Print

LA SEMILLA 16 DE MARZO DE 2014

APUNTE PASTORAL

“Sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en Su Ley medita de día y de noche” Salmo 1:2.

La Palabra de Dios dice: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” Josué 1:8.

¿No le parece curioso que el Señor ordenara a Josué a meditar en Su Palabra de día y de noche? Josué era el hombre más ocupado de su época. Con tantas cosas que hacer cómo dirigir al pueblo, dividirle la tierra, derrotar al enemigo y suplir alimento y agua a la nación, entre otras, y es precisamente a este hombre a quien Dios le ordena meditar en Su Palabra de día y de noche. ¿Por qué?

La meditación es el elemento principal para la planificación. Es en la meditación donde la mente se estimula para visualizar la forma de hacer las cosas. Cuando meditamos, la Palabra de Dios produce la fe que necesitamos para lograr las cosas que queremos. En la liberación financiera, usted va a necesitar fe. Fe en Dios, fe en lo que El le quiere dar, fe en su poder para prosperar su camino. Pero para esa fe, usted necesita un plan. Un plan que surge cuando medita en la Palabra de Dios.

Se ha dicho: “Paso a paso podemos subir la más alta montaña”. Planifique su tiempo y podrá descansar con facilidad. Planifique su acción, y será más eficiente. Salomón dijo: “Con sabiduría se edificará la casa, y con prudencia, se afirmará; y con ciencia se llenarán las cámaras. De todo bien preciado y agradable”. Pro. 24:3-4.

Dios no quiere que seamos ignorantes. Él sabe que Satanás puede robarle al hombre sus bienes, si éste vive en ignorancia. Son muchas las personas que tienen grandes recursos, pero no planifican para llegar a una meta. No es que satanás tenga tanto poder que no les permita obtener el triunfo. Es que no se han sentado a meditar y a planificar, y fácilmente el enemigo les engaña.

Seamos sabios. Esa es la voluntad del Señor. Él le prometió a Josué que todo lo que hiciera prosperaría, pero esto sería si obedecía Su orden a la meditación.

¿Quiere viajar? ¿Quiere estudiar? ¿Quiere un auto, una casa o un negocio? ¿Qué quiere? ¿Quiere que Dios lo use en el ministerio? ¿Quiere prosperar? Todo es posible si puedes creer, pero, ¿Cómo facilitar ese creer? Planificando y meditando. “encomienda a Jehová tu camino y confía en Él y Él hará” Salmo 37:5 Haga esta oración:

“Padre, te doy gracias en el nombre de Jesús por Tu promesa de bendecir y prosperar todo aquello en lo cual yo ponga mi mano. La meditación de Tu Palabra me da la fe necesaria para creer y planificar lo que he de hacer.

Encomiendo mis planes en Tus manos y Tú me darás la sabiduría y la ciencia para hacerlos conforme a Tu perfecta voluntad. En el nombre de Jesús, amén”. Esta es una buena semana. LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

¿Cómo podemos cultivar la vida espiritual del niño en la familia? Debemos tratar lo concerniente a la virtud y los valores morales. Veracidad, fe y modestia son las tres virtudes cardinales de la juventud. Si se cuenta con dirección adecuada no son cosa difícil de conseguir, y ellas son el fundamento de la vida cristiana. Esto debe comenzar con los mismos padres. En ellos debe estar profundamente enraizado un aborrecimiento profundo por el engaño, la incredulidad y la inmodestia. Enseguida debe impartirse a los niños. Cuando estas tres virtudes han echado raíz en el niño, cualquier padre tiene el más grande consuelo al contemplar que sus hijos crecen y dejan el hogar.

La mentira y el esconder la verdad son reconocidos por los niños como pecado. Son diferentes que las faltas comunes de la niñez. No nacen de la precipitación, de la falta de razonamiento, ni de los deseos impulsivos. Son practicados con premeditación, con astucia y con cálculo frío. La mentira por consiguiente, merece un castigo más pesado que la codicia; ya es un pecado de orden superior.

Toda mentira es un pecado, pero el pecado es mayor en proporción a la autoridad de la persona a quien se dice la mentira. Una mentira a los padres es lo más significativo, pues la dignidad de los padres es lo más sagrada; su derecho a demandar la verdad es superior a todos.

¿Por qué manifestar una actitud tan severa hacia la mentira? A causa de su tremenda implicación en la vida espiritual. En todos aquellos que perecen, la mentira es la verdadera base de su condenación. “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que las luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Más el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios” Juan 3:19-21. El destino eterno del hombre se decide en aquellas profundidades del corazón en donde la mentira y la verdad están en conflicto la una con la otra.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Crea en Dios lo suficiente como para confiar en El. Entréguese a El y entre en acción. Actúe contando con el poder de Cristo en usted. Marche adelante con paso firme y decidido. Salga de las arenas movedizas de la autocompasión; rechace todo lo negativo ya sean ideas, influencias, consejos o presiones.

Diga con voz muy fuerte: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Fil. 4:13 ¿Cómo se logra? Hebreos 12:2 dice: “Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe”. Siempre debe verlo a El en acción por medio de usted. Como dijo un maestro de artes: “Fije sus ojos en el modelo; no mire sus manos”.

Lucas 1:37 dice: “Porque nada hay imposible con Dios”. Marcos 9:23 dice: “Si puedes creer, al que cree todo le es posible” Creer es actuar; todas las cosas son posibles cuando actúa con el conocimiento de que Dios está obrando en usted; ese conocimiento se convierte en fuerza sólo cuando usted actúa conforme a ese conocimiento. Muchas personas que pueden citar las Sagradas Escrituras o a los teólogos, con frecuencia contradicen con sus acciones y conversaciones lo que han aprendido y memorizado.

La pobreza de sus palabras, sus ideas vacías y sus perspectivas limitadas de la vida demuestran que están plagados por actitudes comunes, andan desorientados en la mediocridad y viven vidas inestables y egoístas. Viven temerosos, inseguros y sin un verdadero propósito en la vida.

El conocimiento es insignificante a menos que vaya acompañado de una entrega entusiasta y una acción decisiva que transforme ese conocimiento en fuerza que redunde en beneficios para usted, sus seres amados y su comunidad. Jesucristo quiere ayudarlo.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: EL TODOPODEROSO VIVE EN MI.

Texto Principal: Lucas 24:31-32; Efesios 3:20; 1 Juan 4:4; Daniel 1:15-21; Daniel 6:3.

Introducción: No podremos reconocer al Residente en nosotros –El Dios Todopoderoso-; si operamos con el conocimiento natural y tratamos de percibirlo a través de los sentidos, fracasamos.

El conocimiento que los discípulos tuvieron del Señor Jesucristo fue a través de los sentidos, el oído, la vista y el tacto 1 de Juan 1:1. El conocimiento basado en los sentidos no permite percibir la revelación del Cristo glorificado, El Señor de señores y El Rey de reyes.

 

I. SOMOS LA RESIDENCIA DE DIOS 1 Cor. 6:19.

A partir del momento que recibimos al Señor Jesucristo en nuestro corazón, Dios nos perdonó todos nuestros pecados, nos justificó, nos hizo la Nueva Creación y estableció Su residencia en nuestros corazones.

1. Jesucristo glorificado vive en nosotros con todo Su poder. Gálatas 2:20.

2. Estamos conectados con Dios Juan 15:4-10. Es cuestión de Relación, no de religión.

1. Somos de la misma clase de Dios, tenemos Su naturaleza. Juan 1:12-13.

2. Renacidos no de cimiente corruptible, sino de incorruptible, por la Palabra viviente de Dios. 1 Pedro 1:23-24; Santiago 1:17-18; Juan 6: 63,68; Colosenses 3:16; Juan 1:14.

 

II. RECONOZCA AL TODOPODEROSO EN USTED.

La palabra reconocer, griego ginósko, prolongación de un verbo primitivo –“conocer, saber”- quiere decir entre muchas implicaciones significa saber, entender, llegar al conocimiento, comprender.

El reconocimiento de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo morando en nosotros solo nos puede llegar a través del conocimiento por revelación. 1 Corintios 2:14-16.

1. Espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él Efesios 1:17.

2. Alumbrando los ojos de vuestro entendimiento. Efesios 1:18.

3. En el Antiguo Testamento Dios le abrió los ojos a Agar, la madre de Ismael hijo de Abraham. Génesis 21:19 y ella vio la fuente de agua.

4. Los ojos de los discípulos que iban camino a Emaús les fueron abiertos y reconocieron a Cristo Glorificado Lucas 24:31.

5. Dígale al Señor en oración “Señor abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley” Salmo 119:18.

 

III. LA CONFESIÓN DE FE Y EL PODER DE LA ACCIÓN.

La Palabra de Dios es poder creativo, la Biblia dice que el universo se sostiene por el poder de la Palabra de Dios. Ese mismo poder creativo actúa en nosotros en la medida que lo liberamos a través de la declaración de fe y de las acciones, estas son las llaves que liberan el poder creativo de Dios en nosotros.

1. La Palabra de Su poder en nuestros labios: “… lo que diga le será hecho” Marcos 11:23.

· Declare lo que la Palabra de Dios dice.

· “Si Dios está conmigo, ¿quién contra mí?” Rom. 8:31.

· “Al que cree, todo le es posible” Mar. 9: 23.

· “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Fil. 4:13.

2. Las acciones de la fe:

· “Echa el anzuelo y toma el primer pez que saques…” Mateo 17:27.

· “A ti te digo: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa” Lucas 5:24.

· “Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar”. Lucas 5: 4.

· “¿Por qué clamas a mi? Di a los hijos de Israel que marchen. Y tú, alza tu vara, extiende tu mano sobre el mar y divídelo…” Ex. 14:15-16.

· Pedro ordenó en el nombre de Jesucristo y el poder se liberó para la sanidad del paralítico Hech. 3:6.

 

IV. EN DIOS HAREMOS PROEZAS Salmo 60:12.

Los personajes de la Biblia que se destacan por sus hazañas, fueron ciento por ciento humanos como nosotros. Ellos se destacaron porque liberaron el poder de Dios en su interior a través de sus palabras y acciones y lo lograron.

1. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob, es su Padre y Dios.

2. Mayor es el que está en usted que el que está en el mundo. 1 Juan 4:4.

3. Dios y usted, forman el equipo triunfador Josué 1:5; Isaías 43:2; 41:10-14.

Conclusión: Usted fue creado por Dios para vivir en las alturas de la buena vida, no en el lodo de la desesperación. Las cosas grandes les ocurren a las personas que piensan en grande, hablan grande y actúan en grande. Recuerde ¡DIOS ES GRANDE!

LA MÁXIMA

“Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, porque Jehová sostiene su mano” Salmo 37:24.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

Soy hijo de Dios. Él está trabajando en mí. Estoy aquí para triunfar. Rechazo toda limitación de temor, enfermedad, condenación, indignidad y pobreza. Cosas tremendas hará Dios conmigo. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 16 de Marzo

Descargue La Semilla de la familia #8

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Jeremías 33

Martes

Jeremías 34

Miércoles

Jeremías 35

Jueves

Jeremías 36

Viernes

Jeremías 37

Sábado

Jeremías 38

Domingo

Jeremías 39

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.