Print

LA SEMILLA 30 DE MARZO DE 2014

APUNTE PASTORAL

“Él entonces le dijo: “Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas”. Lucas 15:31.

No se conforme con poco, usted tiene derecho a más. Reconozca todas las habilidades que Dios le ha dado y comprométase a desarrollarlas y obtendrá grandes ingresos.

Jesús dijo: “Vended lo que poseéis” La venta de acuerdo con la economía, logrará el intercambio de otros bienes que necesitan para disfrutar de la vida.

¿Cuáles son los problemas de muchos cristianos en cuanto a la venta de lo que poseen?

1. No saben vender.

2. No saben cuanto ellos valen.

3. No saben cuanto vale lo que poseen ni lo que valen sus servicios.

El Señor Jesucristo dijo: “Los hijos de este siglo son más sagaces en el trato de sus semejantes que los hijos de luz” Lucas 16:8.

La primera fase de su labor en el programa de libertad financiera, después de equiparse, es la venta. ¿A qué se dedica? ¿Qué sabe hacer? ¿Qué tiene para vender? Cuando pueda identificar todas sus capacidades y posesiones, sabrá qué puede y qué tiene para vender.

Ahora piense, ¿Qué mercado está comprando sus productos o servicio? Todo depende del mercado, piense cómo puede superar su venta. No se limite a las condiciones exteriores. Los milagros nunca siguen a los conformistas, sino a los audaces.

¿Recuerda la historia de Pedro en aquella ocasión en la que Jesús lo encontró en la playa remendando las redes? Pedro era pescador, ése era su negocio, pescar y vender pescado. Cuado Jesús llegó a él, al igual que los otros, éste no había logrado pescar ni un pez en toda la noche. Luego de prestarle su bote al Señor para que predicara, Jesús le ordenó que bogara mar adentro para pescar, y él lo hizo así.

Le ordenó que echara las redes, a lo cual también Pedro obedeció y la historia dice que Pedro atrapó una gran cantidad de peces de todas las clases, que parecía que la barca se hundía. La situación se había salvado, ahora había peces para la venta.

Hubo un tiempo en el cual el apóstol Pablo se dedicó a la fabricación y venta de carpas para sostener su ministerio. De modo que podemos ver que en todas las actividades el concepto de la venta, pero la venta depende del mercado en gran parte. No se limite, busque siempre la manera de superar su venta, busque otros mercados superiores. Cambie o mejore la calidad de su producto, para que compitan en mejores mercados. No se conforme con poco, usted tiene derecho a más, a mucho más. Espero que pueda entender lo que le estoy diciendo por el Espíritu. Jesús ordenó: “Vended lo que poseéis”.

Recuerde el hábito de pensar en grande. Jesús no le dio a Pedro una pesca pequeña, sino una más grande de lo que él podía recibir. Él quiere hacer lo mismo con usted. Sea lo que sea, maestro, doctor, policía o un albañil, piense: ¿Cómo puedo superar mis servicios en beneficio de la humanidad? ¿Cómo puedo mejorar el valor de lo que tengo, y de lo que hago? Pídale al Señor que ilumine su mente y le enseñe a hacer la venta correcta.

¿Podríamos acaso dudar de Aquel que nos ordenó vender? ¿Podríamos dudar de su apoyo? No, por supuesto que no. Si ayudó a Pedro, también nos ayudará a nosotros.

Todo cambiará en la vida de aquellos que reconozcan esta verdad: “todos somos vendedores”. La clave está en utilizar el equipo que el Señor nos ha dado para superar las ventas, o mejor dicho, vender a un mejor precio. La orden es: “Vended lo que poseéis”. Esta es una buena semana. Los bendigo.

LA FAMILIA

¿Cómo podemos cultivar la vida espiritual del niño en la familia? Debemos tratar lo concerniente a la virtud y los valores morales. Veracidad, fe y modestia son las tres virtudes cardinales de la juventud. Si se cuenta con la dirección adecuada no son cosa difícil de conseguir, y ellas son el fundamento de la vida cristiana. Esto debe comenzar con los mismos padres. En ellos debe estar profundamente enraizado un aborrecimiento profundo por el engaño, la incredulidad y la inmodestia. Enseguida debe impartirse a los niños. Cuando estas tres virtudes han echado raíz en el niño, cualquier padre tiene el más grande consuelo al contemplar que sus hijos crecen y dejan el hogar.

La mentira y el esconder la verdad son reconocidos por los niños como pecado. Son diferentes que las faltas comunes de la niñez. No nacen de la precipitación, de la falta de razonamiento, ni de los deseos impulsivos. Son practicados con premeditación, con astucia y con cálculo frío. La mentira por consiguiente, merece un castigo más pesado que la codicia; ya es un pecado de orden superior.

Toda mentira es un pecado, pero el pecado es mayor en proporción a la autoridad de la persona a quien se dice la mentira. Una mentira a los extraños… a los hermanos… a los padres, los mismos niños reconocen en ésta una gradación de la falta. Una mentira a los padres es lo más significativo, pues la dignidad de los padres es lo más sagrada; su derecho a demandar la verdad es superior a todos.

¿Por qué manifestar una actitud tan severa hacia la mentira? A causa de su tremenda implicación en la vida espiritual. En todos aquellos que perecen, la mentira es la verdadera base de su condenación. “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Más el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios” Juan 3:19-21. El destino eterno del hombre se decide en aquellas profundidades del corazón en donde la mentira y la verdad están en conflicto la una con la otra.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

El Señor Jesucristo dijo: “Tened la fe de Dios” Mc. 11:22. Algunas personas se preguntan si pueden confiar en una fuerza que es invisible. Sin embargo, las mayores fuerzas que existen en el mundo son invisibles.

El amor y el gozo no pueden ser vistos ni medidos y son fuerzas que producen algunos de los mejores tesoros que pueda haber en la vida, en forma de felicidad, paz y alegría. Los sonidos de un radio y las imágenes transmitidas a su televisor son señales invisibles a los ojos cuando se mueven por el espacio. Sin embargo, la vida de miles de personas es regulada por ellos. La electricidad no es algo que usted pueda tocar ni analizar cuando se mueve de un lugar a otro, pero, mantiene a la sociedad funcionando. La ley es invisible e intangible, pero, somos gobernados por ella. Los campos magnéticos de los polos norte y sur no se pueden tocar ni sentir. Sin embargo, todo avión que vuela y todo barco que navega los mares dependen de las fuerzas que emiten. Todas estas fuerzas han existido desde la creación del mundo. Siempre han estado donde están hoy, provistas por Dios para todo ser humano, pero, estas fuerzas tuvieron que esperar hasta que los seres humanos comenzaran a: Pensar en ellas; Buscar pruebas de su existencia; Concebir sueños de cómo utilizarlas; Elaborar diseños para apropiárselas; Perfeccionar planes para canalizarlas; Entregarse a la acción para utilizarlas. De la misma manera, nuestro Padre celestial ha creado toda clase de provisiones tangibles e intangibles para la felicidad total, la salud, el éxito, la autorrealización y la paz en la vida. Usted puede disfrutar también de todas estas provisiones, acepte al Señor Jesucristo en su corazón.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema: CÓMO ORAR PARA RECIBIR LA RESPUESTA DE DIOS.

Texto Principal: Santiago 1:6-8; Josué 1:8; Mateo 7:7-8; Marcos 11:23-24.

Introducción: No todas las oraciones que se hacen traen respuestas; la no contestación a la oración no es porque Dios no quiera responder a esas peticiones, la razón es porque se está orando mal, es decir, no se hace la oración según el modelo de Dios. El apóstol Santiago afirma: “Pedís y no recibís, porque pedís mal,…” Santiago 4:3.

Dios nos ha revelado a través de Su Palabra como es que debemos orar para recibir la respuesta a las peticiones. Practiquemos cuidadosamente este modelo y veremos los resultados milagrosos que podemos obtener a través de la oración de fe.

 

I. DECIDE LO QUE QUIERES DE DIOS Santiago 1:6-8.

“Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor”.

1. Dudar tiene que ver con no decidirse a una cosa u otra.

2. El que duda, es inestable en todos sus caminos.

3. Decida lo que quiere de Dios, y determínese acerca de ello.

 

II. LEA LAS ESCRITURAS DONDE DIOS PROMETE RESPONDER A SU ORACIÓN DE FE.

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien”. Josué 1:8.

1. Para que todo salga bien en nuestra vida de oración, la Palabra de Dios debe ser lo más importante, lo primero para nosotros.

2. Alimentémonos de la Palabra, y seremos edificados en nuestro ser interior.

3. En los tiempos de necesidad estaremos preparados para usar la Palabra de Dios apropiadamente contra el diablo cuando éste quiera hacer dudar y robarnos lo que deseamos.

4. El Señor Jesucristo practicó este principio cuando fue tentado por el diablo. Lucas 4:3-12.

5. La misma arma que Jesús usó para derrotar al diablo, la podemos usar nosotros. Esta arma es la Palabra de Dios.

6. La Palabra de Dios es lo que produce fe. Romanos 10:17.

 

III. PÍDALE A DIOS POR LAS COSAS QUE NECESITA Mateo 7:7-8.

“Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá”.

1. Nuestro Padre Dios, quiere que le presentemos nuestras peticiones y le pidamos ayuda.

2. Dios es bueno, Él es nuestro Padre, Él se complace obrando milagros a favor nuestro.

 

IV. CREA QUE RECIBIRÁ LA RESPUESTA A SUS ORACIONES Marcos 11:23-24.

“Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino que creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidieres orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá”.

1. Tiene que creer que tiene la respuesta antes de percibirla a través de los sentidos. La versión Amplificada de la Biblia dice: “Cuando ores, cree y ten confianza de que se te ha concedido, y lo tendrás”. Marcos 11:24.

2. Cuando ore, crea que recibe lo que está pidiendo y lo tendrá.

3. Esto va más allá de lo que podemos pensar con la mente natural.

4. Debemos andar por fe y no por vista. 2 Corintios 5:7.

 

V. REHUSE DUDAR.

Deje que sus pensamientos y deseos afirmen que tiene lo que esta pidiendo en oración. No permita que un cuadro mental de derrota domine su mente.

1. Ponga su mente en la respuesta Santiago 4:7 “Resistid al diablo, y huirá de vosotros”.

2. Erradique toda imagen, sugestión, sentimiento o pensamiento que no contribuya a su fe de que tendrá lo que está pidiendo en oración.

3. Nuestros pensamientos son gobernados por la observación, la asociación y las enseñanzas recibidas. Proteja su mente de cualquier pensamiento maligno y de todo espíritu de duda que viene a su mente.

 

VI. MEDITE EN LA PALABRA DE DIOS QUE LE GARANTIZA LA RESPUESTA.

Medite constantemente en los versículos sobre los cuales basó la respuesta a su oración.

1. Visualícese a sí mismo en posesión de lo que le pidió a Dios en oración, y haga planes de acuerdo con ello, como si ya fuera una realidad.

2. Dios hará que Su Palabra se cumpla en su vida si usted actúa de acuerdo con lo que Dios ha dicho.

 

VII. DÉLE GLORIA A DIOS.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”. Filipenses 4:6.

1. La palabra “por nada estéis afanosos” quiere decir por nada estéis ansiosos o preocupados.

2. Mientras estemos ansiosos y preocupados, el orar y ayunar no hará ningún bien.

3. Debemos orar con acción de gracias. Damos gracias a Dios por la respuesta después orar sobre la petición.

Conclusión: Todo cristiano que ponga en práctica estos siete pasos para recibir la respuesta a la oración, descubrirá como sus oraciones serán poderosas y eficaces. Juan 15:7.

LA MÁXIMA

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí…” APÓSTOL PABLO.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

Fui resucitado con Cristo. Tengo la vida de Dios. Las fuerzas de las tinieblas fueron derrotadas. Tengo poder sobre la enfermedad, la pobreza y la muerte. Cosas tremendas hará Dios conmigo. Este es un buen día. CON CRISTO SOY MAS QUE VENCEDOR.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 30 de Marzo

Descargue La Semilla de la familia #10

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Jeremías 47

Martes

Jeremías 48

Miércoles

Jeremías 49

Jueves

Jeremías 50

Viernes

Jeremías 51

Sábado

Jeremías 52

Domingo

Deuteronomio 11

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.