Print

LA SEMILLA 8 DE DICIEMBRE DE 2013

APUNTE PASTORAL

“Dad gracias a Dios en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”. 1 Tesalonicenses 5:18.

“Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: Regocijaos. Vuestra gentileza sea conocida por todos los hombres. El Señor está cerca. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. Filipenses 4:4-7.

Comience y termine toda oración con gratitud. Si usted realmente cree que las riquezas le pertenecen por derecho propio, por ser un hijo de Dios y por saber que Dios desea que usted tenga y disfrute de ellas, entonces sea agradecido.

Cada vez que usted da gracias, usted fortalece su fe, su paciencia y su visión de las riquezas. El Señor Jesucristo tomó los pocos panes y los peces que aquel niño le dio y los presentó al Padre dando gracias.

¿Se imagina usted? Había una multitud de más de cinco mil hombres y mujeres esperando que el Señor les diera de comer. Y ahora El sólo tenía en sus manos el pequeño almuerzo de aquel niño.

El Señor sabía operar las leyes de las riquezas, y la prosperidad. Fue por ello que lo primero que hizo fue comenzar a dar gracias al Padre por su provisión.

Su acción de gracias es milagrosa. Busque en todo tiempo algo en lo cual usted pueda expresar su gratitud.

A un cristiano que siempre se pasaba dándole gracias a Dios, su compañero se propuso avergonzarlo diciéndole:

“Oye Juan, anoche tuve un sueño contigo”. Juan que sabía que su compañero de trabajo siempre estaba en contra suya quiso aprovechar la oportunidad para tener una mejor relación con él y le respondió: “gracias a Dios porque eso significa que te interesas por mí”.

El compañero le dijo: Bueno, no creo que sea motivo de agradecimiento, ya que soñé que te habías muerto”. Juan le respondió: Bueno, ya tú sabes lo que dice la Escritura, el morir es ganancia, así que gracias a Dios por eso.

Su compañero, ya sumamente molesto de que Juan fuera tan agradecido le dijo: No debes dar gracias porque soñé que te moriste y te fuiste al infierno.

Entonces Juan con mayor prontitud comenzó a decir: Gracias Señor, gracias Señor. Su compañero le increpó diciendo: “¿Cómo es que tú puedes ser tan hipócrita y estés dando gracias a Dios por irte para el infierno?”

Entonces Juan le dijo: Yo no doy gracias a Dios por irme para el infierno, yo doy gracias a Dios porque todo fue un sueño.

Como podemos ver, el agradecimiento nos elevará por encima de todas las condiciones negativas y nos hará ricos.

La persona agradecida es alegre, simpática, amable, virtuosa, bondadosa, caritativa, complacida, tranquila, segura en sí misma. Es invencible.

Siempre tiene una respuesta positiva a flor de labios. Sea agradecido y usted será rico. No habrá imposibles para usted en todo lo que emprenda, ya que usted cuenta con la ayuda de Dios y lo demuestra en su gratitud. Esta es una buena semana. LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

El respeto por el orden y la autoridad que aprende un niño en esta edad casi no le significan molestia. El dolor de una paliza dura nada más que unos minutos. Si la lección no se aprende en esta época de la vida, entonces tendrá que aprenderse en una época posterior, por otros medios y a costa de mayor dolor. Tarde o temprano, cuando solicite el ingreso a la universidad con un bajo promedio de notas, cuando sea despedido del trabajo porque constantemente desafía la autoridad del jefe, cuando pierda un ascenso por sus hábitos descuidados de trabajo, tarde o temprano, tiene que aprender lo que un padre responsable pudo haberle enseñado antes de que tuviera doce años. En los primeros doce años de vida un niño debe aprender a través de la disciplina justa que le apliquen sus padres. No podemos por medio de la psicología hacer que un niño tenga una actitud alegre y positiva hacia la disciplina. “Ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” Hebreos 12:11. Los padres debieran tener su ojo adiestrado para mirar en el futuro, y dejarse de estar tratando de ganarse popularidad con sus hijos. Lo que el hijo pueda pensar de los padres en el contexto inmediato de la disciplina es relativamente poco importante. Lo que su hijo habrá de pensar de usted de aquí a veinte años es la cosa que cobra mayor seriedad.

“Yo tuve la madre mas desconsiderada del mundo”, escribe una dueña de casa, que ahora a su vez esta criando una familia propia. “Mientras que otros chiquillos comían caramelos de desayuno, yo tenía que tomar cereal, huevos y tostadas. Cuando otros tenían gaseosas y confituras al almuerzo, yo debía comer un sándwich. Como usted podrá adivinar, mi cena era también diferente a la de los otros niños. Pero por lo menos yo no estaba sola en mis sufrimientos. Mi hermana y dos hermanos tenían la misma madre desconsiderada que yo. Mi madre insistía en saber dónde estábamos todo el tiempo. Usted habría podido imaginarse que estábamos condenados a cadena perpetua. Ella tenía que saber quiénes eran nuestros amigos y qué estábamos haciendo. Ella insistía que si decíamos que estaríamos de vuelta en una hora, que volviéramos en una hora o menos, no después de la hora. Estoy casi avergonzada de confesarlo, pero ella nos pegaba de veras. No una vez, sino cada vez que hacíamos lo que nos venía en gana”. Este es el relato de aquella madre que recuerda su infancia.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Reconozca el hecho maravilloso de las riquezas de Dios. El creó tanta abundancia en este planeta que hay suficiente para usted de cualquier cosa que pueda necesitar o desear y que le pertenece porque Dios la creó para usted.

Las fabulosas riquezas que Dios creó en este mundo prueban Su abundancia y generosidad. El ha cubierto su mundo con esplendor, hermosura y riquezas ilimitadas.

Este poderoso y bondadoso Dios colocó al hombre y a la mujer en un verdadero paraíso de abundancia, generosidad y riquezas. ¡Esa es su herencia! Jamás permita que los sermoneadores religiosos le reduzcan al nivel humillante de un limosnero ante su Padre celestial. Dios lo hizo para que disfrutara de Su abundancia y de Sus riquezas; El lo creó todo para que haya abundancia para usted. No hay escasez; no hay límites.

La Biblia dice: “Ningún bien Dios negará a quienes andan en integridad delante de El” Salmo 84:11 “Porque a medida que lo reconozcas mejor, El en Su gran poder te dará todo lo que necesitas para vivir una vida verdaderamente buena. ¡El inclusive comparte Su bondad contigo!

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: QUEBRANTE LA MALDICIÓN DE LA DIVISIÓN EN LA FAMILIA.

Texto Principal: Génesis 2:22-25; 2 Corintios 2:11; Efesios 4:14; 6:11.

Introducción: La crisis social que actualmente vivimos, tiene su origen en las familias fuera del modelo de Dios. Satanás ha influido en la mente de los miembros de las familias con el fin de engendrar división, rompiendo la unidad que es la base esencial para el bienestar del hogar.

La Biblia dice: “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo”. Efesios 6:10-11. Las palabras Asechanza y artimaña en el idioma griego significan parodia (truco); en el Antiguo Testamento significa Celada, emboscada. La asechanza -mentira- más perversa que el diablo utiliza para destruir a la familia es la división.

 

I. LA ESTRATEGIA DE SATANÁS CONTRA LA FAMILIA.

La estrategia del enemigo es dividir a cada miembro de la familia y traer perturbación en los matrimonios.

1. La meta del enemigo es destruir.

2. Los grandes problemas de los matrimonios se originan en la maldición de la división.

3. Antes que Adán y Eva pecaran, ya se habían fallado a sí mismos como equipo.

 

II. LA MALDICIÓN DE LA DIVISIÓN.

La división comienza en el espíritu. La división no comienza con lo físico, sino en el espíritu. La única manera en que el destructor puede tocar nuestra vida y nuestra familia es a través de la puerta de la división. La división se manifiesta:

1. Cuando no hay un mismo pensamiento, ni un mismo sentir.

2. Cuando los sueños como pareja no son los mismos;

3. Cuando no hay una misma adoración.

4. En la familia tenemos que actuar en el poder de la unidad.

 

III. EL PODER DE LA UNIDAD Eclesiastés 4:9-12.

Lo que más afecta a la familia es la maldición de la división, es decir, el yugo desigual. Esa maldición debe ser quebrantada y eliminada de nuestro corazón y de la familia.

1. El poder de la UNIDAD en la ADORACIÓN. En nuestro hogar no puede estar una persona adorando a Dios y otra adorando otra cosa.

a. Uno que va a la congregación y el otro que asiste a otro lugar. Estos son ríos fluyendo en sentidos contrarios.

b. Es necesario que en cada hogar exista una misma Adoración.

c. La UNIDAD en la Adoración es el arma más poderosa en el mundo espiritual para que la familia pueda alcanzar los propósitos de Dios.

2. El poder del ACUERDO. Mateo 18:19-20 “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos…”

a. La maldición de la división es lo que retiene la respuesta de Dios.

b. El Señor Jesucristo nos está diciendo que es necesario acordar, estar de acuerdo, para que todo lo que pidamos en oración tenga la respuesta.

c. Cristo dijo: “Dos o tres…” Mateo 18:20. El primer llamado a ponerse de acuerdo es a la pareja. Dos para que sean UNO. Y tres, porque si existen hijos, ellos también estén bajo el mismo poder de la unidad.

d. Cuando hay acuerdo, la presencia del Señor está presente para garantizar las respuestas a las oraciones.

e. Todo lo que sea opresión, ataduras, vicios, enfermedades, pobreza, adulterio y todo tipo de perversidad, esta ligado a la maldición de la división.

f. Como activar el poder de la UNIDAD. Génesis 2:22-25 Cuando Dios hizo a la primera pareja, no los miró como dos, sino como UNO.

Conclusión: Cuando la familia está totalmente unida, se activa el poder de la bendición y de la gloria de Dios en ese hogar. La maldición de la división familiar, es una de las armas que el enemigo está usando con el fin de traer destrucción en los hogares. El diablo anda como león rugiente buscando –familias- para devorarlas, pero, nosotros ya conocemos esas maquinaciones perversas. La Biblia dice: “Para que satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” 2 Corintios 2:11.

La UNIDAD familiar es la gran fortaleza espiritual que todos debemos utilizar para que nuestros hogares sean fortalecidos, exitosos y bendecidos.

LA MÁXIMA

“Diga el débil, fuerte soy” JOEL 3:10.

 

LA CONFESIÓN DIARIA

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. En mi familia somos UNO y actuamos en acuerdo para todo. Cosas tremendas hará Dios en mi familia. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 8 de Diciembre aquí 

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Isaías 1

Martes

Isaías 2

Miércoles

Isaías 3

Jueves

Isaías 4

Viernes

Isaías 5

Sábado

Isaías 6

Domingo

Isaías 7

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.