Print

LA SEMILLA 17 DE AGOSTO DE 2014

APUNTE PASTORAL

Si usted es pastor, o miembro de una iglesia cristiana, es probable que esté acostumbrado a que cada semana haya casi que rogarles a los miembros de la congregación para que traigan sus diezmos y ofrendas al templo.

Luego que esas ofrendas mínimas solo alcanzan para pagar arriendos, nómina, servicios públicos, impresión de material para la evangelización y para pagar los espacios en la radio y la televisión además que los otros gastos fijos.

Entonces hay que convocar a una reunión de oración u organizar ventas de cosas o comestibles para tratar de conseguir lo que se necesita para cubrir los gastos de operación de la iglesia.

¿Cree usted que esta es la perfecta voluntad del Señor Jesucristo para la iglesia? ¿Será que el Señor nos dio la orden de ir a todas las naciones, a predicar el evangelio a toda criatura y luego se le acabaron los fondos a Él para tan desmesurado proyecto?

Por su puesto que no. Si usted ha estado estudiando estos principios bíblicos que hemos publicado en las ediciones de las semillas pasadas, estará persuadido de que la voluntad de Dios para Su Iglesia es que ésta viva en el nivel de la abundancia.

Dios no es un mendigo sino que, por el contrario, según Hageo capítulo 2:8, Él es el dueño del oro y de la plata. De Él es la tierra y su plenitud, como lo declaró el rey David en el salmo 24:1. Mire lo que la Biblia dice que ocurrió cuando el Señor ordenó la construcción del Tabernáculo en Éxodo 35:21-29. “La gente trajo, ofrendas, toda clase de joyas de oro, plata, bronce, telas preciosas, maderas finas, especias, aceite, incienso y tejidos finísimos.

Este desfile de personas que ofrendaban continuamente día tras día. Éxodo 36:5 dice que por fin los capataces se quejaron ante Moisés diciendo: “El pueblo trae mucho más de lo que se necesita para la obra que Jehová ha mandado que se haga”.

Apreciados, ¿no les gustaría que un día de estos, los servidores y el tesorero de la iglesia se quejaran porque la gente está dando demasiado? Mire lo que dice el versículo seis del mismo capítulo, el mismo Moisés tuvo que dar un anuncio y publicarlo por todo el campamento: “Ningún hombre y mujer haga más para la ofrenda del santuario. Así se le impidió al pueblo ofrecer más”

Moisés tuvo que prohibirle al pueblo que siguiera ofrendando. Que cuadro tan diferente del que vemos a diario en nuestras iglesias.

De acuerdo a Éxodo 36:7, la razón por la que Moisés tuvo que impedir que trajeran más ofrendas fue porque “tenían material abundante para hacer toda la obra, y sobraba”.

En la medida que cada creyente cumple con el principio de dar sus diezmos y ofrendas, no sólo habrá lo suficiente para hacer la obra del Señor, evangelizar al mundo que no conoce las Buenas Nuevas; además Dios se manifestará confirmando Su buena Palabra devolviéndonos cien veces más de lo que hayamos sembrado en Su obra. Dios no se queda con nada de lo que nos pide, Él nos pide la contribución económica no solo con el fin de que haya suficientes recursos para la evangelización, sino porque esa es la única manera como también puedo ser incrementado.

El Lucas 5:1-11 la Biblia nos habla de la pesca milagrosa, de cómo los pescadores que habían estado echando las redes para pescar toda la noche, no habían pescado nada. Jesús le pidió a Pedro que le prestara la barca para sentarse en ella y predicarles a las multitudes que lo seguían. Pedro le prestó la barca vacía al Señor, ya conocemos el resultado “habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía”. Luc. 5:7.

La única manera para llenar el vacío financiero, es dando los diezmos y las ofrendas para la obra del Señor. Si usted lo hace con convicción, Dios le dará sobreabundantemente. Esta es una buena semana, los bendigo.

LA FAMILIA

Dietrich Bonhoeffer, hallándose sentado en una prisión nazi, escribió una vez un sermón de bodas para una sobrina que estaba por casarse. En él decía: “El matrimonio es más que simplemente vuestro amor del uno por el otro. Tiene una dignidad y poder más altos, pues es la santa ordenanza de Dios por medio de la cual él desea perpetuar la raza humana hasta el fin del tiempo.

En vuestro amor os veis solamente a vosotros en el mundo, pero en el matrimonio sois un eslabón en la cadena de las generaciones, que Dios hace venir y pasar a su gloria, y la llama a su reino. En vuestro amor solamente veis el cielo de vuestra felicidad, pero en el matrimonio estáis colocados en un puesto de responsabilidad hacia el mundo y la humanidad. Vuestro amor es vuestra posesión privada, pero el matrimonio es más que algo personal, es un estado, un oficio”.

En el cristianismo el matrimonio alcanza una santidad y significación que no se conoció en tiempos antiguos. La dignidad olvidada de la mujer fue traída a la luz, y su valor fue reconocido. Ni la ley romana ni la mosaica le concedían a la esposa derechos que fueran igualmente grandes y sagrados como los del hombre. En el cristianismo la esposa, del mismo modo como el esposo, tiene derecho de tener la perfecta fidelidad de su consorte. La esposa cesa de ser meramente la ayudante de su esposo en esta vida presente, y llega a ser coheredera con él de la vida eterna. 1 Pedro 3:7.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Hoy es el principio de un futuro totalmente nuevo para usted. Ayer se terminó con todos sus fracasos, temores, soledad, enfermedad y desesperación. Las oportunidades y el día de hoy le pertenecen a usted.

Haga algo aunque sea imperfecto. Es mejor que no hacer nada perfectamente bien.

Sea positivo; deje a Cristo darle energías a su vida. Permita que Él le inunde hasta rebosar para hacerle irradiar. El sopla en usted Su aliento de vida y Su poder milagroso.

El ver su vida conectada con Dios es una experiencia que libera el entusiasmo en su ser para vivir una vida verdadera. Y el entusiasmo es energía, es poder. Entusiasmo viene de la palabra: “en Theos” o “en Dios” Con Dios obrando en usted Su energía se libera en su vida y tendrá una rica cosecha de éxitos, felicidad, salud y prosperidad.

Este es el día que hizo el Señor. Recuerde: “Con Dios, todo es posible” Luc. 18:27.

Dios vive en usted, El es tan real como saber que usted esta respirando ahora. Cuando Dios decidió hacer Su residencia en nosotros, El vino a vivir con todo su poder y habilidades que siempre ha tenido. El Cristo que vive en nosotros, es el Cristo resucitado, victorioso y exaltado.

Sus habilidades son las habilidades suyas. Cuando usted es hacedor de Su palabra, realmente El es quien esta haciendo la acción creadora. 1 de Juan 4:4 dice: “El que esta en ustedes es más grande que el que está en el mundo”. Las energías que usted tiene provienen de El. 2 de Corintios 6:1 dice: “Tu trabajas como colaborador de Él”.

El es el gran despertador de la excelencia en usted. Cristo toma a la persona que para muchos y aún para si mismo no tiene ningún valor, y lo convierte en un gran señor, muy valioso y próspero.

Cuando usted conozca que El ha entrado en su vida y que le ha transformado por medio de Su excelencia, va a actuar con dignidad, como actúa la realeza, como actúa un triunfador, un hijo de Dios.

Dios en usted, abre la puerta para que entre a la vida abundante. Dios es el Hacedor de personas.

El toma la gente desmoralizada y le da nuevas ambiciones, nuevos deseos y nuevos sueños; imparte salud al enfermo y fuerzas al débil; siempre va adelante; le va guiando por el camino. Jesús dijo: “Sígueme y yo te haré” Mateo 4:19.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: LA FE DE DIOS.

Texto Principal: Marcos 11:22; Romanos 10:9-10.

Introducción: El Señor Jesucristo nos reta a tener la fe de Dios. La palabra creer es un verbo. La palabra fe es un sustantivo. Creer es actuar con base en la Palabra de Dios. La fe es el resultado de esa acción. El Señor Jesucristo actúo de acuerdo con la Palabra de Su Padre. Él dijo: “Las palabras que yo os he hablado, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, Él hace las obras” Juan 14:10.

 

I. LA INCREDULIDAD ES CREER AL REVÉS.

Existen tres clases de fe: La fe negativa, la fe de los sentidos y la fe de Dios.

1. La incredulidad –fe negativa-, es el pesimismo, la convicción de que todo va a salir mal, que morirá de muerte prematura y que nunca saldrá de la pobreza. En el idioma griego es la palabra ‘apistía’, quiere decir: falta de fe, desobediencia e infidelidad, incredulidad, dudar. Marcos 6:6.

2. La fe de los sentidos: Todo lo que se percibe a través de los sentidos, la vista, el tacto, el olfato, el oído y el gusto. La fe de los sentidos es incredulidad.

a. La fe de Tomás: “Ver para creer” Juan 20:24-28.

b. La fe de los Discípulos: “Doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno de ellos tomase un poco” Juan 6:7.

 

II. LA FE DE DIOS: PODER CREATIVO Marcos 11:22.

La fe de Dios llama las cosas que no son como si fuesen Romanos 4:17, es la fe creativa, el poder ilimitado en acción. Los mundos –invisible y visible-, fueron creados por la palabra de fe de Dios. “Por la fe sabemos que Dios formó los mundos mediante su palabra, de modo de que lo que ahora vemos fue hecho de cosas que no podían verse”. Heb. 11:3 (Versión de la Biblia Dios Habla Hoy)

1. La fe de Dios: La fe de Dios llama las cosas que no son como si fuesen. Romanos 4:17.

a. La fe de Dios es poder creativo Heb. 11:3.

2. La fe de Dios ve lo invisible. “Por eso os digo que todas las cosas por las que oréis y pidáis, creed que ya las habéis recibido, y os serán concedidas”. Marcos 11:24. (Biblia de las Américas). Las cosas que pedimos en oración no han estado en nuestra posesión, pero son tan reales como si ya las tuviéramos.

3. La calidad de la fe de Dios.

a. Por la fe, Dios creó el universo.

b. Dios llamó a existencia lo que no se veía, y los mundos aparecieron.

 

III. EN EL PRINCIPIO CREÓ DIOS LOS CIELOS Y LA TIERRA.

En el principio, no de la eternidad, sino de la creación del mundo físico. Génesis cap. 1 antes que el mundo visible –físico- fuera creado, ya existía el mundo invisible.

1. Por la creación del mundo visible, también apareció el cronos, inicio a las estaciones, los días, los meses y los años, comenzó a medirse el tiempo.

2. “… creó Dios los cielos y la tierra” Gén. 1:1 La palabra creó es usada en Génesis 1:1, 21 y 27.

· ‘Bará’, creó. Esta palabra en sí imposibilita el uso de material pre-existente, es decir, no habían elementos físicos que el Señor hubiera tomado para formar el universo. Isaías 65:17; Salmo 51:10. Dios llamó a existencia las cosas visibles, de lo que no se veía.

· ‘Asa’ significa: hacer o construir. Génesis 1:25 “E hizo Dios animales de la tierra….”

· ‘Yasar’ quiere decir, formó. Génesis 2:7, formó con relación al hombre, los cielos y el universo.

 

IV. SE CREE CON EL CORAZÓN –CON EL ESPÍRITU- Romanos 9:9-10.

“Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”. Porque con el corazón se cree. Se cree con el espíritu.

1. Corazón es el espíritu humano. Marcos 10:5 “… por la dureza de vuestro corazón” Palabra Gr. Sklerokardía, significa destitución de percepción espiritual.

2. Corazón es emociones. Filemón 7. “… han sido confortados los corazones de los santos”. Gr. Splánjnon. Fortificado, splén que quiere decir intestino. En sentido figurado, significa compasión, lástima, cariño, corazón, entraña, amor entrañable.

3. Se refiere al espíritu humano. Colosenses 3:23 “Todo lo que hagáis, hacedlo de corazón…” Gr. Psujé, aliento, por implicación, espíritu.

Conclusión. La fe de Dios se establece en el espíritu humano regenerado. La fe viene por el oír la Palabra de dios. La Palabra de Dios debe hallar cabida en nuestro espíritu, esto se da cuando nos dejamos persuadir por la Palabra de Dios.

LA MÁXIMA

“La obra maestra más grande del hombre es saber o vivir con un propósito. El alma que no ha establecido una meta, se pierde ella misma” MONTAAIGNE.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

Yo soy lo que Dios dice que soy, yo tengo lo que Dios dice que tengo, yo puedo hacer lo que Dios dice que puedo hacer. Con tremendas cosas me responderá Dios. Este es un buen día, SOY BENDECIDO.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 17 de Agosto

LECTURAS DIARIAS

Lunes

1 Corintios 13

Martes

1 Corintios 14

Miércoles

1 Cotintios 15

Jueves

1 Corintios 16

Viernes

2 Corintios 1

Sábado

2 Corintios 2

Domingo

2 Corintios 3

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.