Print

LA SEMILLA 8 DE SEPTIEMBRE DE 2013

APUNTE PASTORAL

“Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella” Hab. 2:2. “¿No está aún la simiente en el granero? Ni la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de olivo ha florecido todavía; mas desde este día os bendeciré” Hageo 2:19.

Un hombre ciego se sentó en un parque lleno de flores, con un cartel colgado del cuello que decía: ¡Es Primavera, y estoy ciego! Que tragedia ser una criatura de Dios, tener este conocimiento al alcance y jamás tener la visión del extraordinario usted que Dios diseñó y que Él tanto valora.

Las religiones tradicionales lo reducen a usted a un indigno gusano que, doblegado, se arrastra por el polvo. Dios le exalta a una dimensión de dignidad y de realeza junto a Él.

Una joven de la tribu de los Kikuyos un día escuchó acerca de las Buenas Nuevas del Evangelio. Ella era una aldeana, sin educación, sin otro valor diferente de la dote que su papá cobraría por ella al darla en matrimonio y las habilidades que tenía para dar a luz hijos y cargar leña para el hombre que la poseyera.

Un día Cristo se le apareció en una visión, y le dijo que ella se dirigiera a las personas y les explicara las promesas bíblicas y que orara por ellos; que Él iría con ella y obraría por medio de ella para bendecir a esa gente. Viajó por toda la nación, a pie, en bicicleta, en carretones y en todo medio de transporte posible. Milagros tras milagros siguieron a esa joven, hasta que los grupos fueron tan grandes que la policía tuvo que darle protección, mientras enseñaba y oraba por la gente.

Ella supo lo que Jesucristo había hecho por ella y cómo Dios quería vivir en y por medio de ella. Recibió una visión nueva de sí misma, hecha a imagen de Dios, con Dios obrando en ella por medio de Jesucristo. Su ministerio ha crecido a un grado tal que ha viajado por Escandinavia, América y por toda Africa ayudando a la gente en el nombre de Cristo. Era una “doña nadie” que fue transformada en una poderosa mujer de Dios recibida ahora como una reina donde quiera que va.

Usted es un hijo, una hija de Dios desde el momento que decidió aceptar a Jesucristo en su corazón como su único y suficiente salvador. Usted es la creación y extensión de Dios aquí en la tierra. Usted no fue creado para la vergüenza ni la derrota; sueñe los sueños de Dios, véase en el cuadro de los pensamientos de Dios para usted y disfrute de la vida de éxito, salud y bienestar. Esta es una buena semana. Los Bendigo.

LA FAMILIA

Sea usted mismo aquello que le gustaría que otros fueran. Séalo con todo su ser. Si sus demandas están en contradicción con aquello que usted mismo es en secreto, entonces no espere éxito ni bendición. Lo que puede esperar, en cambio, es que su trabajo como padre le ponga en vergüenza.

El apóstol Pablo podía decir: “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” 1 Corintios 11:1. Los padres debieran tener una conducta moral tal que pudieran invitar a sus hijos a que los imitaran.

Hay muchos que desean imponer religión en sus hijos sin ser ellos mismos temerosos de Dios. No se trata de imponer la religión, lo fundamental es que los principios bíblicos, el temor a Dios y la relación íntima con el Señor sean la base en la formación de nuestros hijos. Es irrazonable esperar éxito moral con nuestros hijos, sin someternos a las leyes de la moralidad. Tan pronto como los niños conciban una sospecha de esta clase, el efecto de un centenar de reglas, preceptos y exhortaciones es perdido. Y que ningún hombre piense que es cosa fácil esconder de sus hijos sus transgresiones contra los mandamientos de Dios. Ellos a menudo miran lo que sucede tras la escena. Si la reflexión no está activa todavía, puede haber muy temprano en la vida la sensación de que algo no está andando bien.

Sin embargo este intento no es solamente necio, también es audaz. Pues aun suponiendo que tuviéramos éxito en preservar a los niños de toda impresión de la falacia y de la injusticia escondida, podríamos en verdad engañarles, aunque fuera por un tiempo, pero a Dios no podemos engañarlo ni por un momento. Presumimos de poder crear obras maestras de moralidad de nuestros niños sin tener de nuestra parte al Fundador de toda moralidad. Estamos actuando como si la fuente de bendición estuviera en nosotros más bien que en Dios. Estamos trabajando como si pudiéramos pasarnos sin su ayuda, siendo que es solamente Él quien puede obrar en el corazón del hombre pecaminoso, y como si las leyes con las cuales él gobierna el mundo moral estuvieran entregadas en nuestras manos. Si nos propusiéramos trabajar para la destrucción de las obras de nuestras propias manos, podríamos encontrar una manera mejor de hacerlo.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Un hombre llamado Sanford Cluett encontró una forma de evitar que las telas se encogieran. Ese descubrimiento le trajo más de cinco millones de dólares al año por los derechos de regalías como inventor.

Henry Ford creyó en el conocimiento que tenía y tomó esta decisión: “Construiré un auto suficientemente barato para que toda persona pueda manejar y poseer el suyo”. Jamás abandonó la idea y la misma le trajo más riquezas que las que ninguna otra persona de sus tiempos hubiera recibido.

Recientemente un hombre llamado Raymond Yates hizo una lista de más de dos mil invenciones sumamente necesarias en el día de hoy.

Todo el conocimiento requerido para resolver cualquier necesidad del mundo está en Dios y Él está en usted; comience a actuar para hacerlo realidad y obtenga lo mejor para la vida.

Usted y Dios pueden suplir algunas de esas necesidades y el hacerlo puede llevarlo hasta la cúspide del triunfo. Usted tiene el secreto del poder para lograrlo.

Semana tras semana, en fábricas, oficinas y empresas comerciales millones de personas se resignan a la monotonía estéril de la tradición porque han aceptado las cosas como están; jamás han utilizado la fuerza de sus cerebros para pensar creativamente y descubrir una mejor forma de vivir.

Al reconocer lo que el ser humano vale y al reconocer el potencial existente en la persona que piensa, un limosnero podría llegar a ser todo un señor.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: COMERÁS DE LA ABUNDANCIA DE LA TIERRA.

Texto Principal: Génesis 37:31-36; Génesis 45:18-28.

Introducción: No era cosa rara que en la tierra de Palestina hubiera hambrunas. Hambre es carencia de alimentos, provocada generalmente por la carencia de lluvia y por la pérdida de las cosechas, o por la imposibilidad de introducir víveres en una ciudad asediada.

Es importante que observemos cómo nuestro padre Abraham tuvo que enfrentar el problema de la hambruna, lo mismo sucedió con su hijo Isaac y su nieto Jacob.

 

I. LA DESCENDENCIA DE ABRAHAM.

Abraham es el padre de la fe, y porque le creyó a Dios le fue contado por justicia Gén. 15:6. Los hijos de fe no estamos exentos de enfrentar momentos difíciles, ya que es en las dificultades que la fe se muestra liberando el poder de Dios a nuestro favor. Los hijos de Dios tenemos que pasar por tribulaciones, pero no terminaremos postrados, ni derrotados. La fe de Dios en nosotros, siempre triunfa.

1. ISAAC: “Después hubo hambre en la tierra, además de la primera hambre que hubo en los días de Abraham y se fue Isaac a Abimelec rey de los filisteos, en Gerar”. Génesis 26:1.

a. Isaac caminó sobre la base de la Palabra de Dios. Gén. 26:2-5.

b. Isaac sembró en aquella tierra y cosechó aquel año ciento por uno. Gén. 26:12-14.

2. JACOB: “Y el hambre estaba en toda la extensión del país. Entonces abrió José todo granero donde había, …” Gén. 41:56.

3. LOS HIJOS DE ISRAEL pasaron por la misma aflicción, pero Dios estuvo presente y les dio la provisión abundante.

 

II. EL LA TIERRA DE AFLICCIÓN DIOS NOS HACE FRUTIFICAR Gén. 41:52.

José el hijo de Jacob, había pasado por situaciones muy complicadas, sus hermanos lo odiaban, quisieron matarlo y al final decidieron venderlo a los madianitas quienes lo vendieron como esclavo en Egipto. Gén. 37:28,36.

1. José nunca perdió el enfoque hacia el cumplimiento de su propósito eterno.

2. La visión que tenía José acerca de su destino era gobernar, no era la de un esclavo. Gén. 37:5-11

3. Sea fiel a la visión que Dios le ha dado a través de Su Palabra. La palabra Rehema no dejará de cumplirse Salmo 119:89. Muchos lo odiarán hasta desearle la muerte por causa de la visión, pero no la abandone. Hasta sus mismos hermanos se convertirán en sus enemigos, no tema, Dios siempre estará con usted. Gén. 39:2.

4. Declare la Palabra que Dios le ha dado Salmo 119:49-50.

 

III. NO CREA A LA MENTIRA.

Jacob fue engañado por sus hijos, ellos luego que vendieron a su hermano como esclavo, justificaron su desaparición con la mentira que había sido devorado por una mala bestia. Gén. 37:33. Jacob rasgó su vestido, puso cilicio y guardó luto por su hijo muchos días. Gén. 37:34.

1. Se puede vivir en una mentira, cargado por la aflicción y llorando todo el tiempo.

2. No llore más, se vislumbra un futuro mejor. No haga duelo por lo que aún vive. No crea más en la mentira.

 

IV. Y CONOCEREIS LA VERDAD… Juan 8:32.

Muchos cristianos viven afligidos por el peso de la culpa y se martirizan por creer las mentiras del diablo, ignorar la verdad es una oportunidad que el diablo aprovechará para afligirnos.

1. Crea en la Palabra que Dios le dio, la Palabra rehema que el Señor le dio aquel día.

2. Dios tiene todo el poder para revivir su espíritu. Lo que Dios hace es bueno. No viva bajo el sentimiento de culpa y de condenación. Usted es un hijo de Dios, lavado por la Sangre de Cristo. Apocalipsis 1:5.

 

V. VIENE LA ABUNDANCIA DE DIOS A SU VIDA Gén. 45:27.

Aumento viene de parte de Dios para nuestra vida. Ya vienen los carros cargados de provisión.

1. Jacob lloró a su hijo por muchos años; su mente tenía la imagen de la muerte. Cuando recibió la buena noticia de que José estaba vivo y era el gobernador de Egipto, no lo podía creer. Génesis 45:26.

2. Vivir toda la vida en la mentira, hace que la revelación de la verdad sea más difícil de persuadirnos. Se necesita una nueva visión para revivir. Génesis 45:27.

3. Por los veinte años que viví llorando, voy a vivir veinte años de gozo. En los próximos siete años disfrutaré el bien de Dios. Salmo 23:6.

 

VI. DECLARE: “BASTA YA” Génesis 45:28.

Israel dijo: “Basta; José mi hijo vive”. Se puede cambiar cuando determinamos y decimos “Basta”. Declare con fe y con todas sus fuerzas:

1. Basta de vivir sometido por la condenación y la culpa. Basta de miseria y pobreza. Basta de estrechez. Basta de esterilidad. Basta de excusas. Basta de recordar el pasado.

2. Tome posesión de las bendiciones en Cristo. Legalmente usted tiene el derecho de estar de pie delante del Señor, sin sentimiento de culpa ni de condenación. Hebreos 10:19-22.

3. Tome la autoridad en el Nombre del Señor Jesucristo y el poder en la Sangre de Cristo y detenga el ataque que viene en su contra.

4. Declare la derrota de satanás, él no tiene ningún derecho sobre su vida, familia ni bienes.

 

VII. NO LLORE MAS… ALÉGRESE.

No podemos marchar como un ejército descorazonado, el gozo del Señor es nuestra fortaleza.

El gozo del Señor nuestra fuerza es. Nehemías 8:10 “Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza”.

1. Debe haber una conexión entre nuestra vida cristiana y nuestra realidad presente. La realidad de muchos cristianos es la depresión, la infelicidad, la enfermedad y la pobreza.

2. El Señor Todopoderoso está de su parte. Usted también puede atraer al Señor. Eleve su oración ante Él. Es tiempo de emprender la guerra contra el enemigo.

CONCLUSIÓN: Si por muchos años usted estuvo llorando, quejándose por aquellas cosas que no veía y eran su deseo, y pensó que no existían, que estaba privado de volverlas a disfrutar; llegó el día de reprimir el llanto, porque se vislumbra un futuro mejor. La Biblia dice que no es tiempo de llorar, Dios le da vida a los muertos y llama las cosas que no son como si fuesen. Jeremías 31:16-17; Rom. 4:17.

LA MÁXIMA

“No temas porque yo estoy contigo” Isaías 41:10.

LA CONFESIÓN DIARIA

El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme? El Señor es mi escudo, es mi roca fuerte en tiempo de angustia. Yo confío en mi Padre Dios. Con tremendas cosas me responderá Dios. ESTE ES UN BUEN DÍA, SOY BENDECIDO.

 

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 8 de Septiembre aquí 

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Hebreos 1

Martes

Hebreos 2

Miércoles

Hebreos 3

Jueves

Hebreos 4

Viernes

Hebreos 5

Sábado

Hebreos 6

Domingo

Hebreos 7

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.