Print

LA SEMILLA 13 DE ABRIL DE 2014

APUNTE PASTORAL

Toda clase de pequeños negocios que se puedan comenzar en el hogar, solo se necesita fe, y un poco de creatividad. Una mujer comenzó haciendo flanes en su casa, y terminó con una fábrica de estos productos. Otro creyente comenzó vendiendo plantas ornamentales y hoy tiene una empresa de plantas y árboles ornamentales. Una maestra que quería ganar más dinero comenzó a vender ropa, hasta que se conectó con distribuidores mayoristas en el exterior, y hoy tiene un gran capital financiero gracias a la gran cantidad de clientes que tiene. “Vended lo que poseéis”.

Hemos visto que aún la más sencilla ama de casa puede comenzar un negocio y vender desde su hogar servicios y productos que a cambio le traerán una gran retribución. Cuanto más diremos de las personas que realizan labores más complejas, y de aquellos que tienen profesiones de mayor envergadura. El secreto es: “Vended lo que poseéis” y venderlo en mayores y mejores escalas. Es pensar en formas y maneras para ofrecer honesta y claramente lo que tenemos.

El fracaso está en conformarse, en permitir que otros valoricen a su antojo lo que hacemos o tenemos para la venta. Nunca faltaran los que quieran desanimarle y hacerle creer que no hay valor alguno en lo que usted puede ofrecer. El propósito de ello es reducir en su mente el valor de sus cosas para que le ofrezcan sus servicios a un menor precio.

Nunca se desanime, piense siempre cómo mejorar, cómo superar todo alrededor de su vida. Lo que necesita es fe en Dios y en Su Palabra. Entonces tendrá el poder para vender lo que posee.

Las claves para lograr éxito en su venta son:

1. Mejore su producto o servicio. Nadie puede vender con facilidad aquello en lo que no cree. Si no tiene confianza, o si no se ha convencido a usted mismo de lo que vende, no podrá hacerlo profesionalmente, por ende, no podrá esperar una buena remuneración. Por el contrario, si conoce bien lo que puede hacer o lo que posee y cree en ello, tendrá la fuerza de la fe detrás de cada venta.

2. Procure la honestidad. El Espíritu Santo premia a aquellos que son honestos en lo que hacen.

3. Busque la excelencia. No se conforme con menos. ¿Cuáles son los negocios que más clientes tienen a su alrededor? Observe y verá que son aquellos que son excelentes en su trato con las personas. Aquellos que se esfuerzan por las necesidades de los clientes; y por llevarles un mensaje de interés, no se les hace difícil recibir una buena remuneración.

Vended lo que poseéis, pero vended con fe, con amor, con interés y con honestidad. Vended con conocimiento y entusiasmo. Y todo el mundo querrá comprar lo que ofrece.

Todos tenemos algo que sabemos hacer bien. Algo que nos gusta. Quizá no sea de mucho interés para otros, pero sí lo es para nosotros. Pues ese es el secreto: “Vender lo que sabe hacer y lo que tiene”. Venderlo en grandes cantidades, y tener en cuenta la calidad. Eso hará que se aumenten maravillosamente sus finanzas.

En una ocasión un joven le pidió a su pastor que le permitiera hacerle la limpieza al templo. Dios vio su esfuerzo y el empeño que tenía y le permitió establecer una compañía de limpieza. Comenzó a vender sus servicios a bancos y supermercados, y así aumentó sus entradas financieras cien veces más.

Otras personas comenzaron a cantar en las iglesias hasta que se convirtieron en profesionales de la música. Hoy día estos venden miles de producciones musicales en todas partes y sus finanzas han aumentado poderosamente.

Claro que entiendo que buscamos honrar a Dios primeramente, como lo enseña la Escritura. Pero quiero que sepa que será inevitable que usted sea prosperado cuando ofrezca lo mejor de usted al Señor y al mundo que lo necesita. ¿Dónde está el valor de todo esto? En que usted suple una necesidad de productos o servicios y eso se paga generosamente.

Reconozca las habilidades que Dios le ha dado, descubra su potencial en Cristo y actívelo para la gloria de Dios y para satisfacer las necesidades de la gente. Lo que usted sabe hacer con excelencia, en el mundo existen miles de personas que necesitan de ese servicio. CON DIOS TODO ES POSIBLE. Esta es una buena semana. Los bendigo.

LA FAMILIA

La familia es una institución divina y por lo tanto Dios ha provisto todos los principios para la vida familiar exitosa. El Apóstol Pablo enfatiza el hecho de la fidelidad entre los cónyuges, aunque el texto bíblico está escrito en género masculino, no excluye a las mujeres. En 1 de Timoteo 3:2 leemos “marido de una sola mujer”. La fidelidad conyugal es la característica principal en la familia del cristiano.

El esposo tiene la responsabilidad de gobernar bien su casa 1 Timoteo 3:4’5. La palabra gobernar quiere decir “saber conducir o dirigir a su familia” de acuerdo a los principios establecidos por Dios.

Dios ha estructurado la familia siguiendo líneas bien definidas de autoridad y responsabilidad. Es importante reconocer la estructura que Dios creó para la familia, ya que en nuestros días es poco comprendida, y mucho menos puesta en práctica.

Dios ha hecho que la felicidad y el bienestar de la familia dependan completamente de la observancia del orden divinamente designado.

Cualquier cambio de aquello que Su voluntad ha ordenado, produce únicamente algo deforme, para lo cual no hay otro remedio sino el volver al orden original de Dios.

Deberes de los esposos:

- Los esposos deben amar a sus esposas partiendo del ejemplo del Señor Jesucristo. Efesios 5:25.

- Reconocer a su esposa como a su propia carne. Adán manifestó su primera reacción cuando despertó y encontró que a su lado estaba su compañera. El dijo: “Esto es ahora hueso de mi hueso y carne de mi carne;… por lo tanto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” Gén. 2:23-24. Jesús lo ratificó en Mateo 10:7.

- Ser sabio y tratarla como a vaso frágil. Muchas dificultades se evitarían si este principio bíblico lo aplicara el esposo. Debemos pedirle a Dios sabiduría para tratar adecuadamente.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

La vida con amor y acción creadora tiene sus bases en el conocimiento del plan de amor de Dios y en la fe de en cada una de sus promesas, es una vida poderosa y creadora. Aplique los siguientes principios y disfrute de la vida victoriosa:

 

1. Decida lo que usted quiere.

2. Analice el por qué lo quiere.

3. Determine cuándo lo quiere.

4. Hágalo un cuadro vivo delante de usted.

5. Planee los pasos a seguir para obtenerlo.

6. Escriba sus metas y repítalas constantemente.

7. Actúe inmediatamente sin darse por vencido hasta llegar a ellas.

En tiempos de esfuerzo, no deje de esforzarse. En tiempos duros, póngase más duro. En tiempos tenaces, póngase más tenaz. En tiempos débiles, hágase más fuerte. Usted y Dios forman el equipo triunfador. Nada es más grande que el Dios Omnipotente que habita en usted. Esta es la razón por la que usted tiene garantizada la victoria sobre las circunstancias adversas de la vida. El amor es la fuerza creadora de Dios en usted.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: LA ORACIÓN EN EL NOMBRE DE JESÚS OBRA MILAGROS.

Texto Principal: Marcos 16:17-18; Juan 16:23-24.

Introducción: Dios escucha y contesta las oraciones que hacemos en el Nombre de Jesús. Establezca esta verdad en su vida: “La oración de fe obra milagros”. Cada creyente en Cristo necesita con urgencia tomar su posición en Cristo y creer lo que la Palabra de Dios dice acerca de él.

Cuando una persona acepta al Señor Jesucristo en su corazón y lo reconoce como el Señor de su vida, nace de nuevo, se convierte en un hijo de Dios. A partir de ese momento comienza su crecimiento y madurez espiritual por medio de la Palabra de Dios y la oración. Los creyentes en Cristo, cada día deben mejorar su vida de oración.

 

I. LA AUTORIDAD DEL NOMBRE DE JESÚS

El nombre de Jesús es la máxima autoridad que rige el universo Filipenses 2:9-11. El Señor Jesucristo dijo: “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”. Marcos 16:17-18.

Los derechos que tenemos en el Nombre de Jesús.

1. El Señor Jesucristo nos dio el derecho de usar Su nombre, no sólo en la oración de peticiones, sino también para usarlo contra el diablo. Jesús dijo: “En mi nombre echarán fuera demonios…”

2. Los Discípulos del Señor testificaron de la eficacia del Nombre de Jesús: “Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aún los demonios se nos sujetan en tu nombre”. Lucas 10:17.

3. El apóstol Pablo echó fuera a los demonios en el Nombre de Jesús. Hechos 16:16-18.

4. También el Señor Jesucristo dijo: “En mi nombre… hablarán nuevas lenguas…” Marcos 16:17 Todo creyente en Cristo tiene el derecho y puede hablar nuevas lenguas. El Espíritu Santo nos da el denuedo para que disfrutemos de la oración en Lenguas.

5. El veneno de las serpientes no nos hará daño Hechos 28:3-6. Pablo en la Isla de Malta.

6. Jesús dijo: “Sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán Marcos 16:18, ponga sus manos sobre los enfermos y declare la sanidad en el nombre de Jesús.

 

II. ORANDO CON RESULTADOS.

Los resultados son la evidencia de la oración eficaz. Si oramos y no tenemos los resultados, las respuestas a las peticiones que le hacemos al Señor, debemos examinar los métodos que estamos empleando cuando oramos.

1. Debemos orar para tener resultados.

2. Todo lo que el Señor Jesucristo ha provisto para nosotros a través de Su obra Redentora, lo obtenemos y lo disfrutamos a través de la oración.

3. Si no lo estamos disfrutando es porque no hemos hecho la oración según el modelo de Dios.

4. El tiempo de los milagros no ha terminado, Dios es veraz, Él no miente. Si Dios dice que Él contesta nuestras oraciones que le hacemos en el Nombre de Jesús, así es, Dios lo hará.

5. Cuando oramos al Padre en el Nombre de Jesús, basados en Su Palabra, no nos puede fallar esa oración.

Conclusión: Toda oración de fe que le hacemos al Padre en el Nombre de Jesús, Él la oye “Y si sabemos que Él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho”. 1 Juan 5:15.

LA MÁXIMA

“El silencio es el elemento donde las grandes cosas se forjan” TOMAS CARLYLE.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Cosas tremendas hará Dios conmigo. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 13 de Abril

Descargue La Semilla de la familia #12

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Ezequiel 3

Martes

Ezequiel 4

Miércoles

Ezequiel 5

Jueves

Ezequiel 6

Viernes

Ezequiel 7

Sábado

Ezequiel 8

Domingo

Ezequiel 9

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.