LA SEMILLA 24 DE FEBRERO DE 2019

APUNTE PASTORAL

La Biblia nos habla de un joven rico que parecía una buena persona al que el Señor le hizo una observación si quería entrar en el reino de los cielos. El problema de este joven era que estaba dominado por la avaricia, si él quería entrar en la dimensión del reino de Dios, era necesario que se liberara de ese espíritu dominante.

Como hemos visto a través de la Biblia, la avaricia es un espíritu demoniaco, es una abominación delante de Dios. Nótese que, en la Biblia, la avaricia siempre aparece relacionada con la inmundicia, la adoración a los ídolos, la fornicación y toda obra de las tinieblas.

En la 1 Epístola del Apóstol Pablo a Timoteo capítulo 6 versículo 10 dice Dios que “la raíz de todos los males es el amor al dinero”. No se nos enseña que el dinero sea malo, sino que lo que resulta mortal es amar al dinero. Mateo 13:22 dice: “…el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa”. La avaricia robará el gozo de su vida y le impedirá caminar en comunión con Dios. Ella les cerrará las puertas del reino de Dios y le hará pobre y miserable en aquellas cosas que son de valor eterno. ¡Guárdese de la avaricia cuando Dios empiece a prosperarlo!

En el Salmo 62:10 el Señor nos amonesta para que, si se “aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas”. En Deuteronomio 8:12-14 la Biblia dice: “No suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y tus ovejas aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieras se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios”.

Es preocupante ver como personas que han sido prosperadas por Dios cierran sus oídos y su corazón para no utilizar sus finanzas en la extensión del reino de Dios. Jeremías 22:21 dice: “Te he hablado en tus prosperidades, mas dijiste: no oiré. Este fue tu camino desde tu juventud, que nunca oíste mi voz”.

La avaricia hará que el corazón se vuelva de Dios a las riquezas, dañará su vida espiritual y lo hará caer del propósito que el Padre tiene para su vida. Proverbios 11:28 dice: “el que confía en sus riquezas caerá”. Este mismo principio lo encontramos en Job 31:24-28 “Si puse en el oro mi esperanza, y dije al oro: mi confianza eres tú; si me alegré de que mis riquezas se multiplicaran, y de mi mano hallase mucho; esto también seria maldad juzgada, porque habría negado al Dios soberano”.

Por su puesto que usted no quiere caer, sino estar firme, ¿verdad? Por esa razón su confianza y alegría deben estar siempre en el Dios que lo bendice, y no en las cosas que Él le ha dado para que disfrute.

“Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebozarán de mosto”. Proverbios 3:9.

Dios quiere prosperarlo sobrenaturalmente, pero cuídese de no poner su confianza en las riquezas, no amar a las riquezas antes que a Dios. Disfrute de los bienes que Dios le da, pero también hónrelo con ellos para que la obra del Señor siga expandiéndose sobre la tierra.

Este es el tiempo de Dios, es el tiempo de la prosperidad para los hijos de Dios, es el tiempo de la expansión del Reino. Usted hace parte del plan de Dios para este milenio, las riquezas de Dios vendrán a sus manos para que las administre y no para que sea esclavo de ellas. ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

LA FAMILIA

La Biblia enseña la subordinación de la esposa a su marido. En cuanto a esto, el Antiguo y el Nuevo Testamento están de acuerdo. Esta subordinación está basada en la creación. “Adán fue formado primero, después Eva”. Todavía más, está fundada sobre la caída de nuestros primeros padres: “Adán no fue engañado, (mientras estuvo solo), sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión”. 1 Timoteo 2:13,14. Después de la caída, sobre cada uno recayó una carga particular.

La subordinación de la esposa fue confirmada, aun más, fue aumentada. Dios le dijo a la mujer: “Con dolor darás a luz los hijos; y su deseo será para su marido, y él se enseñoreará de ti”. Al hombre le dijo: “Maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado” Génesis 3:16-19.

Podemos discutir en contra de estas palabras cuanto queramos. Son, y siempre serán, la ley primitiva que nunca ha dejado de tener validez. El hombre caído debe someterse a ella, a menos que se aparte todavía más de Dios. Aquí la resistencia no es de provecho. Estas palabras están continuamente en operación. Estas barreras permanecen firmes. Estas cargas son colocadas sobre nosotros, y no las podemos eludir.

Sobre el hombre queda la autoridad de gobernar. Pero con ello viene aparejado el extremo cuidado y duro trabajo sobre una tierra maldecida.

En cada vocación terrenal debe gustar algo de amargura de esa maldición. Gustosamente el hombre ofrecería a otro el privilegio de gobernar, si es que al mismo tiempo fuere liberado de la responsabilidad y la preocupación que ello implica. El número de hombres que ha abdicado a su posición como cabeza de sus respectivas familias constituye un verdadero testimonio actual a lo que acabamos de mencionar.

PRINCIPIOS PARA UNA VIDA TRIUNFANTE

Siete principios para obtener lo mejor de la vida

Dios quiso que los seres humanos, a quienes creó, tuvieran felicidad total, propósito divino y vida abundante. Pero la amistad tenía que ser recíproca, en dos direcciones. Dios necesitaba estar seguro de que Adán y Eva lo querían a Él igual como Él los quería a ellos. Lo que sucedió nos muestra lo que es pecado realmente. Satanás el enemigo de Dios, oyó el ideal, el sueño, que Dios tenía para el ser humano y concibió una trama para inducir a Adán y a Eva a traicionar la confianza de Dios.

Satanás vino al huerto y habló con Eva, alentándola a comer del árbol prohibido. El contradijo a Dios, colocándose a sí mismo en una posición de autoridad y dijo: “Si comes de ese árbol, no morirás” Génesis 3:6. Dice que satanás convenció a la mujer, así que ella comió del fruto; y dio a su marido, el cual también comió. Como efecto de su conducta, Dios vino al huerto y después de interrogar a Adán y a Eva, les expuso cuales serian los resultados. No quedaría terreno sobre el cual mantener una relación con Dios. Adán y Eva ejercitaron su libre albedrío y, con su acción, ignoraron y fueron incrédulos a lo que Dios dijo. Allí terminó el modelo de vida que Dios había diseñado para ellos.

La integridad de Dios requería la ejecución de la medida plena de Su ley. De otra forma, no se podría confiar jamás en Su Palabra. Adán y Eva dejaron de estar cualificados para habitar en el huerto con Dios.

Separados de Su abundancia y fuera de su protección, quedaron bajo el dominio de un nuevo “amo”. Ese fue el comienzo del sufrimiento, la enfermedad, el dolor, el odio, la lascivia, la envidia, el asesinato, el celo, la soledad, la culpabilidad, la pobreza, el hambre, la destrucción y la muerte. Este fue el resultado de la transgresión de Adán y Eva, pero si el ser humano se vuelve a Dios por la fe en el Señor Jesucristo, Dios lo restaurará al modelo de vida que Dios diseño para que disfrute.

Las maldiciones que vinieron por causa del pecado, el Señor Jesucristo las llevó como nuestro sustituto sufriendo físicamente, y también en Su espíritu. El padeció para que nosotros fuéramos libres de las maldiciones de la ley. “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero” Gálatas 3:13. Nuestra redención que es en Cristo, nos dio acceso a las bendiciones que se manifiestan en todas las áreas de nuestra vida (espiritual, física, y financiera), “Para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu” Gálatas 3:14. Gracias sean dadas a Dios nuestro Padre por Su obra redentora para nosotros; ahora podemos disfrutar de la paz con Dios a través de su justicia manifestada en nosotros al justificarnos, de la salud física y la prosperidad financiera. Amen.

EL MENSAJE DOMINICAL

Tema Principal: LA GLORIA DE DIOS.

Texto Principal: Hageo 2:1,3,7,9; Isaías 6:1-3; 43:7.

Introducción: “¿Quién ha quedado entre vosotros que haya visto esta casa en su gloria primera, y cómo la veis ahora? ¿No es ella como nada delante de vuestros ojos?... y haré temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos... La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos.” Hageo 2:3,7,9; El profeta Isaías escuchó a los ángeles exclamando el uno al otro que la tierra ya estaba llena de la gloria de Jehová.

I. LOS PROFETAS ISAÍAS Y HABACUC PROFETIZARON DE LA GLORIA DE DIOS.

1. “En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime… con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.” Isaías 6:1-3.

2. Habacuc profetizó de la llegada del conocimiento de la Gloria de Jehová. La gloria de Dios ya está aquí. Es el conocimiento y el entendimiento de esa gloria que está por venir. “Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar”. Habacuc 2:14.

II. ¿QUÉ ES LA GLORIA?

Dios es Dios de Gloria. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son el Dios de Gloria. La Gloria de Dios es Su presencia manifestada en diferentes formas.

La definición de Gloria en Hebreo y el Griego son similares. La gloria es un resplandor, una brillantez, una luz brillosa – refiriéndose a la refulgencia (resplandor que emana de un cuerpo resplandeciente)

1. Shekinah: La palabra hebrea Shekinah, significa “la nube brillosa de la presencia de Dios” como fuego consumidor. Una nube de día y por la noche fuego. Éxodo 24:15-17.

2. Doxa: La palabra Griega que significa “Gloria.” Doxa es una condición gloriosa, un estado exaltado, el estado perfecto de bendición prometida a los creyentes en Cristo. Es la Excelencia perfecta de Cristo y su majestad real. La Palabra de Dios dice que ahora estamos en una jornada de gloria en gloria, o de doxa en doxa. 2 Corintios 3:18.

3. Kabod: La palabra hebrea que se uso más para la Gloria en el AT fue la palabra kabod, que significa “peso,” o “ser pesado,” refiriéndose a la considerable superioridad, dignidad, esplendor, magnificencia, grandeza, excelencia que se le rinde a Dios por ser digno de nuestra alabanza y adoración. 2 Crónicas 7:1,2 “Cuando Salomón acabó de orar… la gloria de Jehová llenó la casa.

4. Lo Ichabod, lo opuesto a la Gloria. Significa la gloria se ha ido (literalmente “traspasada”). Cuando los hijos de Israel pecaron y el Arca del Pacto que representaba la gloria de Dios fue capturada por los Filisteos, la nuera de Eli llamó al niño Icabod, 1 Samuel 4:21,22. Es vergonzoso que Ichabod -la gloria ha sido traspasada- es real en las vidas de muchos cristianos e iglesias de hoy en día. Nunca llegaremos a ser todo para lo que fuimos creados hasta que la gloria con la que fuimos creados haya sido restaurada.

III. PODER Y GLORIA.

De acuerdo a las Escrituras, el poder y la gloria de Dios se manifiestan juntos. Salmos 63:1,2; 145:11; Marcos 13:26; Judas 1:25; Apocalipsis 5:13;15:8;19:1.

1. El Padre de Gloria, Efesios 1:17; Grande es su Gloria, Salmos138:5; El Dios de Gloria, Hechos 7:2.

2. El Espíritu de Gloria: Pedro se refirió al Espíritu Santo como al Espíritu de gloria. 1 Pedro 4:14.

3. El Hijo el Rey de Gloria. Salmos 24:7; Colosenses 1:27; Santiago 2:1; Juan 1:14; La Gloria de Jesús se manifestó en milagros: Juan 2:11.

IV. CREADOS PARA LA GLORIA.

Adán y Eva fueron creados para la gloria. Cuando ellos pecaron murieron espiritualmente y fueron destituidos de la gloria de Dios. Romanos 3:23. En Cristo todos fuimos sido revividos. 1 Corintios 15:22.

1. Trayendo hijos a la Gloria: Por la muerte de Jesús está trayendo muchos hijos e hijas a la Gloria. Él está restaurándonos para el propósito eterno en que fuimos creados. Heb. 2:9-10 Is. 43:7; Ef. 1:11,12.

2. Vasos de barro 2 Corintios 4:6,7: Dios nos escogió para revelar su gloria. Isaías 60:1,2.

3. Tres niveles de Gloria: Vemos tres niveles de la Gloria de Dios.

a. La Gloria –Donde muchos están experimentando Su Gloria (milagros y maravillas).

b. Gloria Intensificada. Donde experimentamos las manifestaciones del reino de Dios.

c. La Gloria Mayor –Esto es la Gloria de los últimos días donde el conocimiento de Su Gloria llenará toda la tierra como las aguas cubren la mar. 2 Corintios 3:18.

Conclusion: Nuestro deseo debe ser que Jesús se vea en nosotros en todas las manifestaciones de Su gloria. Va a venir un deseo de experimentar una Gloria que no solo nos bendecirá sino una Gloria y un poder que atraerá a los hombres hacia Cristo. Este es el propósito por el cual fuimos creados.

LA MÁXIMA

“Nunca corte lo que puede ser desatado” JOSEPH JOUBERT

LA CONFESIÓN DIARIA

Para todo tengo recursos en Cristo que vive en mi. Con Dios todo es posible, este es un buen día. SOY BENDECIDO.

DESCARGAS

Descargue La Semilla del domingo 24 de Febrero de 2019

Descargue el audio de la Predicación dominical del 24 de Febrero de 2019

LECTURAS DIARIAS

Lunes

1 Corintios 15

Martes

1 Corintios 16

Miércoles

2 Corintios 1

Jueves

2 Corintios 2

Viernes

2 Corintios 3

Sábado

2 Corintios 4

Domingo

2 Corintios 5

NUESTRAS ACTIVIDADES

PAI sede Principal

Jueves: 6:30 pm Reunión de Oración e interseción.

Domingo: 7:00 am y 9:00 am Escuela Dominical. 4:00 Reunión de Oración.

PAI sede Contador

Martes: 9:00 am Ayuno.

Sábado: 9:00 AM Ministración con énfasis en el Mensaje Dominical.

Domingo: 11:00 am Escuela Dominical.

Oremos por el ministerio radial de PAI. Todos los días por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM. A las 5:00 de la mañana. Los domingos la transmisión de la Escuela Dominical a partir de las 10:00 a.m. por AMBIENTE ESTÉREO 88.4 y por la Emisora Nuevo Continente 1460 AM.

Sintonice todos los días a partir de las 9:00 de la noche AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE por Ambiente estéreo 88.4 FM y Emisora Nuevo Continente 1460 AM. Gracias por su ofrenda para este ministerio; usted y yo conformamos este equipo para bendecir a miles de oyentes.

Contáctenos

Sede Principal , Calle 17A # 33 - 61, Barrio Cundinamarca, Teléfonos: 7442851 - 2476106

Sede Norte, Calle 135 # 17A - 39, Barrio Contador, Teléfono: 8120058

Bogotá D.C. Colombia - E-mail: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.