Dios no miente, Su Palabra no vuelve vacía.

1. Nuestra posición y libertad en Cristo. “El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, y en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”. Colosenses 1:13-14.

2. Fuimos trasladados al reino del amado Hijo, redimidos y nuestros pecados ya fueron borrados.

3. Ya no tenemos nada que ver con la esclavitud, ni con nuestra vida pasada. 2 Cor. 5:17.

4. Sabemos que fuimos recreados y que satanás no tiene dominio sobre la nueva creación.

5. Sabemos que estamos reconciliados con el Padre, podemos acercarnos al Padre sin conciencia de pecado, inferioridad ni condenación. Jesús no tenía conciencia de pecado, nosotros no la tenemos tampoco. Fuimos declarados justos.

6. Jesús no tenía mejores derechos en oración, ni más poder al tratar con los demonios que el que nosotros tenemos. Toda potestad le fue dada al Señor Jesús, y Él nos otorgó el derecho legal para usar Su nombre. Mateo 28:18; Marcos 16:17-18.

 

III. MAESTRO… LA HIGUERA SE HA SECADO Marcos 11:21.

El caso de la higuera es una revelación que el Señor Jesucristo nos dio acerca del poder de las palabras. Esta higuera estaba aparentando que tenía frutos, pero realmente estaba vacía. Jesús le habló diciendo: “¡Nunca jamás coma nadie fruto de ti! Y lo oyeron sus Discípulos”. Marcos 11:14.

1. El Señor le habló a la higuera en un tono tan fuerte que lo oyeron sus Discípulos.

2. Jesús quería que todos lo notaran, es decir, que los que estaban junto a él, conocieran el poder que hay en la palabra hablada.

3. Toda palabra que sale de nuestra boca, basada en la fe, se cumplirá: “Lo que diga le será hecho”. Marcos 11:24.

4. Háblele al monte en el nombre de Jesús, no dudando, y el monte será arrojado. Marcos 11:23.

 

IV. DECLARE LA PALABRA DEL PADRE, ESTA PALABRA NO VOLVERA VACÍA.

Si la palabra de Dios significa lo que dice, entonces, tenemos una posición ante el Padre, como también tenemos privilegios y derechos legales, por cuanto somos sus hijos. La Palabra del Padre acerca de nosotros, ha sido y será inmutable y veraz.

El Espíritu Santo a través de la Palabra de Dios, nos trae la revelación a nuestro espíritu regenerado acerca de lo que somos en Cristo. Atrévase a declarar lo que Dios dice, lo que diga, será hecho.

1. Dios dice que somos sus hijos Gálatas 4:6-7 Declare: Soy hijo de Dios.

2. Tenemos los derechos de hijos. Romanos 8:16-17; Gálatas. 4:7 Declare: Soy heredero de Dios.

3. Estamos dentro de la familia de Dios. Gálatas 3:26.

4. Tenemos derecho a todas las bendiciones por medio de Cristo. Gálatas 3:13-14.

5. Tenemos la autoridad y el poder para echar fuera a los demonios y para sanar las enfermedades. Marcos 16:17-18; Mateo 10:1.

Conclusión: En la medida que nos formemos el hábito de pensar los pensamientos de Dios, y crear la conciencia de que obedecer Su Voluntad trae como consecuencia el gozo y los milagros a nuestra vida, la Palabra de Dios dejará de ser solo un libro de referencia histórica y se convertirá en la Palabra viviente. Comience a declarar la Palabra del Padre, hoy puede decirle: Padre gracias por tu habilidad en mi, y por darme la sabiduría para enfrentar y superar cada situación que se me presente en este día. En el nombre de Jesús puedo echar fuera a los demonios. Porque mayor es el que está en mí, que el que está en el mundo. Para todo tengo recursos porque mi Padre Dios es mi fuente inagotable. Fil. 4:19.

LA MÁXIMA

“El atractivo y la dificultad de lo distante son engañosos. La gran oportunidad se encuentra donde está usted”. JOHN BURROUGHS.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Cosas tremendas hará Dios conmigo, este es un buen día. SOY MÁS QUE VENCEDOR.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 19 de Octubre

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Hebreos 8

Martes

Hebreos 9

Miércoles

Hebreos 10

Jueves

Hebreos 11

Viernes

Hebreos 12

Sábado

Hebreos 13

Domingo

Santiago 1

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.