Print

LA SEMILLA 20 DE ENERO DE 2013

APUNTE PASTORAL

Existe un tema en la Biblia que ha sido cerrado para muchas personas porque satanás ha levantado una fortaleza en la mente de miles de creyentes para evitar que éstos le den a Dios lo que él reclama como suyo.

En Marcos12:14 unas personas muy religiosas le preguntaron a Jesús si debían o no pagar sus impuestos a las autoridades romanas. La respuesta del Señor está en el versículo 17 “Dad al César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios”.

Los avaros y los ignorantes han explicado así estas palabras: a César, o sea al gobierno, hay que darle el dinero de los impuestos y tributos; y a Dios hay que darle oraciones y cantarle.

Usted no caerá en esa trampa del diablo porque ya sabe que Dios es el dueño del oro y de la plata, y que de Él es la tierra y su plenitud.

Ahora bien, cuando Jesús enseñó que debemos darle a Dios lo que es de Dios ¿significa eso que debemos dar todas nuestras posesiones y dinero para la gloria de Dios? Desde luego que no.

El Señor estableció un pacto, y determinó un mecanismo financiero para que sus hijos manejen las posesiones que él les confía y funcionen aquí en la tierra como banqueros suyos, fieles y eficientes. De hecho, Dios demanda como suya sólo una pequeña parte de los bienes que nos confía.

El Padre celestial ha establecido un porcentaje que reclama como suyo. De todo lo que llega a nuestras manos, ya sea dinero, tierra, ganado o cualquier otra posesión; Dios dice que el diez por ciento le pertenece a Él. Esa es la parte que Jesús se refería cuando ordenó dar a Dios lo que es de Dios.

El Señor sabe perfectamente que usted tiene pagos que cubrir, una familia que mantener y deseos de su corazón que quiere satisfacer. Por eso él decretó que de todo lo que pase por sus manos usted puede conservar el noventa por ciento para su uso personal.

En Deuteronomio 14:22 Él estableció un método para probar la fidelidad y honradez de sus banqueros al exigirles que indefectiblemente diezmarás.

Si usted busca un diccionario lo que significa la palabra indefectible, notará que se define como “lo que no puede faltar ni dejar de ser”.

El diezmo entonces es la parte que no puede faltar ni dejar de ser en la vida de aquellos que realmente desean prosperar a la manera de Dios.

En Levítico 27:30 se encuentra este principio: “El diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová”.

Si el diezmo es de Jehová, y es cosa dedicada a Él, ahora ya usted sabe a qué se refirió Jesús cuando ordenó “dad a Dios lo que es de Dios”.

Imagínese, Dios que es el verdadero dueño de todas las cosas, nos permite conservar el noventa por ciento de las riquezas que recibimos para que las utilicemos como creamos conveniente.

Él solamente exige el diez por ciento de todo lo que nos entrega. Y aún así, Satanás ha influido para que algunos se rebelen contra el orden de Dios. El enemigo ha levantado fortalezas en la mente de algunos creyentes para que las verdades de Dios no puedan libertarlos.

Pero Dios nos ha dado Su Palabra y la Unción del Espíritu Santo, y estas son las armas espirituales más poderosas que existen para renovar nuestra mente y sujetar los pensamientos de rebelión y avaricia.

En 2 de Corintios 10:45 Pablo escribió: “Las armas de nuestra milicia no son carnales sino poderosa en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo”.

Satanás siempre intentará traer falsos argumentos a nuestra mente, pero la infalible Palabra de Dios los derribará y nos hará libres. Hagamos lo que Dios dice que debemos hacer; Dios hará lo que él dice que va a hacer. Esta es una buena semana. LOS BENDIGO.

La carga del hombre y de la mujer ha sido escogida de manera que caiga más pesadamente sobre las inclinaciones naturales de cada uno. En el estado natural, el hombre y la mujer encuentran que la carga es verdaderamente una maldición. Si es inaguantable, no es de sorprenderse, porque debiera ser así. El yugo debiera ser tan pesado para ellos que no pudieran sobrellevarlo sin la ayuda de Dios. La carga de esta vida debiera compelerles a buscar a Dios.

Muchas personas que en otros casos manifestarían sensibilidad, tratan de forzar al matrimonio a funcionar de modo contrario a su naturaleza. Una persona que condujera su automóvil más allá de un barranco, esperando que éste volara, presentaría un cuadro ridículo, si es que no trágico; el volar es totalmente contrario a la naturaleza de un automóvil. Dios le ha asignado un cierto papel en el matrimonio a cada uno de los cónyuges. Estos papeles respectivos son una parte de La naturaleza básica del matrimonio. Ignorarlos, o inventar nuestros propios sustitutos, es buscar el fracaso matrimonial.

¿Qué diremos si la decisión del esposo es llevar a la familia al desastre? ¿No debe la esposa hacer algo cuando existe la amenaza de una situación semejante? ¿No hay límites, cualesquiera que estos sean, para este asunto de la sumisión?

La Biblia dice: “Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor” Colosenses 3:18 Con toda claridad, el apóstol muestra que es propio o adecuado que la esposa esté sujeta a su marido. Sin embargo aparece la implicación de que su obediencia debe ser en el Señor, esto quiere decir que no puede conducirla a algo que podría directamente denominarse pecado. Esto no quiere decir que la esposa deba ir contra la autoridad de su esposo cuando meramente se trata de una diferencia de opiniones sobre un asunto relacionado con la vida espiritual de ella o de sus hijos.

El pecado entro a la raza humana y fue transmitido a todas las generaciones futuras. Romanos 5:12 dice: “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”. El pecado fundamental que rompió la relación de Dios con la humanidad no fue el asesinato, el adulterio, la mentira, el robo, el odio ni el maltrato. El pecado fue la suposición, la filosofía o la actitud de que Dios no quiso decir lo que dijo.

Cuando una persona acepta esta suposición comienza a producir un deterioro que, como un cáncer, lo lleva a la muerte.

Cuando usted no confía en Dios, no confía en sí mismo, ni en nadie más. Cuando determina que Dios no tiene integridad, abandona su propia integridad. La conciencia se endurece; la dignidad pierde todo su valor; el ser humano se deteriora y muere; la luz se apaga. Solo quedan tinieblas. ¿Podrá ser ese el problema de la humanidad en el presente? Si el ser humano no confía en la integridad de Dios, se hunde en la desesperación, la desgracia, la degeneración, la enfermedad, la destrucción y la nada.

Nuestro Padre Dios es íntegro e inmutable; Su Palabra es íntegra e inmutable. La Biblia dice: “Por mí mismo hice juramento, de mi boca salió palabra en justicia y no será revocada: Que ante mí se doblará toda rodilla y jurará toda lengua” Isaías 45:23; Jesús dijo: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”. Marcos 13:31; “Así será mi palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero y será prosperada en aquello para lo cual la envíe”. Isaías 55:11; “Juró Jehová por su mano derecha y por su poderoso brazo: Jamás daré tu trigo por comida a tus enemigos, ni beberán los extraños el vino que es el fruto de tu trabajo; sino que quienes lo cosechan lo comerán y alabarán a Jehová; y quienes lo vendimian lo beberán en los atrios de mi santuario. ¡Pasad, pasad por las puertas; barred el camino al pueblo; allanad, allanad la calzada, quitad las piedras, alzad pendón ante los pueblos! He aquí, Jehová lo hizo oír hasta lo último de la tierra: Decid a la hija de Sión que ya viene su Salvador; he aquí su recompensa con él y delante de él su obra. Y los llamarán Pueblo Santo, Redimidos de Jehová. Y a ti te llamarán Ciudad Deseada, No desamparada”. Isaías 62:8-12.

LA FAMILIA

Andrés Bustanoby, pastor bautista de Fullerton, California, advierte que tanto Pedro como Pablo establecen el mandato de que una esposa debe ser sumisa en forma totalmente incondicional. Efesios 5:24; 1 Pedro 3:1.

El hecho de que Pedro use a Sara como ilustración de obediencia es notable, dice, puesto que Abraham por dos veces, con el fin de proteger su propia vida, negó que Sara fuera su esposa y de este modo permitió que fuera llevada al harén de un gobernante Génesis 12:10-20; 20:1-8. La verdad que aprendemos de este pasaje no es que una esposa debiera permitirle a su marido que la venda a la prostitución si él lo desea, pero al presentar el caso en forma absoluta, tanto Pedro como Pablo se oponen a casos caprichosos en el asunto de la sumisión.

Una iglesia en Brasil que ha experimentado un gran despertamiento, ha debido encarar el problema de mujeres que llegaron a la fe, mientras los respectivos esposos permanecían afuera, algunos indiferentes, pero otros abiertamente hostiles a la fe. Algunos esposos les han prohibido a sus esposas asistir a la iglesia o tomar parte de las actividades de la iglesia. El dirigente de la congregación ha dicho a la esposa que acepte esto, y que confíe en que Dios cambiará el corazón del esposo. Y un buen número de hombres han sido ganados de esta manera para la fe.

Este es un caso difícil, pues alguien podría argumentar con alguna justificación que la adoración toca al corazón mismo de nuestra fe, y aquí “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” Hechos 5:29 Sin embargo ilustra cuán lejos puede ir Dios cuando se trata de honrar el Orden Divino establecido por él para la familia.

PRINCIPIOS PARA LA VIDA TRIUNFANTE

Dios jamás abandono el ideal, el sueño que tenía para usted. Dios es amor y el amor jamás se da por vencido. Su amor entró en acción el mismo día que Adán y Eva pecaron. El encontró una forma justa y legal para restaurar de nuevo a la humanidad a una relación íntima con El.

El plan del amor de Dios terminaría con el azote de la muerte y restauraría a la vida en la humanidad.

¿Cuál fue este plan de amor de Dios y cómo podría restaurarle ante Él y absolverle legalmente de la pena y de la muerte que usted merecía por su pecado? La respuesta legal fue: “La sustitución”. Si alguien inocente de pecado pudiera tomar el lugar de la persona culpable y asumir el castigo pleno que sus pecados merecían, entonces esa persona culpable quedaría libre y sería restaurada en su amistad con Dios, como si jamás hubiera hecho ninguna cosa mala.

Esa fue la idea concebida por el amor.

Ahora usted puede entender porqué Jesucristo vino al mundo y murió por usted. Juan 3:16 dice: “porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que toda persona que en El cree, no se pierda, más tenga vida eterna”. Dios dio a su propio Hijo para proveer un sustituto que no tuviera pecado.

Cristo nació por medio de una concepción milagrosa. El Espíritu de Dios cubrió con Su sombra a una virgen y la semilla de la vida divina fue creada en su vientre. En esa forma, Jesucristo no nació de una simiente humana infectada por el pecado. El debía ser inmaculado no solo en Su concepción, sino también en Su vida entre los hombres para así poder ser el sustituto suyo.

Cristo como sustituto nuestro, fue hecho pecado, con el fin de justificarnos y así restaurar nuestra relación con Dios en calidad de hijos legítimos de Él. La Biblia dice: “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros seamos justicia de Dios en Él”. 2 Corintios 5:21.

MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: EL PACTO DE SANGRE Y LA BENDICIÓN DE LOS PRIMOGÉNITOS.

Texto Principal: Éxodo 12; Salmo 89:27.

Introducción: Este fue el día cuando el Señor dio una nueva evidencia de su fidelidad a su pacto amistoso de sangre con Abraham. De nuevo iba a haber un comienzo en la historia de la redención.

Al estudiar la última plaga que vino sobre los egipcios nos podemos enterar del significado del pacto de sangre. En el amistoso pacto original de sangre entre Abraham y el Señor, fue Abraham quien dio su sangre en señal del pacto. Hasta aquí los israelitas no habían tenido que hacer nada para evitar las plagas. Ahora tenían que rociar la sangre si querían la preservación de sus primogénitos. Sal. 89:27.

I. UN CORDERO MACHO SIN MANCHA Éxodo. 12:5.

El Señor les ordenó que escogieran un cordero macho y sin mácula.

1. El cordero era un tipo de Cristo. Juan 1:29 Así que debía ser perfecto.

2. La sangre del cordero, tipifica la sangre de Cristo. Debía ponerse en los dos postes y en el dintel para cada casa de los descendientes de Abraham.

Éxodo 12:7-13. "Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis". Dijo el Señor a su pueblo. "Y veré la sangre (la señal de mi pacto de sangre con Abraham), y pasaré de vosotros y no habrá en vosotros plaga de mortandad, cuando heriré la tierra de Egipto".

II. LOS PRIMOGÉNITOS CUBIERTOS POR LA SANGRE.

El primogénito quedó a salvo cuando fue cubierto por la sangre.

1. La carne del cordero escondido iría a ser comida por los israelitas de una manera reverente, tal como lo requiere el rito de la amistad de sangre. De acuerdo con una costumbre común en los ritos primitivos del pacto de sangre, en todas partes.

2. Los primogénitos de los israelitas quedaron a salvo. Ninguna de las plagas había tocado al pueblo del pacto divino.

III. LA PLAGA DE LA MUERTE.

La última plaga quebrantó el corazón de Egipto. La muerte terrible en donde quiera, hizo una pausa espantosa en la vida de este pueblo amante del placer.

1. Cuando alguien moría en Egipto, eso, especialmente, era causa de gran llanto. Puede imaginarse entonces que efecto tendría ésta última calamidad sobre todo el pueblo.

2. No había casa donde no hubiera muerto. Aquellos que podían haber llorado con los demás, tenían que doblegarse bajo su propio dolor.

Éxodo 12:30. "Y se levantó aquella noche Faraón, él y todos sus siervos, todos los egipcios; y había un gran clamor en Egipto porque no había casa donde no hubiese muerto".

IV. EL JUICIO DE DIOS SOBRE LOS DIOSES DE EGIPTO.

Sin embargo, después de haber visto el dolor de Faraón, y de todo su pueblo a causa de sus muertos, no hemos recapacitado todo lo que implicó este castigo.

1. Todos los dioses de Egipto. Éxodo 12:12. dice "Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, así en los hombres como en las bestias haré juicio y en todos los dioses de Egipto, Yo Jehová". Las palabras van dirigidas en contra de los dioses: "así hombre como bestia". Los animales eran adorados en Egipto, y también el rey era estimado como encarnación de un dios y adorado como divinidad, es herido y castigado, y en presencia de su pueblo.

2. Su heredero, que había sido aclamado con honores, ahora está muerto. Era imposible dudar que el golpe venía de Dios del pueblo del pacto. Un gran temor oprimió a Egipto.

IV. LA LIBERACIÓN DE ISRAEL.

La fidelidad de Dios para con Su pueblo de pacto de sangre, se manifestó aquella noche, la noche de temor para los egipcios, pero para los israelitas, noche de liberación. Faraón les concedió la libertad a los israelitas oprimidos; y fueron arrojados del país.

1. Faraón ni siquiera esperó que amaneciera.

2. Los egipcios echaron al pueblo de Israel por el temor a morir.

Éxodo12: 31-33. "E hizo llamar a Moisés y Aarón de noche y le dijo: Salid de en medio de mi pueblo vosotros, y los hijos de Israel; e id, servid a Jehová como habéis dicho: "Y bendecidme también a mí". Y los egipcios apremiaban al pueblo dándose prisa a echarlos de la tierra; porque decían: Todos somos muertos".

CONCLUSIÓN: Nuestro Padre Dios, es Dios de pactos. Él se obligó así mismo que de cierto nos bendecirá con bendición eterna. Los israelitas aquella noche tuvieron que derramar la sangre del cordero y aplicarla en el dintel de sus puertas para que sus primogénitos no perecieran. Por estar bajo la sangre del pacto, todos sus enemigos fueron heridos y avergonzados. Dios peleó por su pueblo de pacto.

LA MÁXIMA

“Sin fe es imposible agradar a Dios” PABLO APÓSTOL.

LA CONFESIÓN DIARIA

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Cosas tremendas hará Dios conmigo, este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 17 de Febrero 

LECTURAS DIARIAS

Lunes

Job 39

Martes

Job 40

Miércoles

Job 41 y 42

Jueves

Cantares 1 y 2

Viernes

Cantares 3 y 4

Sábado

Cantares 5 y 6

Domingo

Cantares 7 y 8

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 4:00 pm Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.