Print

LA SEMILLA 3 DE MARZO DE 2013

APUNTE PASTORAL

Los métodos de Dios para la prosperidad financiera son muy claros y sencillos. Ahora podemos entender por qué razón tantas veces el dinero no alcanza ni para cubrir los gastos más indispensables. Es cierto que en algunas ocasiones el dinero que usted recibe es muy escaso, pero en otras recibe bastantes ingresos y nunca logra averiguar qué se hicieron.

Cuando el devorador está trabajando en contra suya ocurre lo mismo que si usted tuviera un gran agujero en el fondo de su bolsillo. No se extrañe de esta comparación, porque eso es precisamente lo que el Señor dice que les está ocurriendo a muchas personas. Hageo 1:6 “Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto”.

Seguramente usted ya oró y ayunó por esa situación. Ya declaró todo el Antiguo y Nuevo Testamento, y el problema no se soluciona.

Pero ahora sabe que lo que necesita hacer es una sola cosa: debe remendar su saco, y tapar el agujero por donde se ha estado escapando su prosperidad.

Coloque las finanzas de Dios como la prioridad número uno de su vida. Empiece a sembrar con abundancia y generosidad, pague sus diezmos a Dios antes de pagar ninguna otra cosa, y así empezará a coser el saco roto.

Luego ni siquiera tendrá que molestarse en buscar liberación financiera, o en reprender al diablo. Dios mismo se encargará de reprender al devorador y ya no habrá esterilidad ni frutos destruidos en la viña de sus finanzas.

Olvídese de la mala suerte, de los maleficios, de la inflación, o de estar culpando al gobierno por su situación económica. Dios no depende de esas cosas para bendecir y prosperar a sus hijos, porque sus leyes funcionan en cualquier época y bajo cualquier gobierno.

Preste atención a lo siguiente: Dios ha puesto una poderosa muralla espiritual alrededor de la persona, casa, el trabajo y las propiedades de aquellos que son fieles en su caminar con Él, y generosos en sembrar para su Reino.

Esta muralla nos rodea y nos sigue adondequiera que vayamos. Aunque no podamos verla, allí está protegiéndonos. Satanás sí puede verla, pero no puede traspasarla porque es infranqueable para él y sus demonios. Es un poderoso vallado que Dios ha colocado alrededor de sus banqueros.

Mire lo que dice la Biblia en Job 1:9-10 “Respondiendo satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto sus bienes se han aumentado sobre la tierra”.

Observe que hasta el diablo entiende que la bendición de Dios hace que nuestros bienes aumenten sobre la tierra. Él quisiera impedirlo, pero no puede porque choca contra el vallado de protección. Mientras caminemos en obediencia a los principios bíblicos ese muro permanecerá a nuestro alrededor, y satanás y los suyos no podrán traspasarlo. La Biblia dice en 1 de Pedro 5:8 “Vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”.

Por nuestra obediencia a Dios y a Su Palabra, estamos cercados con el vallado de protección y el diablo no puede traspasar ese vallado. Nuestras finanzas son prosperadas, se incrementan nuestros ingresos porque estamos obedeciendo el principio del diezmo. Esta es una buena semana. Los bendigo.


LA FAMILIA

La tendencia a la feminización de nuestra cultura ha traído a la iglesia grandes sufrimientos. Puesto que los hombres han renunciado a su papel de jefes espirituales de sus familias. Más y más la responsabilidad dentro de la iglesia ha recaído sobre las mujeres. Los hombres de esta manera han desertado de su pueso. Entregan en manos de sus esposas cosas tales como el culto familiar, la actividad de la iglesia, la educación de los hijos. Esto llega a ser un círculo vicioso. Las cosas que tienen que ver con la vida espiritual han tomado una imagen femenina.

Que diferente es esto del cristianismo del Nuevo Testamento. Los hombres dejaban a un lado lo que estuvieran haciendo para seguir a Jesús; sufrían incomprensión, injuria, persecución, y aun la muerte porque habían encontrado en él a un Señor que les exigía lealtad y amor extremo. ¿Pueden imaginarse a Pedro invitando a su mujer al Templo para que hiciera la defensa del Camino Cristiano ante el Sanedrín? ¿Y a Pablo dejando que su hermana administrara las ofrendas que habían sido recolectadas para los santos en Jerusalén? No se equivoquen: Las mujeres desempeñaron un papel vital dentro de la iglesia primitiva; la propagación del Movimiento se debió en gran parte a su trabajo y a su testimonio fiel. Pero el “gobierno” de la iglesia estaba en manos de los hombres. Ellos no descargaron esta responsabilidad sobre sus mujeres.

La iglesia recobrará poder y autoridad espiritual en razón directa al hecho de que los hombres reasuman su lugar como dirigentes. Una iglesia que cuenta con hombres que se reúnen en las horas tempranas de la mañana para orar; que tiene hombres para enseñar en la Escuela dominical; que aparta a algunos hombres consagrados para que salgan a visitar a sus propios miembros y a los que no pertenecen a la iglesia; que forman un equipo de trabajo sólido junto con el pastor para ayudarlo a establecer el reino de Dios, esta es la iglesia que reestablecerá el equilibrio que Dios había planeado para el Cuerpo de Cristo. Y nadie tendrá mayor deleite en esto que las mujeres, pues la falta de autoridad masculina en la iglesia es en cierto modo más penosa que su ausencia en el hogar.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Ahora Usted puede actuar junto a Dios quien lo creó y lo valora. Ahora Dios puede habitar en usted y vivir en y a través suyo, que es su plan original.

Ahora mismo encuentre un lugar a solas con Dios; póngase de rodillas y haga esta oración en voz alta.

Oh Dios, mi Padre en el cielo, fuiste Tú quien maravillosamente me creaste, a Tu imagen y semejanza. Mi vida tiene un gran valor. Yo se que jamás debo destruir lo que Tú creaste. Jamás debo despreciar lo que Tú valoras ni aborrecer lo que Tú amas. Ahora conozco que fui hecho para caminar contigo. Jamás fui creado para la soledad, la enfermedad, la inferioridad ni la culpabilidad. Al ignorar Tu vida y Tu amor, no presté atención a Tú integridad ni a tu honor. Esto me ha separado de Tú vida y de Tú bondad. Sin tu vida, todo lo que me queda es el deterioro y la muerte.

Oh Padre celestial he visto que, cuando Tú me creaste, soñabas con vivir en mí. Tuviste tanto amor hacia mí, que encontraste un modo de salvarme del deterioro y de la muerte. Tú diste a Tu Hijo Jesucristo para que viniera a este mundo. Él fue tentado en toda forma posible pero nunca pecó. Él jamás desconfió en Tú Palabra ni negó Tú integridad: Fue perfecto y sin pecado. Cuando murió en la cruz, El vino a ser mi sustituto, sufriendo el castigo merecido por todos mis pecados. Aquí y ahora, yo me identifico con Jesucristo. Cuando el murió, mi antigua vida pecaminosa murió. Cuando Cristo fue sepultado, mi antigua vida pecaminosa fue sepultada. Cuando Jesucristo resucitó de entre los muertos en una vida nueva, El estaba ofrendando su vida nueva para mí. Padre gracias por gran amor. En el nombre de Jesucristo Amén.


EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: YO SOY LO QUE DIOS DICE QUE SOY.

Texto Principal: Números 23:19.

Introducción: Números 23:19: "Dios no es hombre, para que mienta, mi hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?" Esta palabra debe meterse en nuestra sangre. Esta es la palabra que nos da un espíritu guerrero y nos hace estar seguros de nuestro lugar en Cristo. Esta es la Palabra que nos hace saber que somos lo que Él dice que somos y que podemos hacer lo que Él dice que podemos puedes hacer.

I. LA PALABRA DE DIOS PERMANECE PARA SIEMPRE.

La Palabra de nuestro Padre Dios permanece para siempre, y por esa razón estamos confiados en ella.

1. Nuestra confianza está en la Palabra de Dios que no puede ser quebrantada.

2. Jesús dijo: "Mas las palabras que yo hablo", "no pasarán".

3. Isaías 55:11: "Así será mi Palabra que sale de mi boca; no volverá a mi vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié".

4. David creyó en la integridad de la Palabra de Dios y pudo decir: "Yo puedo saltar sobre un ejército".

5. Ahora por la fe en la Palabra de Dios, podemos convertirnos en amos de las circunstancias.

6. El apóstol Pablo dijo: Filipenses 4:11: "Porque he aprendido a vivir independientemente de las circunstancias en cualquier situación que me encuentre".

7. Por la Nueva Creación y nuestra unión con Él, pasamos de la esfera del "no puedo" a la esfera del "si puedo". Ya no somos unos fracasados. Ahora todo lo podemos en Aquel que nos hace fuerte. Filipenses 4:13.

II. DIOS ES VERAZ.

Jeremías 1:12: "Yo vigilo sobre mi palabra para ejecutarla". (Versión de Nácar Colunga). Debemos  tomar la Palabra de Dios y llevarla ante Su presencia en oración y decirle: "Padre, esto es lo que Tú dijiste".

1. Después de acercamos a Él en oración, simplemente dirigimos nuestra mirada hacia arriba y le decimos: "Padre, te doy gracias por la respuesta".

2. Hebreos 6:18 "Para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta tengamos un fortísimo consuelo".

3. Estamos tratando con Aquél, nuestro Padre Dios que no puede mentir.

4. "Él permanece fiel y no puede negarse a sí mismo".               Ninguna palabra de Dios puede faltar. Jamás podrá haber negación alguna de su Palabra.

5. Nosotros no le pedimos que escribiera la Palabra, ni que tratara de preservarla para nosotros. Él lo hizo de por sí; Él nos ha alentado a confiar en Él. Nosotros jamás hubiéramos andado por fe si Él no nos hubiera atraído hacia Su Palabra.

6. Nosotros jamás hubiéramos dependido de la oración ni confiado en Su Palabra si Él no nos hubiera desafiado a hacerlo con su reto amoroso.

7. Isaías 45:23: "Por mí mismo he jurado". El trono de Dios garantiza esto. Esto fue lo que Él le dijo a Abraham.

8. El Trono de Dios es la garantía de Su Palabra. Dios está comprometido en esto.

9. Hebreos 7:22 dice que Jesús se ha convertido en el fiador del Nuevo Pacto.

10. Ahora nosotros tenemos al Padre, a Jesús y al Trono respaldando cada palabra que está escrita. Si esa Palabra faltara, Dios quedaría destronado. Pero no puede faltar. Dios no puede separarse de su Palabra. Toda Palabra de Dios permanece para siempre. La palabra del hombre es como la hierba, pero la Palabra de Dios sigue permaneciendo por los siglos. Esta Palabra es como Dios.

11. Juan 1:1-3 "En el principio era el Verbo y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho".

III. LO QUE SOMOS EN CRISTO.

Nuestra identificación con Cristo por medio de la fe, ha hecho posible nuestra posición en la familia de Dios y ahora podemos disfrutar de una nueva identidad como hijos legítimos de Dios. ¿Quiénes somos en Cristo?

1. Somos la nueva Creación: Efesios 2:10 “Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”. 2 Corintios 5:17 “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!”

2. Somos hijos de Dios: Juan 1:12-13 “Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. Estos no nacen de la sangre, ni por deseos naturales, ni por voluntad humana, sino que nacen de Dios”.

3. Somos la justicia de Dios: 2 Corintios 5:21 “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él”. Romanos 3:21-24.

4. Somos más que vencedores: Romanos 8:37 “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”.

5. Somos herederos de Dios: Gálatas 4:6-7 “Ustedes ya son hijos. Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de Su Hijo, que clama: ¡Abba¡ ¡Padre! Así que ya no eres esclavo sino hijo; y como eres hijo, Dios te ha hecho también heredero”.

6. Somos bendecidos: Efesios 1:3 “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo”.

Conclusión. Tomemos la Palabra en serio y actuemos de acuerdo con ella. Levantémonos ahora y sigamos la vida de oración. Tomemos el lugar que Dios nos ha dado.

 

LA MÁXIMA

“Nada es impensable ni imposible para la persona equilibrada” LUSIO MUNFORD

LA CONFESIÓN DIARIA

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Con tremendas cosas me responderá Dios. Este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 3 de marzo 

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Zacarías 1

Martes

Zacarías 2

Miércoles

Zacarías 3

Jueves

Zacarías 4

Viernes

Zacarías 5

Sábado

Zacarías 6

Domingo

Zacarías 6

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.