Print

LA SEMILLA 3 DE AGOSTO DE 2014

APUNTE PASTORAL

Cuando leemos la Biblia, la meditamos y nos dejamos persuadir por la Palabra de Dios, muchas de las viejas ideas, las creencias negativas, la mentalidad de pobreza son sacudidas y sustituidas por los pensamientos de Dios. Los pensamientos de Dios son verdaderos, eficaces e inmutables. Recuerde que la Biblia es la Palabra de Dios, son sus pensamientos para sus hijos. Usted es un hijo legítimo de Dios.

La Biblia nos habla de los diferentes niveles de las finanzas, en uno de ellos usted se encuentra en este momento, mirémoslos:

1. Escasez. Es cuando sus recursos no son suficientes para pagar las deudas y cubrir las necesidades de la familia.

2. Suficiencia. Es cuando sus ingresos dan para comer, o para que el negocio se mantenga, pero no le queda nada para sembrar en la obra de Dios, y mucho menos para pasear, invertir o darse algún lujo junto con su familia.

3. Abundancia. Es cuando usted recibe lo suficiente para cubrir todas sus necesidades, puede invertir y expander su negocio, puede sembrar en el Reino de Dios, bendecir a otras personas y aún le sobra para ahorrar y pasear.

No sé cuál es su condición financiera en este momento. No sé en cuál de estos tres niveles está ubicado; pero lo que sí sé es en cuál de ellos le gustaría vivir. Y estoy seguro en cual de ellos Dios quiere que usted viva, porque Proverbios 21:5 dice: “Los pensamientos del diligente tienden a la abundancia”.

Lo que este versículo dice es que si no somos vagos, perezosos o masoquistas; nuestros pensamientos tienden de manera natural a las riquezas y a la prosperidad. Dios nos hizo así.

El Señor Jesucristo dijo: “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia”. El Señor Jesucristo afirmó que el vino para tuviéramos vida y la tuviéramos en abundancia.

Las Sagradas Escrituras enseñan en 1 de Timoteo 6:17 que nosotros debemos poner toda nuestra confianza en Dios “que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos”.

La Biblia dice en Jeremías 31:14 “El alma del sacerdote satisfaré con abundancia, y mi pueblo será saciado de mi bien”.

Usted es parte del pueblo de Dios y es un nuevo sacerdote del Nuevo Pacto; por lo tanto usted debe apropiarse de esta Palabra.

El Salmo 23:5 dice que en los tiempos de angustia Dios hace que nuestra copa rebose. Esa Palabra significa que la copa ha recibido más de lo que necesita para estar llena.

Dios se alegra con la prosperidad y la abundancia de sus hijos, lea Deuteronomio 30:9 “Te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien”.

Es posible que su vieja mente religiosa le esté diciendo ahora, bueno, eso es en el Antiguo Testamento, yo no puedo aplicar esa Palabra de prosperidad en mi vida. Pues bien, renueve su mente. Olvide las erróneas enseñanzas que ha recibido hasta ahora.

No importa si usted las recibió de sus padres, de su maestro de la Biblia, del líder de su antigua denominación, de un concilio de teólogos o de un doctor en economía, son falsas. Recuerde: El justo vive por la fe en la Palabra de Dios.

Lea lo que dice la Biblia en 2 de Corintios 9:8 “Poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra”. La palabra de Dios no volverá vacía, la Palabra es íntegra e inmutable. Si Dios lo dice, Él lo hará. ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

¿Cómo curar la soledad?

La primera cosa que se necesita de manera urgente es reparar los canales dañados de la comunicación tanto en la emisión como en recepción del mensaje en el marco familiar. Es un deber sagrado de toda la familia trabajar unida para lograr este fin. sugerencias: convocar a una reunión para evaluar el trabajo de cada uno de los componentes familiares, en la cual se exprese su opinión y se determine cuál debe ser la manera de manejar las relaciones, a partir de aquella reunión.

Para hacer esto se requiere madurez. No será fácil, por la exposición al rechazo de lo que somos o pensamos. Esto también se nos expone a que se nos digan nuestras debilidades y a nadie le gusta que públicamente se las saquen a relucir, aunque sea en el círculo familiar.

Cada cual tiene derecho a expresar lo que siente, pero debe hacerlo con respeto, ya que si no se hace con sabiduría y respeto, puede provocar más enclaustramiento de la persona a la cual tratamos de sacar de la soledad.

Si actuamos dentro de los parámetros del respeto y la sabiduría, traeremos crecimiento en el amor propio y en el respeto. No olvidemos que el crecimiento no solo depende del tiempo sino de la madurez y el deseo personal de crecer.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Con Dios obrando en usted, recibe energía por medio de Su vida. Efesios 3:16 dice: “Dios te fortalece con su poder por Su Espíritu”.

Mientras usted tome este conocimiento como si fuera una filosofía o una teoría y sueñe melancólicamente acerca de algún día, en el futuro, el poder de Dios jamás será liberado en su vida.

En 2 de Corintios 6:2 dice: “Ahora es el tiempo aceptable, ahora es el día de salvación”

Este es el momento en el que usted es lo que Dios dice que es.

Ahora es cuando usted tiene un valor infinito; está identificado con Cristo; está conectado con la abundancia. Todas las cosas buenas de Dios son suyas.

Mírese ahora a sí mismo como un asociado de Dios.

Es ahora cuando todos estos principios son verdad, Dios está en acción en usted: La salvación es suya; la salud y las riquezas de Dios son suyas. Usted es una persona nueva, con nuevo poder.

Ahora su vida es diferente, está cambiada y transformada. Usted es un nuevo usted. El Cristo que se ha probado a sí mismo vive en su casa.

Ensánchese, extiéndase. ¡Crea! Ponga su fe en acción y libere su fuerza que produce lo mejor de Dios en su vida ahora.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: DIOS DESEA QUE TÚ SEAS PROSPERADO EN TODAS LAS COSAS.

Texto Principal: 3 Juan 2; Deuteronomio 8:18; Salmo 115:12-18; Hebreos 7:22.

Introducción: “Sino acuérdate de Jehová, tu Dios, porque él es quien te da el poder para hacer las riquezas, afin de confirmar el pacto que juró a tus padres, como lo hace hoy”. Cuando hablamos de prosperidad financiera tenemos que tener un fundamento sólido y, el fundamento es el Pacto de Dios con nosotros; el Nuevo Pacto que Cristo estableció con Su Sangre.

 

I. EL DESEO DE DIOS ES QUE SEAMOS PROSPERADOS.

Prosperar es tener éxito en todo lo que se emprenda, tiene que ver con los logros que alcanzamos en la vida. En sentido figurado es prosperar en los negocios, tiene que ver con todas las cosas buenas que necesitamos para vivir bien. En relación con las finanzas, la prosperidad se refleja a través del oro y de la plata.

1. El Señor bendijo a nuestros antepasados. La bendición los enriqueció sobrenaturalmente. Si él lo hizo con ellos también lo hará con nosotros. El anhelo de Dios es que todo vaya bien en cada uno de sus hijos. El anhela que seámos prosperados en todas las cosas 3 Juan 2.

2. Abraham Génesis 13:1-12.

3. Jacob Génesis 30:43.

4. Isaac Génesis 26:12-14.

5. David 1 Crónicas 29:10-16.

6. El rey Salomón 1 Reyes 3:12-13.

7. El rey Ezequías 2 Crónicas 32:27.

8. Job. Job 1:3.

 

II. LA BENDICIÓN DE JEHOVÁ ES LA QUE ENRIQUECE Prov. 10:22.

La verdadera prosperidad es la bendición de Dios, la que no va acompañada ni de ansiedad ni tristeza.

1. En la Biblia las riquezas son una bendición, y un bien que Dios le ha confiado a sus hijos.

2. Las riquezas proceden de Dios 1 Crónicas 29:12.

 

III. LA UNCIÓN DE DIOS PARA LA PROSPERIDAD Deuteronomio 8:18.

La unción es la Presencia de Dios manifestada en sus hijos. Dios nos dio el poder para hacer las riquezas.

1. Dios se comprometió a sí mismo a prosperarnos. Como Dios tiene un propósito para nuestra vida, nos dio el poder para hacer las riquezas a fin de confirmar Su Pacto. Deuteronomio. 8:18.

2. Dios unge a la simiente de Abraham para que tenga las riquezas. No sólo la unción de prosperidad es para el pueblo de Israel, también es para los hijos de pacto, es a la simiente de Abraham. Gál. 3:14,29.

3. Hay suficiente. No andaremos quebrados económicamente. Hay un pacto entre Dios y nosotros, no puedo seguir en la pobreza cuando Dios nos ha ungido para hacer las riquezas.

4. La prosperidad es para todo aquel que está en pacto con Dios.

 

IV. LA OBEDIENCIA A DIOS NOS LIBERA EL PODER PARA LA PROSPERIDAD Deut. 8:1.

Pongamos por obra todo mandamiento. El Señor nos ha revelado la clave para desatar el poder para hacer las riquezas. Dios sabe más que nosotros.

1. “Traed todos los diezmos al alfolí” - Vida sobreabundante. Cuando Dios habla del diezmo no es para despojarnos, él lo dice con el fin de activar el poder para hacer las riquezas. Malaquías 3:10.

2. Traed todos los diezmos al alfolí. Los diezmos son de Dios. Si obedecemos este principio, Dios reprenderá al devorador y abrirá las ventanas de los cielos y derramará bendición hasta que sobreabunde. Malaquías 3:11.

3. A través de los diezmos “revelamos lo que hay en nuestro corazón Deuteronomio. 8:2.

4. Dios nos sacó de la pobreza. Deuteronomio. 8:14.

5. Sea agradecido con Dios. Ahora que estás prosperando debe darle gloria a Dios Deuteronomio. 8:17-18.

 

V. DISFRUTE DE LA BENDICIÓN. Eclesiastés 5:19.

Dios nos equipa para que podamos hacer cosas que antes no podíamos hacer. El Señor está desatando todas las ataduras que nos limitan para que seamos competentes y productivos. Las riquezas vienen, ahora usted puede disfrutar de lo mejor de Dios.

1. Porque estamos en Pacto con Dios, tenemos derecho a ser prosperados. Salmo 1:3.

2. Viene algo Grande de Dios. José estaba en la cárcel y no sabía que llegaría a ser el primer ministro de Egipto. Dos minutos antes que recibiera la habilidad, no sabía lo que venía. ¡Dios nos sorprende!

Conclusión: Somos hijos de Dios, fuimos bendecidos con toda bendición espiritual en Cristo Jesús Efesios 1:3. Disfrute ahora de lo mejor de la vida. DIOS ES BUENO. Salga de la escasez, la abundancia de Dios le pertenece por medio de Cristo.

LA MÁXIMA

“Lo que ves es lo que obtienes” FLIP WILON.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

Para todo tengo recursos en Cristo que vive en mí. Con tremendas cosas me responderá Dios. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 3 de Agosto

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Romanos 15

Martes

Romanos 16

Miércoles

1 Cotintios 1

Jueves

1 Corintios 2

Viernes

1 Corintios 3

Sábado

1 Corintios 4

Domingo

1 Corintios 5

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.